Mercados españoles abiertos en 4 hrs 28 min
  • S&P 500

    3.744,52
    -38,76 (-1,02%)
     
  • Nasdaq

    11.073,31
    -75,33 (-0,68%)
     
  • NIKKEI 225

    27.180,95
    -130,35 (-0,48%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9805
    +0,0010 (+0,10%)
     
  • Petróleo Brent

    94,35
    -0,07 (-0,07%)
     
  • BTC-EUR

    20.429,17
    -456,71 (-2,19%)
     
  • CMC Crypto 200

    455,34
    -7,78 (-1,68%)
     
  • Oro

    1.717,80
    -3,00 (-0,17%)
     
  • HANG SENG

    17.843,05
    -169,10 (-0,94%)
     
  • Petróleo WTI

    88,47
    +0,02 (+0,02%)
     
  • EUR/GBP

    0,8767
    +0,0000 (+0,00%)
     
  • Plata

    20,66
    -0,00 (-0,02%)
     
  • IBEX 35

    7.511,10
    -68,80 (-0,91%)
     
  • FTSE 100

    6.997,27
    -55,35 (-0,78%)
     

Perspectivas para el sector tecnológico según Fidelity International

·7 min de lectura

El sector tecnológico ha experimentado una considerable caída bursátil durante los últimos meses, principalmente debido al aumento de la inflación, la rotación dentro del mercado desde el crecimiento hacia la infravaloración, la debilidad de la  demanda de consumo y las alteraciones en las cadenas de suministro. Si bien el ruido del mercado ha ensombrecido el  panorama, los motores a largo plazo del sector tecnológico se mantienen intactos.

Algunas de las grandes temáticas comentadas durante el viaje fueron el aumento de la demanda de digitalización y  automatización, los potentes vectores de crecimiento, la sólida trayectoria de los semiconductores, la aparición de nuevas  tecnologías para mejorar la transición a la nube y el creciente énfasis de las empresas en mantener la rentabilidad a  través del poder de fijación de precios.

La demanda sigue siendo sólida a pesar de la reciente volatilidad  

El viaje demostró que el COVID y las alteraciones en las cadenas de suministro se han convertido realmente en  catalizadores de la adopción de la tecnología, especialmente de la digitalización, la automatización y el trabajo híbrido. Las  empresas deben invertir en tecnología para mantener una ventaja competitiva en entornos de trabajo híbridos y  automatizar los procesos para reducir los riesgos de suministro. Las principales áreas de inversión que se beneficiarán  son la nube, la seguridad, el análisis de datos y las empresas de hardware que proporcionan tecnologías para los modelos de trabajo híbridos. Por ejemplo, Amazon tiene una visión alcista sobre esta área gracias a su negocio de servicios en la  nube AWS. Consideran que la propuesta de valor de la nube cobra aún más fuerza con el trabajo híbrido, una tendencia  que se espera que se mantenga después del COVID.

A pesar de las dificultades macroeconómicas, los centros de datos y el gasto en la nube están resistiendo. Nuestra  reunión con Marvell Technology, que desarrolla y produce semiconductores, puso de manifiesto una reorientación  estratégica de su cartera para centrarla en los centros de datos en detrimento de los productos de consumo. Eso limita su  exposición al consumo cíclico y el elevado número de nuevos grandes clientes de chips debería acelerar los ingresos.

Dentro del sector de los semiconductores, las empresas consideran que los vehículos eléctricos son un motor clave a  largo plazo para la demanda de chips.

Aproximadamente el 10% de las ventas mundiales de coches en 2021 fueron  vehículos eléctricos, es decir, una cuota de mercado cuatro veces superior a la de 2019 (AIE, mayo de 2022), lo que  supone una gran vía de crecimiento a medida que el resto del parque mundial de coches se convierte. En otros sectores,  las conversaciones mantenidas confirmaron que los motores de recomendaciones basados en la inteligencia artificial  deberían ofrecer también una rentabilidad sobre la inversión tangible para las empresas de Internet.

La desaceleración cíclica se aprecia en algunos sectores  

No obstante, existen señales de debilidad de la demanda de consumo. Tras la pandemia de COVID, las empresas que se  beneficiaron de los confinamientos están experimentando un retroceso en los beneficios, ya que el crecimiento de Zoom,  del comercio electrónico y de las suscripciones a servicios de streaming está descendiendo desde unos máximos  históricos. Eso se debe principalmente al cambio en el gasto de consumo, que tras la pandemia se aleja de la tecnología  del teletrabajo y el comercio electrónico para centrarse en las actividades y experiencias. Las empresas de electrónica de 
consumo también han comenzado a reducir los pedidos debido a la debilidad de la demanda de dispositivos electrónicos,  que se disparó durante la pandemia y ahora está disminuyendo.

Están surgiendo nuevas tecnologías para aumentar el ancho de banda de memoria y la complejidad de cálculo  

Varias conversaciones han puesto de manifiesto que nos encontramos en las primeras etapas de la transición a la nube  por las limitaciones de ancho de banda de la red. Intel confía plenamente en CXL, un nuevo e interesante sistema de  interconexión de memorias que podría incrementar considerablemente el ancho de banda de memoria de los servidores  (lo que supone una ventaja para los chips de memoria y los servicios en la nube) y la capacidad de cálculo (bueno para  los operadores de centros de datos con demanda de chips, que podrán ofrecer nuevas y más interesantes propuestas a  los clientes). La tecnología también se ejecuta a través de las interfaces físicas existentes, lo que debería facilitar y elevar  su adopción por parte de los consumidores durante los próximos años.

Los problemas en las cadenas de suministro no se han disipado, pero el panorama a largo plazo sigue siendo  positivo  

En el plano de la oferta, las conversaciones durante el viaje se centraron en las dificultades a corto plazo, aunque no se  plantearon cambios en la oferta en general a largo plazo. Los problemas en las cadenas de suministro son especialmente  frecuentes en el sector de los semiconductores, donde TMSC ha reducido en gran medida el tamaño de sus pedidos  debido a estas dificultades.

No obstante, los problemas a corto plazo no afectarán a las perspectivas a largo plazo. Por ejemplo, LAM Research  comentó que se espera que la industria de semiconductores crezca hasta alcanzar 1 billón de dólares a finales de esta  década, y que es poco probable que las necesidades de capital disminuyan como consecuencia de la creciente  complejidad de los chips que se necesitan.

Beneficios y poder de fijación de precios  

El poder de fijación de precios y unos sólidos balances son fundamentales en entornos de elevada inflación y volatilidad.  Las conversaciones giraron en torno a la capacidad de las empresas para mantener sus márgenes y su rentabilidad  gracias al poder de fijación de precios, que es frecuente en el sector tecnológico.

Las empresas de semiconductores  cuentan con un sólido poder de fijación de precios, puesto que los semiconductores son componentes básicos de las  nuevas tecnologías más innovadoras. Las compañías de software suelen tener contratos con cláusulas de indexación al  IPC. Además, muchas plataformas tecnológicas cobran un porcentaje del valor nominal de todos los productos y servicios  que venden; por lo tanto, pueden repercutir eficazmente la inflación en sus consumidores y beneficiarse de mayores  ingresos nominales.

Las valoraciones generan oportunidades atractivas  

En vista de la alteración y la reacción excesiva de los mercados ante el actual ruido a corto plazo, los inversores activos  con enfoque ascendente tienen ante sí una buena oportunidad para generar alfa. Las valoraciones se sitúan en niveles  atractivos y las empresas tecnológicas líderes del sector ahora cotizan con múltiplos bajos sin que se haya producido  ningún cambio en sus perfiles de crecimiento a largo plazo. Tras las conversaciones en Silicon Valley con empresas como  Zoom (plataforma de videoconferencias) y Zendesk (empresa de software de atención al cliente), reforcé mi convicción en  las compañías de software de crecimiento. Existen oportunidades en productos de software líderes que se encuentran en  las primeras etapas de penetración y con oportunidades de mercado abiertas, que cotizan con múltiplos reducidos y que  no tienen un historial de demanda inflada por el COVID. Espero que aumenten las fusiones y adquisiciones en el sector  del software, dado que muchas compañías pequeñas con activos deseables están ahora mucho más baratas debido a las  fuertes ventas recientes.

Conclusión  

En resumen, las conversaciones en Silicon Valley fueron positivas y los motores a largo plazo de la demanda del sector  tecnológico se mantienen intactos. La adopción y el uso de la tecnología están arraigados en las actividades y prácticas  de los consumidores, las empresas y el sector público, y eso no puede dar marcha atrás. La gente sigue necesitando la  tecnología porque ofrece un valor real, como la eficiencia, la ayuda a la toma de decisiones, la planificación de la cadena de suministro y el entretenimiento, por nombrar algunos ejemplos. Además, muchos modelos de negocio tecnológicos se  caracterizan por tener ingresos recurrentes, un elevado poder de fijación de precios y unos balances saneados, factores  todos ellos que son esenciales para capear un entorno volátil.

En relación con la curva de adopción para los próximos tres  o cinco años, las principales oportunidades seguirán estando en la nube, el análisis de datos, la seguridad, los vehículos  eléctricos y la automatización de las fábricas. Reunirme con los altos directivos de las empresas que podrían formar o ya  forman parte de la cartera es una parte esencial de mi proceso de inversión. Me permite conocer de primera mano lo que  hacen y planean las compañías y su visión sobre las novedades del sector. Nuestra novena reunión en Silicon Valley no fue una excepción y, en mi opinión, se saldó con un rotundo éxito.