Mercados españoles abiertos en 5 hrs 40 min

Por qué nos sentimos tan mal borrando amigos en Facebook

¿Cuántos amigos tienes en Facebook? ¿Cuántos de ellos conoces en la vida real? ¿Con cuántos tienes trato habitual? ¿Cuáles de ellos son amigos ‘de verdad? Es muy probable que según hayas ido contestando a estas preguntas, hayas ido diciendo números cada vez más bajos los unos de los otros. Es absolutamente normal: todos tenemos amigos de más en Facebook. Pero entonces, por qué nos sentimos mal cuando iniciamos una ‘limpia’? 

No hay por qué negarlo: nos sentimos mal cuando eliminamos de la lista de amigos a ese chico que es un amigo de un amigo y con el que hablamos diez minutos en una lista,  y que nos pidió amistad solo para ver las fotos de nuestro perro. O cuando quitamos a esa chica que iba con nosotros a clase hace 20 años y a la que apenas recordamos.

Borrar amigos en Facebook nos hace sentir culpables (AP Photo/Darron Cummings, File)

La página web Mashable ha profundizado en este curioso sentimiento de culpa y ha trasladado la cuestión a un profesor de psicología de la Fairfield University (Estados Unidos). El experto, llamado Michael Andreychik, se dedica a estudiar el impacto positivo y negativo de la presión social, esa fuerza invisible que emiten los grupos de personas y que nos hacen realizar acciones similares a la de los demás, aunque no estemos del todo convencidos de ellas.

“La culpa surge cuando creemos que estamos violando algún tipo de norma y a la vez pensamos que nos podríamos haber controlado“, explica Andreychik. Pero parece algo complicado que existan normas con gente a la que realmente no tenemos una relación profunda.

Para explicar esa última paradoja, la profesora de psicología Evelyn Bilias Lolis, revela que los seres humanos olvidamos la diferencia entre el mundo real y el virtual, y lo vemos todo como un continuo que se rige por las mismas normas. “Las personas tienen problemas para delimitar los límites personales y puede pasar en la vida profesional, en la personal, físicamente y también online”, asegura en el mismo medio.

Así que parece que percibimos las interacciones sociales de Facebook como si fueran reales. Por eso no se nos ocurre borrar a un amigo de la red social que suela ponernos ‘me gusta’, aunque ni siquiera le conozcamos cara a cara.

¿Por qué? Porque básicamente, tememos que piense mal de nosotros por haberle ignorado. “Casi todo el mundo suele tener una imagen positiva de si mismos, incluso en las redes sociales. Así que rechazar a alguien quitándole de la lista de amigos es una especie de rechazo, una conducta negativa que muchos no se permiten realizar en la vida real”, asegura otra psicóloga llamada Jaclyn Moloney.

Así que si te sientes mal por borrar a un amigo, ya sabes de dónde viene esa sensación. Y si aún así lo sigues haciendo, no te sientas mal: es tu mundo, tu red social y en ella gobiernas. Y lo más probable es que si no tenías mucha relación con esa persona, ni siquiera le importe mucho que le hayas quitado de en medio.