Mercados españoles cerrados

Porsche 911 Turbo S Coupé 2020: primera prueba en carretera

es.info@motor1.com (Javier Álvarez)
Porsche 911 Turbo S Coupé 2020, prueba

Ya hemos conducido lo más bestia de la gama actual del mítico 'Nueveonce'.

Hace solo cuatro años, la turboalimentación conquistó casi al completo la gama del Porsche 911, de la mano de la generación 991.2, en la que todas las variantes recurrieron a esta solución, a excepción de ediciones especiales como los GT3 o el Speedster. Dado este nuevo paradigma, el lanzamiento del nuevo Porsche 911 Turbo S 2020 representa todo un acontecimiento para los aficionados de la marca alemana.

Con el objetivo de que pudiéramos descubrir las bondades del nuevo Turbo, Porsche invitó a una serie de periodistas al circuito WeatherTech Raceway Laguna Seca, en Salinas, California... hasta que la actual pandemia acabó con todos los eventos de motor del calendario.

En lugar de la presentación al uso, la marca nos cedió un Porsche 911 Turbo S 2020 para que lo probáramos de forma individual, así que he recorrido algunas carreteras de montaña del sur de California para conocer a fondo el nuevo tope de gama de la familia 911.

Potencia a raudales

Es probable que ya sepas que la octava generación de este icono, el 992, supuso más una evolución que una revolución, ganando en anchura, tecnología y gozando de diversas mejoras. Además, el 992 es el primer 'Nueveonce' de la historia en el que el Carrera y el Carrera S comparten la carrocería ancha (o 'widebody'). Eso sí, en el caso del Turbo S, sus caderas tienen una anchura de 1,9 metros, lo que supone 4,3 centímetros más que el Carrera S, además de 2 centímetros más que el Turbo S previo.

Al menos en teoría, el nuevo Turbo S marca una gran distancia frente al siguiente escalón de la gama, el Carrera S, ya que ofrece una potencia de 650 CV, es decir, 200 más que el Carrera S de 450 y 70 CV adicionales con respecto al Turbo S de generación anterior. Aunque el precio también aumenta, hasta los 249.963 euros (en España), el registro en el 0 a 100 km/h desciende hasta los 2,7 segundos, cuando se utiliza el Launch Control del paquete Sport Chrono, que es de serie.

2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive

En persona, el nuevo Turbo S tiene mucha presencia. Sus anchos pasos de rueda traseros están 'perforados' con las características tomas de aire laterales del modelo. Su alerón trasero activo genera una carga aerodinámica de 170 kilogramos, un 15% más que antes. Bajo dichas 'caderas' hay unas toberas activas del sistema de admisión, que mejoran la respiración del motor 3.8 bóxer, de seis cilindros y biturbo.

Los turbocompresores son ahora más grandes, hay algún cambio a nivel interno en el propulsor y son nuevos el sistema de escape opcional, que mejora el aspecto sonoro. También lo es la transmisión PDK de doble embrague y ocho velocidades, que tiene una marcha adicional con respecto al 991.2, estrena una relación final más corta y cuenta con embragues reforzados para soportar los 107 Nm de par adicionales (para un total de 800 Nm).

Al igual que antes, el sistema de aerodinámica activa incluye el spoiler bajo el paragolpes frontal y el alerón trasero, pero los elementos delanteros ahora son ajustables en diversas etapas. Funcionan de manera conjunta con el alerón que, por cierto, también actúa como aerofreno.

Entre las novedades de la suspensión destacan nuevos amortiguadores ajustables, al tiempo que también encontramos unos enormes discos de freno delanteros carbocerámicos, de 419 milímetros, mordidos por gigantescas pinzas de 10 pistones.

2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive

Presencia y estilo

En parado, el Porsche 911 Turbo S sí es ligeramente diferente, al menos para los ojos más avezados. El aumento de las vías delanteras en 4 centímetros, por ejemplo, parece haber ensanchado y aplanado todo el frontal del coche, haciendo que luzca un poco menos afilado que antes. Probablemente no te percates en un primer vistazo, pero si lo observas con detenimiento, puedes identificar algunos ángulos extraños. En esencia, del pilar delantero hacia atrás, todo es más armonioso, con una musculosa fluidez que te invita a seguir sus líneas con el dedo.

En el habitáculo, es un 911 clásico o, más bien, una reinterpretación moderna, con el habitual cuentavueltas analógico en posición central, flanqueado por dos pantallas digitales. La idea de ofrecer dos monitores laterales configurables de 7,0 pulgadas es de agradecer, pero los brazos del conductor las tapan al sujetar el volante.

Obviando esta pequeña carencia, el interior del 911 Turbo S es un lugar eficiente, agradable, que combina comodidad y funcionalidad como solo Porsche sabe hacer. 

2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive

Al girar la 'llave' integrada en el salpicadero, a la izquierda del volante, el bóxer de seis cilindros cobra vida de una forma quizá más silenciosa de lo que esperas. Mi unidad de pruebas no estaba equipada con el sistema de escape opcional, que supongo hará que el nuevo 3.8 biturbo suene un poco más desatado en el modo Sport que en esta configuración de serie.

Un cohete para la calle

El 'achatado' selector del cambio tiene un tacto agradable. En el modo de conducción Normal, la capacidad de movimiento no defrauda, dada la promesa de ferocidad del Turbo y sus 650 CV, aunque cuando solo utilizas una tercera parte del recorrido del acelerador, nunca adivinarías que estás conduciendo un misil capaz de alcanzar 330 km/h.

Ahora bien, presiona el pequeño botón del selector de modos del volante, y el llamado 'Sport Response' baja marchas, amplifica el motor y prepara esta bestia de 1.649 kilogramos para una sesión de aplastamiento contra el asiento, latigazo cervical con desplazamiento de órganos internos, catapultándote hacia el horizonte.

Porsche 911 Turbo S Coupé 2020, prueba

Por supuesto, el viejo truco para conseguir la máxima aceleración está disponible: Launch Control. Simplemente elige el modo Sport Plus, presiona el botón PSM hasta que el control de estabilidad se apague y pisa ambos pedales. Las revoluciones suben, se mantienen en 5.000 rpm, mientras que el mensaje 'Launch Control Activated' te indica que todo está listo para la fiesta.

Al soltar el freno, el coche se convierte en la piedra de un tirachinas, rumbo al frente. Si decides detenerte e intentarlo de nuevo, los frenos carbocerámicos con pinzas de 10 pistones detienen el coche de maravilla.

El llamado 'Sport Response' te catapulta hacia el horizonte en una sesión de aplastamiento contra el asiento, latigazo cervical y desplazamiento de órganos internos.

La adaptabilidad de la suspensión se deja notar en las carreteras de montaña que no están en el mejor de los estados. Con la suspensión opcional PASM, que cuesta 1.697 euros y rebaja la altura de la carrocería en 10 milímetros, la calidad de marcha es firme y ofrece una gran compostura, pero no resulta seca ni brusca. De hecho, sorprende la suavidad de la suspensión del 911 Turbo, sobre todo, teniendo en cuenta sus extremas prestaciones.

A diferencia de algunos supercoches durísimos, entre los que se me ocurren el Nissan GT-R NISMO o el Lamborghini Huracán, el Turbo S absorbe la mayoría de baches y grietas del asfalto. Incluso en su modo más suave, hay suficiente control de los movimientos de la carrocería como para conducirlo en curvas con confianza, sin un atisbo de bamboleo o torpeza.

2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive
2021 Porsche 911 Turbo S Coupe: First Drive

Sobre mojado

Me fui acostumbrando a los impresionantes niveles de adherencia del Turbo S durante tres rutas diferentes por la famosa carretera Angeles Crest Highway, pero justo cuando mis niveles de confianza estaban al máximo, una tormenta sorpresa depositó una considerable capa de agua en la carretera.

Al poco de empezar a llover, saltó un aviso en la pantalla que sugería cambiar al modo Wet, así que lo hice de inmediato. Una curva de par más plana, además de la intervención más temprana del ABS, del control de estabilidad y del de tracción, no arruinan la experiencia, sino que más bien revelan que los niveles de agarre del 911 son todavía mayores de lo que podrías pensar, aportándote confianza para acercarte al límite... sin acabar siendo una involuntaria estrella de YouTube.

¿Me siento estafado al darme cuenta sobre mojado de que apenas estaba aprovechando el potencial del Turbo? Porsche ha puesto a punto el chasis de una manera brillante, permitiendo que se sienta aplomado, a pesar de todos los inconvenientes, como las inesperadas precipitaciones, un asfalto hecho polvo o el inevitable Prius que se incorpora a la carretera de manera repentina y obliga a una maniobra de esquiva y una abrupta frenada. Pero aún hay algo mejor, la potencia sigue estando disponible en modo 'Wet', si la pides pisando a fondo el acelerador.

Porsche 911 Turbo S Coupé 2020, prueba

¿Hay algún coche que pueda combinar, como el 911 Turbo, una gran agilidad en curvas y la facilidad de devorar kilómetros en autovía?

Una vez que el cielo se despeja, es momento de apretar de nuevo. La posición elevada del spoiler trasero en modo Sport Plus, sugiere que el coche está listo para atacar un tramo de montaña. Con más revoluciones disponibles y una respuesta más inmediata del acelerador, el Turbo S resulta más enérgico, más preciso, en su inagotable búsqueda de los vértices, curva tras curva. Para cuando te cansas de las agotadoras fuerzas G, al relajar la marcha descubres un habitáculo muy bien insonorizado y unas maneras en carretera bastante dóciles.

La vuelta a casa por autovía, de las montañas a la ciudad, es un recorrido muy plácido, sin las molestias de las juntas de dilatación o la incómoda dureza de la suspensión de un 911 más salvaje, como el GT2 RS de anterior generación. El contraste entre su capacidad de viajar cómodamente a gran velocidad y sus aptitudes en zonas de curvas, me genera una dura: ¿Hay algún coche que pueda combinar, como el 911 Turbo, una gran agilidad en curvas con semejante facilidad para devorar kilómetros en autovía? Me costaría encontrar candidatos. A ti, ¿se te ocurre alguno?

Otros temas sobre el 911 Turbo


Porsche 911 Turbo S Coupé 2020 MotorGasolina, seis cilindros bóxer, biturbo, 3.745 cm³ Potencia650 CV a 6.750 rpm / 800 Nm entre 2.500 y 4.000 rpm Caja de cambiosAutomática PDK de doble embrague, 8 velocidades TracciónIntegral PTM 0-100 km/h2,7 segundos Velocidad máxima330 km/h Peso en vacío1.649 kg Número de asientos4 Capacidad del maletero264 + 128 litros Precio base249.963 euros