Mercados españoles cerrados en 5 hrs 54 min

Cámara de los Comunes aprueba ley autorizando el Brexit

Por JILL LAWLESS
La primera ministra británica,Theresa May, sale de sus oficinas hacia el Parlamento en Londres el miércoles, 8 de febrero del 2017. La Cámara de los Comunes británica aprobó el miércoles una propuesta de ley para autorizar el inicio de las conversaciones para abandonar la Unión Europea, pese a temores de legisladores opositores de que el país se lanza al difícil camino hacia el Brexit con un mapa dudoso. (AP Foto/Alastair Grant)

LONDRES (AP) — La Cámara de los Comunes británica dio el miércoles su aprobación final a una propuesta de ley para autorizar el inicio de las conversaciones para abandonar la Unión Europea, pese a temores de legisladores opositores de que el país se lanza al difícil camino hacia el Brexit con un mapa dudoso.

Mientras se contaban los votos, algunos legisladores pro europeos silbaron la "Oda la Alegría" de Beethoven, el himno del bloque. Pero el decisivo resultado de 494-122 fue otro paso importante en el sendero hacia la salida.

La propuesta pasa ahora a la Cámara de los Lores, que tiene el poder para demorar, pero no descarrilar, la iniciativa, que deberá convertirse en ley en unas semanas.

La votación se produce tras tres días de debates en los que legisladores pro europeos intentaron sin éxito aprobar enmiendas para conceder al Parlamento un mayor papel en el proceso de ruptura. En esa sesión la votación fue de 498-114, por lo que el resultado del miércoles por un margen similar no sorprendió a nadie.

"Esta noche iniciamos el proceso de cumplir lo que el pueblo quería", dijo el legislador conservador Iain Duncan Smith. Pero el liberal demócrata Tim Farron, que se opuso a la medida, prometió continuar peleando.

"En una democracia, uno respeta el resultado, pero no tiene que ondear la bandera blanca y rendirse", dijo.

Los legisladores pro UE esperaban prevenir un "Brexit duro", en el que Gran Bretaña pierde acceso al mercado único de la UE y enfrenta restricciones y aranceles a su comercio. Una enmienda propuesta habría requerido que el gobierno prosiguiese el comercio sin aranceles con la UE. Otra pedía derechos de residencia para los ciudadanos del bloque que viven ya en Gran Bretaña. Una tercera pedía un nuevo referéndum sobre los términos de la separación.

Todas esas propuestas fueron rechazadas.