Mercados españoles cerrados

Todo lo que debes saber de la fusión entre T-Mobile y Sprint

Milenka Peña
merging sprint tmobile

¿No puedes decidirte entre T-Mobile o Sprint? Pronto ya no tendrás que hacerlo. Ambas compañías continúan avanzando en sus planes de fusionarse en una sola. Esta situación inició su desarrollo en 2017, en medio de las expectativas de que los reguladores podrían estar más dispuestos a permitir una combinación de grandes empresas, a diferencia de la situación que se había experimentado en años anteriores.

Las conversaciones de fusiones en el mercado móvil estadounidense habían estado en suspenso debido a una cláusula gubernamental relacionada a un mandato que obligaba a los operadores a no negociar acuerdos. Desde entonces, la fusión de T-Mobile y Sprint, el tercer y cuarto operador más grande en Estados Unidos, respectivamente, ha estado cerca de suceder durante años, pero luego de que muchos se preguntan si ocurrirá realmente alguna vez, todo parece indicar que sí. Esto es todo lo que deberías saber al respecto.

LO ÚLTIMO

Aprobación oficial de la FCC

La Comisión Federal de Comunicaciones aprobó oficialmente la fusión entre T-Mobile y Sprint. Hace unas semanas, la FCC llevó a cabo la votación sobre este acuerdo, pero ahora ha publicado una orden de aprobación oficial y sus declaraciones sobre la unión comercial de estas operadoras telefónicas.

En las declaraciones publicadas por la FCC, la Comisión dejó en claro que la aprobación fue realizada, en gran medida, en un esfuerzo por crear redes 5G más fuertes en EEUU. T-Mobile y Sprint han argumentado durante mucho tiempo que una fusión aceleraría el despliegue de tecnología 5G, y parece que la FCC está de acuerdo. La votación fue aprobada 3-2 y llega solo unos meses después de que el Departamento de Justicia también dio su aprobación.

No todos están de acuerdo

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) votó para aprobar la fusión de T-Mobile con Sprint, por un monto de $26.5 billones de dólares (26.5 mil millones). Sin embargo, según las declaraciones de la comisionada de la FCC Jessica Rosenworcel a The Atlantic, esta no fue una votación unánime, y ella fue una de las personas en contra de su aprobación.

“La fusión de operadoras telefónicas más grande de la historia ahora se dirige hacia su aprobación. Si eres dueño de un teléfono móvil, como el 96 por ciento de los adultos estadounidenses, estas son malas noticias”, señaló Rosenworcel. “Reducir el número de proveedores nacionales de cuatro a tres perjudicará a los consumidores, perjudicará a la competencia y eliminará miles de empleos”.

Avances promisorios

No solamente la Comisión Federal de Comunicaciones, sino también el Departamento de Justicia (DOJ) han dado el beneplácito a la unión entre T-Mobile y Sprint. La FCC aprobó hace algunos meses explorar seriamente esta fusión aludiendo a “la creciente competencia que los estadounidenses verán por los servicios inalámbricos y de Internet en el hogar, así como los compromisos para acelerar el desarrollo de un servicio 5G en la América rural”, tal y como lo subrayó la organización en un comunicado.

El turno ahora es para el Departamento de Justicia, el segundo gran desafío que tenían estas operadoras para poder concretar la fusión. “Hoy se tomó un importante paso para el nuevo T-Mobile. Estamos listos para que el Un-Carrier llegue con todas sus fuerzas a los consumidores y a los negocios a lo largo y ancho del país y esto nos acerca más a que esa visión que teníamos sea una realidad para nuestros clientes en todas partes”, afirmó el CEO de T-Mobile, John Legere en un comunicado de prensa.

El inicio del proceso

T-Mobile y Sprint anunciaron su fusión propuesta en 2018, aunque los rumores y noticias sobre esta operación rondaron durante años anteriormente. El  29 de Abril de 2018, John Legere, CEO de T-Mobile, utilizó Twitter para anunciar oficialmente que T-Mobile y Sprint, respectivamente la tercera y cuarta operadora telefónica más grande en los Estados Unidos, habían acordado formar una nueva empresa.

“Me complace anunciar que T-Mobile y Sprint han llegado a un acuerdo para unirse y formar una nueva compañía: ¡un competidor más grande y más fuerte, que será una fuerza para el cambio positivo para todos los consumidores y empresas de Estados Unidos!” Dice la publicación, incluyendo un video en el que los CEOs de ambas compañías hablan más al respecto.

La empresa combinada tendría más de 126 millones de clientes, acercándose peligrosamente a sus rivales AT&T con 141 millones de suscriptores, y Verizon con 150 millones. La fusión probablemente también significará una mejora en la tecnología inalámbrica global 5G, que promete una conectividad más amplia y más rápida, aunque su desarrollo costoso y complicado fue un obstáculo a superar. Presumiblemente, ahora las fuerzas conjuntas lograrán que esta y otras tecnologías sean desarrolladas e implementadas.

Sin embargo, antes de que el acuerdo se pueda finalizar tendrá que ser aprobado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que lo revisará para evitar posibles infracciones antimonopolio. Precisamente, por ese motivo en el 2011 el Departamento de Justicia bloqueó un acuerdo similar entre AT&T y T-Mobile.

Previamente, T-Mobile y Sprint se reunieron para hablar al respecto en noviembre del 2017, pero el posible acuerdo no se llevó a cabo debido a la imposibilidad de acordar valoraciones de cada empresa. Antes de esto, los dos estuvieron cerca de fusionarse en el 2014, pero en esa ocasión el acuerdo se enfrió cuando el presidente Barack Obama planteó sus preocupaciones sobre antimonopolio.

Durante las discusiones del 2017, el presidente de T-Mobile, John Legere, dijo que cualquier fusión tendría que realizarse con los accionistas en mente. “Hemos tenido claro desde el principio que un acuerdo con cualquier persona tendrá que resultar en un valor superior, y a largo plazo, para los accionistas de T-Mobile, en comparación con nuestro desempeño y trayectoria independientes”.

A su vez, en esa pasada ocasión el empresario boliviano Marcelo Claure, presidente y CEO de Sprint, se hizo eco del sentimiento: “Si bien no pudimos llegar a un acuerdo para combinar nuestras empresas, ciertamente reconocemos los beneficios de la escala a través de una posible fusión” afirmó. “Estamos decididos a continuar nuestros esfuerzos para cambiar la industria inalámbrica y competir intensamente”.

Según informó Bloomberg, la fusión de Sprint y T-Mobile crearía una compañía con aproximadamente $74 billones de dólares ($74 mil millones) en ingresos anuales y más de 126 millones de clientes. En esa área, Verizon es la mayor operadora de Estados Unidos con $88 billones de dólares ($88 mil millones) en ingresos por servicios inalámbricos en 2017, y AT&T mantiene un segundo lugar con $71 billones de dólares ($71 mil millones) en ingresos.