Mercados españoles abiertos en 6 hrs 26 min

Por qué un juicio político a Trump sería una noticia sorprendente para la bolsa

El juicio político del presidente Trump podría no ser tan malo para los inversores, sugieren los expertos en el mercado de valores.

“Este proceso de juicio político en realidad podría ser bueno para las acciones estadounidenses. Incluso para Trump no es sencillo enfrentar tantas batallas. A la vista de su reputación y de la probabilidad de que sea reelecto el próximo año, comenzará a enfocarse mucho más en eso y seguramente menos en China. Eso significa que el acuerdo comercial quedaría en segundo plano, lo que no sería el peor de los escenarios para los inversores estadounidenses. Eso, o Trump sale con un acuerdo lavado solo por lograrlo y poder presentarlo como una victoria”, dijo el administrador de caudales Thomas Fross De Fross & Fross Wealth Management en The First Trade de Yahoo Finance.

La estratega jefe de mercados de Invesco, Kristina Hooper, está de acuerdo.

“Podríamos hacer que la Reserva Federal intervenga y diga que, al igual que con el comercio, intentaremos acomodarnos más con otro recorte seguro si realmente les preocupa que pueda haber un juicio político que inyecte confianza en los mercados. Por tanto, podría ser positivo”, dijo Hooper. “La agenda política del gobierno de Trump ha sido mixta. Una parte ha favorecido el crecimiento, como es el caso de la reforma fiscal, pero se podría decir que su política comercial es contraria al crecimiento. Así que, se podría suponer que la reacción será mixta si llega otro presidente, porque las guerras comerciales podrían terminar dependiendo de quién asuma el cargo”.

Hasta ahora, el mercado por lo general ha ignorado la escalada discursiva diaria en Washington entre el gobierno de Trump y los demócratas en el frente del juicio político. En septiembre, el Promedio Industrial Dow Jones y el S&P 500 aumentaron un 3,1 % y un 2,5 % respectivamente. El Nasdaq Composite ganó un más modesto 1,6 %, frenado por el impacto financiero de la guerra comercial en empresas de semiconductores como Micron y una épica liquidación generalizada en un impulso llamado Netflix.

Lo que sucedió con Clinton y Nixon

En esta coyuntura, el señor Mercado avanza hacia el último trimestre del año pensando que el proceso de juicio político a Trump se parecerá más al de Bill Clinton que al de Richard Nixon.

El rostro de Bill Clinton sobre una imagen difuminada de la cámara del Senado de Estados Unidos al comienzo del proceso de juicio político.

Durante los dos meses anteriores a la absolución de Clinton por parte del senado en febrero de 1999, el S&P 500 se recuperó aproximadamente un 10 % de acuerdo a datos de JPMorgan. Aunque no es comparable al auge económico impulsado por el boom de los puntocom durante el tiempo que Clinton estuvo en el poder, la economía de Trump sigue caracterizándose por el constante aumento del empleo y los niveles históricamente bajos de desempleo. Por tanto, efectivamente la lectura del mercado es que la economía estadounidense podría manejar no solo los titulares más desagradables en torno a un juicio político sino también el juicio político al presidente en sí.

La Reserva Federal, con su actitud amigable, también juega su rol por ahora.

Pero aunque los alcistas controlan el discurso dominante, no deben olvidar el riesgo de una posible destitución del presidente, advierte el corredor de la Bolsa de Nueva York, Stephen Guilfoyle. Tiene razón en que el riesgo es alto incluso si la mayoría de los inversores siguen centrándose en los aspectos positivos.

Los datos de JPMorgan muestran que durante los seis meses previos a la renuncia de Nixon, el S&P 500 disminuyó en torno a un 20 %, el oro aumentó un 15 % y el rendimiento de los bonos a 10 años aumentó 120 puntos básicos.

Pero bueno, al menos sabemos el lugar en el que se posiciona el presidente en lo referido a la perspectiva de la bolsa en un mundo sin él ocupando el trono.

Si realmente hicieran esto, los mercados colapsarían. ¿Creen que lo que nos llevó a la mejor bolsa y economía de la historia fue suerte? ¡No lo fue!

Brian Sozzi