El pequeño comercio catalán prevé facturar 900 millones en rebajas, un 5% menos por la crisis

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

El pequeño comercio catalán prevé facturar alrededor de 900 millones de euros en las rebajas de invierno que se inician este lunes, lo que supone un 5% menos en comparación con 2012 por la crisis, el desempleo, los recortes y la supresión de la paga extra de Navidad de los funcionarios.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el secretario general de la Confederación de Comercio de Catalunya (CCC), Miquel Àngel Fraile, quien ha matizado que estos 900 millones incluyen, además de moda --supone 780 millones--, complementos para el hogar, electrodomésticos y mobiliario.

El presidente del Gremio de Comercio Textil (GremiTex), Antoni Furest, ha indicado que el gasto medio por persona se situará entre los 90 y los 100 euros, unos diez euros menos que el año pasado, y ha matizado que el descenso de las ventas no se traduce en menos unidades compradas, sino que se debe a los grandes descuentos, que pueden alcanzar incluso el 70%.

"Pedimos cordura porque no todos los comerciantes tienen márgenes para poder aplicar descuentos tan elevados", ha señalado, tras recordar que gran parte del pequeño comercio ha asumido la subida del IVA de septiembre sin trasladarlo a los precios.

Fraile ha defendido mantener el periodo de rebajas del 7 de enero al 6 de marzo para "preservar la moda", y porque el día 6 de enero es un día muy importante de actividad comercial que beneficia al sector.

INICIO EN LUNES POSITIVO

Furest ha valorado positivamente que las rebajas de invierno comiencen en lunes, por lo que los consumidores pueden hacer sus compras durante toda la semana, si bien "la guinda del pastel" para la facturación será el fin de semana, ya que este domingo los más de 30.000 comercios que empiezan este lunes sus rebajas estarán abiertos.

Ha criticado que las grandes superficies no respetan que durante los seis meses anteriores a las rebajas el producto a vender debe tener un "precio normal", y que en ocasiones comercialicen un producto fabricado especialmente para esta campaña.

Fraile ha considerado que el pequeño comercio "ya ha tocado el techo de dificultad", y ha sostenido que son las grandes superficies las que se están viendo más perjudicadas actualmente por el descenso del consumo, y ha añadido que tan solo las cadenas especializadas son las que están registrando un leve crecimiento, de entre el 1% y el 2%.

CAMPAÑA DE NAVIDAD "SOSTENIDA"

El secretario general de la CCC ha pedido al Govern que impulse políticas activas de empleo para estimular el consumo después de que la campaña de Navidad haya sido "contenida", por lo que finalizará con un descenso de entre el 6% y el 9% en ventas, una caída que coincide con las previsiones.

Con todo, ha asegurado que la campaña de Navidad sigue siendo "clave" para el pequeño comercio catalán, pues supone entre el 20% y el 25% de la cifra de negocios anual, y se ha ajustado a la capacidad adquisitiva de los consumidores.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD