Mercados españoles abiertos en 6 hrs 42 min
  • S&P 500

    4.071,70
    -4,87 (-0,12%)
     
  • Nasdaq

    11.461,50
    -20,90 (-0,18%)
     
  • NIKKEI 225

    27.814,33
    +36,43 (+0,13%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0552
    +0,0021 (+0,20%)
     
  • Petróleo Brent

    87,26
    +1,69 (+1,97%)
     
  • BTC-EUR

    16.321,52
    +135,06 (+0,83%)
     
  • CMC Crypto 200

    407,60
    +6,17 (+1,54%)
     
  • Oro

    1.815,70
    +6,10 (+0,34%)
     
  • HANG SENG

    18.675,35
    -61,05 (-0,33%)
     
  • Petróleo WTI

    81,51
    +1,53 (+1,91%)
     
  • EUR/GBP

    0,8576
    +0,0003 (+0,04%)
     
  • Plata

    23,56
    +0,31 (+1,31%)
     
  • IBEX 35

    8.382,60
    -25,30 (-0,30%)
     
  • FTSE 100

    7.556,23
    -2,26 (-0,03%)
     

La tendencia de las ofertas de trabajo fantasma, qué son y cómo detectarlas

En los últimos días han aparecido varios artículos que exploran las causas de una tendencia creciente en Estados Unidos: las ofertas de trabajo fantasmas. Medios como Insider, The Latch y Business Weekly han intentado explicar el porqué de la aparición cada vez más de anuncios de trabajo lanzados por empresas que en realidad no parecen tener intención alguna de contratar a nadie para ese puesto. Al menos, no de manera inmediata.

La clave para detectar una oferta de empleo fantasma puede estar en la fecha de publicación. (Foto: Getty Images)
La clave para detectar una oferta de empleo fantasma puede estar en la fecha de publicación. (Foto: Getty Images)

Según informa el medio The Latch, por ahora parece que se trata de una tendencia que solo se ha detectado en territorio estadounidense, pero no descarta que pueda extenderse. La base de la información publicada está en una encuesta realizada por Clarify Capital según la cual uno de cada cinco gerentes a los que se preguntó no tenía intención de cubrir hasta 2023 los puestos para los que había abierto ofertas de trabajo. Uno de cada dos argumentó que si los mantenían abiertos era porque “siempre están abiertos a nuevas personas”. Además, un 10% reconocía tener ofertas abiertas desde hacía más de medio año.

La cuestión es por qué una empresa mantiene publicada una oferta de trabajo para un puesto que en realidad no tiene intención de cubrir. La respuesta a esta pregunta no es una sola. Según The Latch e Insider, las razones puede ser muchas y variadas. Desde dar la impresión de que la empresa crece a esperar a un candidato perfecto. Y no solo eso, también puede ser, añaden, para que quienes a día de hoy están en plantilla y hacen horas extras crean que sus jefes buscan realmente refuerzos o para dar la idea de que se ha abierto un proceso de selección para un puesto para el que en realidad ya tenían en mente a quien contratar.

En Business Weekly señalan que esta tendencia de los trabajos fantasma no afecta solo a quienes emplean, sino también a los candidatos que se postulan a un puesto y luego desaparecen. En lo que sí parecen coincidir es en el hecho de que es algo que ha aumentado tras la pandemia y que la incertidumbre del mercado parece ser una de las causas. En los primeros compases de la misma en Forbes publicaron un artículo al respecto explicando cómo la incertidumbre del mercado había provocado esta situación de ofertas fantasma que ahora se habría acrecentado.

En The Latch explican que el miedo a una posible recesión hace que los empleadores no contraten. En Business Weekly citan el trabajo realizado por Cambridge Network. “Al reflexionar sobre las conversaciones recientes con los miembros, hemos notado que tanto los empleadores como los candidatos están pasando por un momento difícil en el mercado laboral posterior a la pandemia. Los candidatos están buscando activamente nuevos puestos, envían muchas solicitudes y no reciben nada, mientras que los empleadores informan de su frustración por no encontrar los candidatos calificados adecuados para sus trabajos”, ha resumido al citado medio Claire Angus, directora de Recruitment Gateway en Cambridge Network.

La conclusión de su informe es que “el reclutamiento está roto” y que quienes se encargan de llevar a cabo los procesos de selección a veces “se olvidan de que hay un ser humano al final de la aplicación que ha puesto tiempo, energía y esperanza en ello”. De ahí que insten a los implicados a humanizar los procesos.

Toda esta situación genera frustración e incomprensión en quien busca trabajo. En Insider recogen el testimonio de Will, quien, bajo ese pseudónimo, cuenta que en seis meses dedicando entre seis y 10 horas diarias a la búsqueda activa de empleo ha aplicado a 300 ofertas. Y, pese a la gran cantidad de inscripciones, sigue sin trabajo. No entiende cómo es posible que con la cantidad de noticias de empresas que no encuentran trabajadores él, trabajador cualificado, siga en paro. “Algo está mal en el sistema”, sentencia.

A la hora de detectar si se está ante una oferta de trabajo fantasma, Joe Mercurio, de Clarify Capital, ha explicado a The Latch que lo mejor es fijarse en la fecha de publicación. “Es más probable que un trabajo que se publicó hace 48 horas esté contratando activamente que un trabajo que se publicó hace tres meses”, apunta. En la información publicada por Forbes en los primeros meses de pandemia sugerían también la opción de ponerse en contacto directamente con la empresa para preguntar y mirar en la sección de contratación que algunas compañías tienen en sus webs para comprobar si el puesto seguía abierto.

EN VÍDEO | Los jornaleros nómadas de Turquía: siete meses de campo en campo