Mercados españoles cerrados

¿Debería ser gratis y obligatoria el agua del grifo en un restaurante?

La Asamblea de Madrid aprobó en diciembre de 2019 fomentar el uso de agua del grifo tanto en instituciones y centros públicos, como en bares, restaurantes y hoteles. Más Madrid, impulsora de la iniciativa a través de una proposición no de ley, quiere fomentar que pedir una jarra de agua del grifo en un restaurante sea natural y siempre posible.

En los tiempos en que vivimos la unanimidad no se estila entre nuestros políticos, y ésta no iba a ser una excepción. Pero sí es cierto que, aunque VOX decidió no apoyar la idea y fue la oveja negra, la iniciativa logró poner de acuerdo a la amplia mayoría de la Asamblea, uniendo a Partido Popular, Ciudadanos, PSOE y Más Madrid.

También de interés:

En algunos países, los restaurantes ofrecen agua gratuita a los comensales. Foto: Getty Images.

Pese a que la declaración es simbólica -sólo ‘fomenta’ y no obliga que se ofrezcan vasos de agua- es un paso más en la concienciación de la población y del sector de la restauración en lo importante que es impulsar el consumo de agua del grifo. Es cierto que es raro que se niegue un vaso de agua en un establecimiento en la capital de España, pero pese al avance, un camarero todavía podría negarse a servirlo.

Donde ya se va un paso por delante es en comunidades como Navarra, Castilla León, Andalucía y Baleares: han desarrollado normativas para que sí sea obligatorio proporcionar agua del grifo en los bares. Allí no se puede negar agua a nadie. Parece que, aunque sea triste que haya que regular algo que es un derecho humano, a veces, para evitar situaciones inhumanas, se tiene que legislar.

En países como Francia o Islandia, o ciudades como Nueva York o Atenas, los camareros reparten vasos de agua antes siquiera de que los comensales reciban la carta.

Un mundo sin plásticos

Según datos de Greenpeace, la producción total de plástico en 2015 alcanzó 380 millones de toneladas. Tan solo los fabricantes de bebidas producen más de 500 mil millones de botellas de plástico de un solo uso cada año. Según la industria del plástico, en Europa la producción de plástico alcanzó los 61,8 millones de toneladas en 2018.

Si queremos luchar por un mundo más limpio y ser medioambientalmente responsables, es clave que se normalice cuanto antes el no consumo de agua embotellada en la inmensa mayoría de los casos que sean posibles. Eliminarlo en los bares y restaurantes es una de las medidas más importantes para empezar a reducir este material en nuestras vidas.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias