Mercados españoles cerrados en 5 hrs 49 min
  • IBEX 35

    8.293,60
    -38,30 (-0,46%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.919,45
    -19,74 (-0,50%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0498
    +0,0029 (+0,27%)
     
  • Petróleo Brent

    78,48
    -0,87 (-1,10%)
     
  • Oro

    1.784,20
    +1,80 (+0,10%)
     
  • BTC-EUR

    16.039,72
    -257,55 (-1,58%)
     
  • CMC Crypto 200

    394,80
    -7,00 (-1,74%)
     
  • DAX

    14.266,35
    -76,84 (-0,54%)
     
  • FTSE 100

    7.510,92
    -10,47 (-0,14%)
     
  • S&P 500

    3.941,26
    -57,58 (-1,44%)
     
  • Dow Jones

    33.596,34
    -350,76 (-1,03%)
     
  • Nasdaq

    11.014,89
    -225,05 (-2,00%)
     
  • Petróleo WTI

    73,37
    -0,88 (-1,19%)
     
  • EUR/GBP

    0,8625
    -0,0002 (-0,02%)
     
  • Plata

    22,47
    +0,14 (+0,60%)
     
  • NIKKEI 225

    27.686,40
    -199,47 (-0,72%)
     

Pegasus, el software "olvidado" que el Ejército volvió a usar para espiar a gusto

Pegasus. (Getty Images)
Pegasus. (Getty Images)

El software Pegasus ha vuelto de lleno a la conversación pública luego de que una investigación periodística revelara que el gobierno actual, a través de Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), compró este programa —de antecedentes reconocibles— en 2019 para espiar a periodistas y activistas. La investigación ha corrido a cargo de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), junto a Animal Político, Proceso y Aristegui Noticias.

De acuerdo con la investigación, en junio de 2019 el Ejército contrató a la Comercializadora Antsua, que en México funge como representante de NSO Group, la empresa propietaria de Pegasus (en un sinfín de ocasiones, la compañía israelí ha dicho que este software únicamente se vende a gobiernos). La Universidad de Toronto, a través del Citizen Lab, verificó que el periodista Ricardo Raphael y el activista Raymundo Ramos, de Tamaulipas, fueron espiados a través de este software. También un periodista de Animal Político fue infectado, pero pidió que su identidad no fuera revelada.

Este hallazgo pone en tela de juicio la aseveración del presidente López Obrador, que ha dicho en repetidas ocasiones que durante su gobierno se puso fin al espionaje metódico del que ha echado mano el Estado mexicano en diversos periodos históricos. “Nosotros no usamos eso, nada de mecanismos que tengan que ver con manipulación de redes sociales”, fueron las palabras que el presidente dijo el 6 de noviembre de 2019, cuando fue cuestionado sobre si su gobierno hacía uso de programas de espionaje. Los afectados ya han comenzado el proceso para presentar una denuncia ante la Fiscalía.

Los hallazgos dejan ver una línea compartido entre los infectados. “Estos ataques tienen algo en común: todos fueron espiados con el malware Pegasus en este sexenio, mientras hacían labores relacionadas con violaciones a derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas”, se lee en el reportaje. Ricardo Raphael relató en su columna de Milenio que un mensaje sospecho llegó al celular de su hijo de doce años, concretamente vía WhatsAp, el 3 de julio de este año. Contenía

Después de esto, Raphael contactó a para comentarle lo sucedido a Leopoldo Maldonado, director de Artículo 19, que le recomendó que su celular fuera inspeccionado por la Red en Defensa de los Derechos Digitales, y luego por el Citizen Lab. Fue así que se enteró de que su dispositivo había sido infectado por el software. La excavación de Pegasus en los celulares es total: tiene acceso a mensajes, llamadas, fotografías, archivos descargados y puede activar micrófonos para grabar conversaciones en tiempo real.

Según comentó Ricardo, el comienzo del espionaje, según los datos del Citizen Lab, coincide con la fecha de lanzamiento de su libro Hijo de la Guerra —octubre de 2019—, un relato de no ficción en el que reconstruye la historia de Los Zetas, uno de los grupos criminales más salvajes de la historia reciente en México. Dicho trabajo cuenta con los testimonios de 20 exsoldados GAFE, génesis del violento grupo criminal que atormentó al noreste de México para luego expandirse en todo el país —primero fueron brazo armado del Cártel del Golfo y luego se establecieron como organización independiente—.

La historia particular de este software estalló en México en 2017. En ese entonces, reportes de diversas organizaciones revelaron que periodistas como Carlos Loret de Mola, Carmen Aristegui y Juan Pardinas fueron víctimas de espionaje gubernamental. De acuerdo con datos de la ONG Forbidden Stories, el gobierno de Peña Nieto alcanzó los 15 mil celulares mexicanos intervenidos —entre ellos, el de López Obrador—. En esas informaciones también se reveló que ningún país usó tanto este malware como lo hizo México (en total, se registraron unas 50 mil intervenciones en todo el mundo).

López Obrador reconoció, en 2021, que desconocía si todavía existía algún acuerdo con la empresa israelí encargada de proveer Pegasus. "No sé si pueda existir el contrato, y lo voy a revisar, y hoy mismo vamos a informar, de lo que estoy absolutamente seguro es que no se espía a nadie", dijo el mandatario en julio del año pasado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El pánico por la balacera en un centro comercial de lujo en Zapopan.