Mercados españoles cerrados

Préstamos pignorados, ¿la nueva fórmula de la banca para ofrecer financiación durante el coronavirus?

Los préstamos pignorados a un producto de ahorro podrían ser la financiación post-pandemia

Los préstamos pignorados no son muy conocidos. Se trata de préstamos personales donde se utilizan los ahorros de la persona que solicita la financiación o cualquier otro bien, por ejemplo un coche, como garantía de pago. Durante las últimas semanas varias entidades han lanzado préstamos pignorados para clientes que tengan un depósito o un fondo de inversión que funcione como garantía del crédito. Una nueva tendencia que permite a los clientes de los bancos obtener liquidez.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

Características de préstamos con garantía pignorada

La característica principal de este tipo de créditos al consumo es que tendremos que contar con algún bien que sirva como garantía. Actualmente, los bancos están promocionando estos créditos entre los clientes que tienen un depósito, ahorros o un fondo de inversión que avale el crédito. Estos productos deberán estar en la misma entidad donde solicitamos el crédito.

Al utilizarse como garantía de pago, no podremos disponer de ese dinero hasta la finalización del reembolso del préstamo y, en caso de impago, la entidad podrá ejecutar la garantía y obtener el dinero de los productos de ahorro para hacer frente al pago de la deuda.

En el caso de los préstamos avalados con depósitos u otros productos de ahorro o inversión, como se conceden a personas con ahorros que ya cuentan con el capital para llevar a cabo el proyecto y se trata de una garantía fácilmente convertible en efectivo, las condiciones del préstamo son muy ventajosas, llegando a ofrecer intereses tan bajos como el 1% TIN para cantidades que podrían superar los 60.000 euros.

La cantidad máxima que se puede solicitar suele estar limitada a un porcentaje del capital del producto puesto como garantía y el plazo dependerá de cada oferta (entre seis meses y diez años, según la entidad). Además, no suelen exigir mayor vinculación que tener el producto pignorado contratado con el propio banco.

La principal ventaja de acudir a este tipo de financiación es que evita que acudamos a nuestros ahorros para financiar proyectos, permitiéndonos obtener mejores ventajas en el crédito a la vez que seguimos obteniendo rentabilidad por nuestros ahorros.

¿Qué bancos ofrecen este tipo de préstamos con garantía?

Por norma general este tipo de préstamos no se conceden de forma generalizada y hay pocas ofertas bancarias públicas de este tipo de financiación. Si estamos interesados en este tipo de financiación, lo mejor es que acudamos a la oficina de la entidad donde tenemos los productos que se podrían pignorar para negociar las condiciones según nuestra situación personal.

No obstante, en los últimos días han florecido varias ofertas de préstamos pignorados de diferentes entidades bancarias. El Préstamo 75 de EBN permite pignorar el depósito de EBN y obtener hasta el 75% del capital que tengamos en dicho depósito al 3,92% TIN (3,99% TAE) con un plazo de hasta cuatro años para reembolsarlo.

Liberbank también ha lanzado su préstamo pignorado a un fondo de inversión con el que podremos conseguir hasta el 60% del valor liquidativo de un fondo de inversión al 2,50% TIN y sin comisiones con hasta 8 años para reembolsarlo.

Banco Caminos también ha publicado su Crédito Estamos Contigo al 0% TIN (desde el 1,26% TAE) con una comisión de apertura de entre el 0,75% y el 1,50% (según el plazo) a devolver en 6,9 o 12 meses. Para poder solicitarlo debemos contar con el 100%, 125% o 150% del capital que queremos solicitar según si pignoramos un depósito, un fondo de renta fija o un fondo de renta variable, respectivamente.

Estos son solo algunos ejemplos, pero podríamos estar ante la nueva tendencia de la banca para ofrecer financiación con la seguridad de evitar caer en un impago ante la inestabilidad económica creada por la pandemia.