Mercados españoles abiertos en 7 hrs 19 min
  • S&P 500

    4.080,11
    +122,48 (+3,09%)
     
  • Nasdaq

    11.468,00
    +484,22 (+4,41%)
     
  • NIKKEI 225

    28.389,47
    +420,48 (+1,50%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0435
    +0,0027 (+0,26%)
     
  • Petróleo Brent

    85,34
    -0,09 (-0,11%)
     
  • BTC-EUR

    16.461,32
    +542,16 (+3,41%)
     
  • CMC Crypto 200

    407,40
    +6,70 (+1,67%)
     
  • Oro

    1.788,10
    +28,20 (+1,60%)
     
  • HANG SENG

    18.597,23
    +392,55 (+2,16%)
     
  • Petróleo WTI

    80,33
    -0,22 (-0,27%)
     
  • EUR/GBP

    0,8630
    +0,0005 (+0,06%)
     
  • Plata

    22,47
    +0,69 (+3,16%)
     
  • IBEX 35

    8.363,20
    +41,10 (+0,49%)
     
  • FTSE 100

    7.573,05
    +61,05 (+0,81%)
     

El postre más Ratatouille: el 'boom' de las tartas de queso

Photo credit: Getty
Photo credit: Getty

Pocas personas pueden presumir de tener su propio postre, pero Cristina Pedroche cuenta con una tarta con la que comparte apellido y que es uno de los éxitos de ventas de GoXO. Dabiz Muñoz explicó en El Hormiguero que el origen de su restaurante de ‘delivery’ se debe precisamente al éxito de esta ‘cheesecake’, que se viralizó cuando la presentadora publicó en sus redes un vídeo en el que desvelaba la receta de la que aseguró es “la mejor tarta de queso del mundo”. Las cifras parecen estar de acuerdo, pues el incremento de pedidos de este postre ha aumentado en Glovo, app que sirve los platos de GoXO, un 85 %.

Los porqués del antojo 'cheesecake'

Pero no todo el mundo le achaca a Pedroche el éxito de este pastel. “Creo que, sin duda, la “culpable” del éxito y de la moda de las tartas de queso la tiene la tarta de queso del Restaurante La Viña, en San Sebastian. Hace ya unos años se hizo popular como la mejor tarta de queso de España. Su fama, y el hecho de compartir, su receta la lanzó al estrellato comenzando en los blogs de cocina españoles para después pasar a ser conocida mundialmente. Desde entonces, las tartas de queso han sufrido un boom gastronómico”, asegura Bea Roque, autora de ‘Las mejores tartas de queso: El Rincón de Bea’.

Photo credit: Nomad Outing - Getty Images
Photo credit: Nomad Outing - Getty Images

“Creo que se debe a un uso más intenso de las redes sociales, sobre todo a finales de 2020, ya que es un producto visualmente muy apetecible y único. Diría que una de las claves es que es una tarta fotogénica, tiene ese punto de 'foodporn' que tanto gusta”, añade Jon García Matos, de Jon Cake, que ofrece ‘cheesecakes’ elaboradas artesanalmente.

El queso coquetea con los sabores

Desde tartas de queso de chocolate hasta de café, Jon Cake es un buen ejemplo de cómo este postre sigue sorprendiendo con nuevos ingredientes. La de queso Idiazábal DO es una de las más aplaudidas, aunque las de Tiramisú, Lotus y Café (ambas fijas en tienda los martes y los jueves respectivamente) y la de Panettone son también de las más aclamadas. “Siempre ha sido un postre que me ha gustado mucho, y como gran amante del queso ha sido una excusa para conocer quesos, crear divulgar y en torno a una materia prima tan versátil y tan diversa como es el queso”, asegura Jon.

Photo credit: Jon Cake
Photo credit: Jon Cake

En La Desayunería cuentan también con una gran variedad de tartas para los más queseros. “Actualmente tenemos en carta 15 tipos diferentes de 'cheesecakes', desde la clásica NYCK hasta de crema Kinder, Nutella, caramelo salado, de cerezas del Jerte, chocolate jungly o galleta oreo. Lo de ampliar el catálogo surgió de un viaje a USA en el que estuvimos en Nueva York visitando uno de los sitios más famosos de tartas de queso, y nos decidimos a incluir en nuestra receta clásico añadidos más originales”, dice su CEO, Paula Ruiz.

Photo credit: Las mejores tartas de queso: El rincón de Bea
Photo credit: Las mejores tartas de queso: El rincón de Bea

Bea Roque recalca que en la actualidad, la tendencia es combinar varios quesos. “Las tartas de queso son como un lienzo en blanco, son muy versátiles por lo que admiten cualquier combinación y en casi todos los casos son un acierto. Las de Oreo, Nutella, crema de Lotus, dulce de leche, las tartas de queso y chocolate, etcétera, son dulces, pero las combinaciones con uno, dos o más quesos más o menos fuertes, están muy de moda”. De hecho, al hablar de su tarta preferida apuesta por una que sigue esta fórmula… “Mis favoritas, además de la tarta de Camembert y Brie de mi libro, es sin duda la famosísima tarta de queso de restaurante Fismuler, con una mezcla de queso azul e Idiazábal ahumado y su interior tibio y cremoso que hace se se me caigan las lágrimas”.

¿Cómo es la tarta de queso perfecta?

Al igual que ocurre cuando hablamos de tortillas (pronto abriremos ese melón, y sentimos el ‘spoiler’), esta pregunta tiene tantas respuestas como glucosa las ‘cheesecakes’. De lo que no cabe duda es de que esta no es una mera moda pasajera, y la gente cada vez es más exigente con la calidad de este postre anti-dietas.

“Supuestamente la tarta de queso perfecta está horneada a baja temperatura, bien cuajada, su superficie es de color amarillo claro y con bordes perfectos. Pero la tarta de queso de La Viña es todo lo contrario. Tiene un exterior rústico, un acabado casi quemado y un interior semilíquido. Por tanto, se podría decir que hay tantas tartas de queso como personas. A cada uno nos gusta una y todo está bien”, dice Bea Roque, que en su libro cuenta con todo tipo de recetas y con fórmulas de autor con toques diferentes dependiendo de las mezclas de queso con versiones cremosas, tipo 'coulant' de interiores casi líquidos.

“Para mí debe ser dulce, pero no en exceso, cremosa pero sin ser líquida, con una base de galleta que le aporte textura crujiente y con sabor a queso. Obviamente esta es para mí la tarta perfecta, aunque hay quien la prefiere sin galleta o quien prefiere un sabor más suave”, señala Jon García Matos, de Jon Cake.

Photo credit: Fismuler
Photo credit: Fismuler

“Es muy subjetivo, pero para mí tiene que ser una tarta de queso con una base sutil hecha en casa con harina y mantequilla, que no sepa a galleta industrial, con un tostado por arriba que le de carácter a la tarta y con una presencia del queso predominante, pero que ligue bien con el lácteo y con el azúcar. Me gusta tomar una tarta de queso y notar que el queso está ahí, al fondo. Como en nuestra tarta de Fismuler, a la que le ponemos queso ahumado y azul . Cuando la pruebas, notas una profundidad muy grande. Y ha de tener el punto justo de azúcar, no me gustan las tartas empalagosas”, dice Nino Redruello.

Para finalizar Paula Ruiz, de La Desayunería, explica ahonda en la importancia de trabajar con los mejores ingredientes. “Básicamente, para que una tarta de queso esté deliciosa debe de tener una receta sencilla pero con ingredientes de primera calidad. Es fundamental que el queso (en nuestro caso, queso crema) sea de primera marca de mercado”.

Perdonadnos por terminar diciendo una frase que si no soltamos… El éxito de las ‘cheesecakes’ nos ha convertido en verdaderos expertos en la materia, por lo que cada vez es menos posible que nos las den con queso. 'Sorry'. Lo necesitábamos…