Pastor y Cospedal inauguran el tramo de la A-40 entre Toledo y Torrijos

Siete años después de adjudicarse el proyecto

Page pedirá a Pastor que programe "de inmediato" el tramo entre Toledo y Ocaña

TOLEDO, 6 (EUROPA PRESS)

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, han inaugurado un tramo de 22 kilómetros de la autovía A-40 que unirá las localidades de Toledo y Torrijos, obra de la que se firmó el primer contrato el 21 de diciembre de 2005.

Ana Pastor ha manifestado su agradecimiento a todos los técnicos y a la empresa constructora por la infraestructura, que va a permitir desde esta tarde conectar varias ciudades y cumplir uno de los objetivos de la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "que es conectar la Comunidad Autónoma y que todos los ciudadanos tengan igualdad de oportunidades".

Para Pastor, "hoy es un día de fiesta" para los castellano-manchegos, gracias a una infraestructura que "ha tenido en cuenta el respeto medioambiental", para lo que se ha destinado una parte del presupuesto.

Ha recalcado que la vía "se ha hecho por el método alemán y se paga cuando se entrega la infraestructura", por lo que el Presupuesto de 2012 incluyó la partida necesaria para cubrir los gastos del nuevo trazado.

"Se ha hecho un esfuerzo importante, Castilla-La Mancha es una de las regiones que ha recibido más dinero en infraestructuras, pero hay que pensar fundamentalmente en que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades", ha dicho. "Si algo contribuye a la política social, son las infraestructuras".

COSPEDAL

En el acto inaugural, la presidenta regional ha recalcado que abrir al público esta vía es "un momento de fiesta", y ha destacado que "se van haciendo cosas en momento de dificultad con mucho esfuerzo".

Esta obra "fundamental" para toda la provincia y la región "era necesaria para garantizar y mejorar la calidad de vida de los toledanos". "Hoy en día las distancias no se miden en kilómetros, si no en tiempo, y ahorrar tiempo gracias a esta infraestructura que unirá Toledo y Talavera de la Reina es una garantía de mejora de la calidad de vida".

"El que en una época de austeridad económica el Ministerio de Fomento haya pagado la totalidad de la obra es un gesto que agradecemos, porque demuestra el interés del Gobierno en mejorar la calidad de vida de los castellano-manchegos", ha aseverado.

Cospedal ha recordado que en el mes de julio quedó inaugurado otro tramo de esta vía, ente Santa Cruz de la Zarza y Villarrubia de Santiago, y que esta autovía "conectará Ávila con Teruel y atravesará una zona importante de la región, permitiendo la conectividad entre Ávila y Extremadura con Aragón".

Para terminar, la líder del Ejecutivo ha recalcado la "tarea concienzuda y de gran responsabilidad" de la ministra que ha hecho que "se pueda disfrutar de una infraestructura como ésta". Además, ya se han dado pasos para conectar Albacete con Linares, Toledo con Ciudad Real o Ciudad Real con Córdoba, ha añadido.

GARCÍA-PAGE

Por su parte, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha manifestado en declaraciones a los medios tras el acto inaugural que "es un día alegre porque por fin se acaba una obra importante para la región y para España", una vía que será "determinante para la comunicación del centro de España". Además, ha avanzado que pedirá a la ministra de Fomento que se programe "de inmediato" el tramo entre Toledo y Ocaña.

Por otro lado, ha dicho que "es el primer acto" en el que no escucha a Cospedal "hablar de la herencia recibida". "Será porque este tramo viene de una mala adjudicación de cuando el ministro era del PP, Álvarez-Cascos".

"Esta obra ha tenido mala suerte, pero estoy contento porque nos hemos dejado muchos cuernos sin que sea nuestra competencia para que saliera adelante", ha apostillado. "Estos últimos años han sido fructíferos gracias al ministro José Blanco y a una empresa generosa que se hizo cargo de la obra".

22 KILÓMETROS Y 78 MILLONES

El nuevo tramo inaugurado consta de 22 kilómetros y ha costado en total de 78 millones de euros, de los cuales 61,9 corresponden al trazado y el resto a la redacción del proyecto, a las expropiaciones, a la asistencia técnica y al control y vigilancia de la obra.

El tramo es uno de los que más densidad de tráfico va a soportar de toda la A-40, con una estimación por parte de la empresa constructora de 21.900 vehículos al día a la altura de la con Toledo.

En este punto se ha construido una vía de alta capacidad, la TO-21, que unirá el enlace desde el río Guadarrama y la capital regional. La gestión de este tramo está cedida al Ayuntamiento de Toledo por un convenio firmado en 2008, y se ha construido de una manera diferente: con características de autovía pero con glorietas y conexiones a nivel.

Estas glorietas conectarán las distintas urbanizaciones de las afueras de Toledo, la subida a 'Tres Culturas' y la conexión con la actual circunvalación de Toledo con la calle Alemania, permitiendo el acceso al barrio de Buenavista.

Con la entrada en servicio de este tramo se cierran un total de 56 kilómetros de autovía A-40 entre Toledo y Maqueda, y permite disminuir el tiempo de circulación cerca de 10 minutos. Además, de esta manera quedan unidas por autovía la capital regional y Talavera de la Reina, ha informado el Ministerio de Fomento en nota de prensa.

El nuevo tramo discurre por los términos municipales de Torrijos, Barcience, Bargas, Rielves y Toledo. La sección trasnversal consta de dos calzadas separadas por una mediana con ancho variable de ocho a doce metros, dotadas con dos carriles de circulación de 3,5 metros, arcenes exteriores de 2,5 e interiores de un metro. El radio mínimo es de 900 metros y tiene una rampa máxima del 5,5 por ciento. En la vía se puede circular hasta a 120 kilómetros por hora.

El trazado discurre de manera sensiblemente paralela a la carretera N-403, con la excepción de la circunvalación de Rielves, por lo que esta vía queda convertida en vía de servicio, permitiendo el acceso a las propiedades colindantes.

CUATRO ENLACES

A lo largo de los 22 kilómetros existen cuatro enlaces. El primero de ellos, de Rielves-Barcience, permite el acceso a estas poblaciones y conecta con la N-403. El de Guadarrama conecta con la circunvalación Norte de Toledo y conecta las carreteras N-403 y CM-4006.

Por su parte, en enlace 'Estación de Residuos' conecta con la nacional y permite el cambio de sentido. Por último, se enlaza también con la autovía autonómica CM-40, denominada 'Variante suroeste de Toledo'.