Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.145,93
    +17,94 (+0,43%)
     
  • Nasdaq

    14.003,12
    +153,12 (+1,11%)
     
  • NIKKEI 225

    29.751,61
    +212,88 (+0,72%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1952
    +0,0034 (+0,29%)
     
  • Petróleo Brent

    63,90
    +0,62 (+0,98%)
     
  • BTC-EUR

    52.505,49
    +1.996,40 (+3,95%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.342,79
    +48,80 (+3,77%)
     
  • Oro

    1.744,90
    +12,20 (+0,70%)
     
  • HANG SENG

    28.497,25
    +43,97 (+0,15%)
     
  • Petróleo WTI

    60,41
    +0,71 (+1,19%)
     
  • EUR/GBP

    0,8686
    +0,0019 (+0,21%)
     
  • Plata

    25,40
    +0,53 (+2,14%)
     
  • IBEX 35

    8.525,10
    -7,50 (-0,09%)
     
  • FTSE 100

    6.890,49
    +1,37 (+0,02%)
     

Pedir un préstamo para una reforma o ampliar la hipoteca, ¿qué es más barato?

·4 min de lectura
¿Ampliación de hipoteca o préstamo para reformar?
¿Ampliación de hipoteca o préstamo para reformar?

El confinamiento causado por la pandemia ha puesto en tela de juicio la comodidad de nuestros hogares. De hecho, después del confinamiento 3,9 millones de hogares en España han realizado una reforma o la harán próximamente, de acuerdo con el estudio Generación Covid-19: Cómo han cambiado los hogares españoles durante la pandemia de diciembre de 2020. Si estamos pensando en realizar una reforma en nuestra vivienda, existen diferentes formas de financiarla. Lo más común para financiar una reforma es pedir un crédito, aunque otra alternativa interesante a tener en cuenta es ampliar el capital de nuestra hipoteca, te contamos las características de esta opción y sus costes.

¿Qué tener en cuenta para elegir entre una ampliación o un crédito?

La principal razón por la que la ampliación de la hipoteca es una opción interesante a tener en cuenta es que el coste de los préstamos hipotecarios es mucho más bajo que el de los créditos al consumo, lo que nos ahorraría una cantidad importante en intereses. Un 1,82% TAE en comparación con un 6,98% TAE, respectivamente, de acuerdo con el último informe del Banco de España. Aunque también podemos encontrar créditos al consumo con un coste por debajo de la media, como el Crédito Proyecto Reforma Hogar de Cofidis, sin comisiones ni vinculaciones y con un coste desde el 5,95% TIN (6,17% TAE).

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los costes de cambiar el contrato para ampliar una hipoteca son también altos y se deben pagar en el momento de la ampliación. Además, al realizar el cambio del contrato el banco también podrá cambiar las condiciones de la hipoteca, como subir el interés, por lo que es importante preguntar si habrá algún empeoramiento en las condiciones antes de comenzar con el proceso.

Para solicitar esta alternativa debemos tener en cuenta que el máximo que podremos obtener será hasta el 80% del valor actual de la vivienda contando lo que nos queda por pagar de la hipoteca más el capital para la reforma.

Otra opción interesante también puede ser, si ya hemos terminado de pagar nuestra casa, pedir una hipoteca nueva, con intereses muy bajos y donde solo tendremos que pagar la tasación para su contratación, o acudir a los préstamos con garantía hipotecaria como los de SupreGrupo. La compañía ofrece financiación desde el 3,9% TAE, aunque requiere poner nuestra vivienda como garantía de pago.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

 Si estamos pensando en realizar una reforma en nuestra vivienda, existen diferentes formas de financiarla. Es importante hacer cuentas para saber cuál nos interesa más. Foto: Getty Images.
Si estamos pensando en realizar una reforma en nuestra vivienda, existen diferentes formas de financiarla. Es importante hacer cuentas para saber cuál nos interesa más. Foto: Getty Images.

Cómo calcular los costes para poder comparar entre las dos opciones

Para ver de manera más clara cómo elegir entre una opción u otra, imaginemos que queremos llevar a cabo una reforma en nuestra vivienda por valor de 35.000 euros y devolver el dinero en 10 años. Para financiarla podemos optar por una ampliación de nuestra hipoteca (supongamos que tiene un interés del 1,82%) de la que nos quedan por pagar 150.000 euros o solicitar un crédito al consumo (interés medio del 6,98%).

Con la hipoteca, debemos contar con los costes de la ampliación: comisión por novación, gastos de la notaría, del registro, de la gestoría y la tasación. Un total de 1.850 euros para el ejemplo anterior a pagar en el momento de la ampliación.

Así, con la hipoteca, únicamente contando el capital de la reforma, se generarían 3.308 euros en intereses y pagaríamos un total de 40.158 euros contando los gastos de la ampliación.

Con un préstamo, se generarían 13.722 euros en intereses, lo que haría que pagásemos 48.722 euros en total. Más de 8.500 euros extras.

Comparativa ejemplo coste ampliación o préstamo reforma
Comparativa ejemplo coste ampliación o préstamo reforma

Como vemos el ahorro es importante. Eso sí, según las condiciones de la hipoteca, del préstamo que queramos contratar o de la cantidad por financiar, la ampliación no siempre será la alternativa más barata. Por ejemplo, si al pedir la ampliación de la hipoteca el banco cambia el contrato y nos empeora las condiciones o si llevamos poco tiempo pagando la hipoteca, lo que haría que los gastos de la ampliación fuesen más altos. Si la cantidad para financiar la reforma es baja, tampoco valdrá la pena, ya que los intereses del préstamo podrían ser menores que únicamente los gastos de la ampliación de la hipoteca.

En cualquier caso, la mejor manera de elegir será realizando una simulación de los costes totales según nuestra reforma y las ofertas de financiación a las que podremos acceder para elegir de manera más informada.

VIDEO | Errores más comunes al comprar una casa: nunca hagas esto