Mercados españoles cerrados

Por qué trabajar menos es más productivo a partir de los 40 años

Jaime Quirós – No se trata de un tópico ni de una declaración de intenciones. Si ha superado la que se denomina como etapa de madurez o mediana edad, aproximadamente los 40 años, sepa que la ciencia está de su lado cuando dice que no se es más productivo cuantas más horas trabaje. Y tampoco que ha de jubilarse desarrollando jornadas de más de 40 horas semanales. Es la realidad que pone de manifiesto un reciente estudio de investigación realizado por expertos en el instituto de Melbourne.

Cuando los gobiernos cada vez llevan a la ciudadanía a jubilarse más tarde, con el pretexto de la sostenibilidad del sistema de pensiones, que se mantiene en duda por la mayoría de los expertos, los datos reflejan que se va hacia un camino equivocado si lo que se pretende es ganar entereza en nivel productivo.

Y es que, si el empleo realizado es de hasta 30 horas a la semana, puede entenderse como positivo para ese grupo de edad en cuanto a su función cognitiva. Sin embargo, cualquier carga adicional, que exceda esas horas (más de 30 horas), será absolutamente perjudicial. Nada que ver con las medidas que se están adoptando.

En la muestra, realizada a 3.500 mujeres y 3.000 varones, se abordaban distintas pruebas de función cognitiva, al mismo tiempo se monitorizaba sus actividades en el ámbito laboral. De esta manera, el autor del estudio, el profesor Colin McKenzie de la Universidad de Melbourne, explicaba que tanto “conocer” como “pensar” son indicadores significativos, de tal forma que una estimulación en exceso resulta absolutamente perjudicial para la producción.

En una entrevista realizada para el rotativo británico The Times, McKenzie indicaba que la pretensión de muchos estados de mover la edad de jubilación, obligando a los trabajadores a prolongar aún más su vida laboral, tiene que ir ligado a las horas que dure la actividad.

[También de interés: Así son las jornadas laborales de 5 horas: felicidad, productividad y beneficios empresariales disparados]

Foto de AFP.

En este sentido, el grado de estimulación intelectual podría depender de las horas de trabajo, que puede entenderse por dos vías diferentes. Por una parte, desencadenaría la actividad cerebral, aunque, paralelamente, trabajar de más podría acarrear fatiga y estrés. Dos factores que perjudica las funciones cognitivas.

“Es muy difícil identificar los efectos causales del tipo de trabajo sobre las funciones cognitivas”, aseguraba el profesor. “Ciertamente, las profesiones que implican trabajar mucho tiempo bajo estrés, en áreas competitivas y exigentes generalmente dañan la salud”, apostillaba.

Por tanto, a raíz de este análisis surgen distintas incógnitas. ¿Por qué los países están tomando medidas por motivos económicos que se pueden volver en su contra? ¿A qué se debe no pensar en mecanismos de más largo plazo que sean rentables para trabajadores y estados? Lo que está claro es que ya no hay gato por liebre. Sepa que deberíamos llegar hasta donde podemos y que, posiblemente, está haciendo de más.

IDNet Noticias