Mercados españoles abiertos en 6 hrs 4 min

Nunca pensó que escribir una reseña negativa en Internet podía costar tan caro

Cuando Michelle Levine escribió reseñas negativas en Yelp y ZocDoc de un ginecólogo de Kips Bay, Nueva York, solo estaba ventilando su ira y decepción. Ni remotamente imaginó que tendría que gastar 20.000 dólares para defenderse de una demanda por difamación presentada por el médico.

Michelle Levine nunca pensó que una simple opinión en Yelp la iba a meter en semejante lío. Foto: Bloomberg.

Levine dijo que encontró en internet al Dr. Joon Song de la Ginecología Robótica y Salud de Nueva York y fue a verlo en julio de 2017.

“Una semana después, le facturó a mi compañía de seguros 1.304,32 dólares por visita de paciente nuevo y el ultrasonido, y recibí una cuenta por 427 dólares que no estaba cubierta”, por el seguro médico, relató a The New York Post. “¡Se suponía que el examen anual era gratis!”, agregó.

Levine alega en documentos presentados ante el tribunal que Joon nunca le hizo un examen pélvico manual, sino que simplemente le preguntó acerca de los cólicos menstruales y luego le realizó una ecografía.

Joon dijo que le hizo exámenes pélvicos y de senos, aunque según Levine no fue así, y le está cobrando por ello.  Indignada, acudió a internet a desahogarse.

“Práctica empresarial muy pobre y torcida”, escribió Levine en su reseña. “Sospecho que este médico le recetaba a las personas procedimientos innecesarios [sic] y luego cobra precios muy altos al seguro y nadie sabe la diferencia. Todo lo relacionado con mi única visita aquí me ha causado una angustia emocional y pánico, y ahora quieren que pague 500 dólares adicionales por servicios que ni siquiera necesitaba”, añadió.

Los comentarios le podrían costar un millón de dólares

Dos semanas después, recibió un correo electrónico de los abogados del médico, diciéndole que estaba siendo demandada por difamación por 1 millón de dólares.

“Ninguna persona razonable creería que las declaraciones hechas [en internet por Levine] eran opiniones”, dicen los documentos de la corte.

El documento menciona que Joon es graduado de la Universidad de Yale y acusa a Levine de publicaciones falsas y acoso en internet

Levine dijo que la batalla judicial le ha costado hasta ahora cerca de 20.000 dólares.

“Trataron de arrastrar mi nuevo negocio de tecnología de vinos y licores… Publicaron mi récord médico completo, incluidas notas sobre mi salud mental, mis facturas, mi información de seguro, mi licencia de conducir, fecha de nacimiento y dirección”, afirmó la mujer.

Por si fuera poco, un juez dictaminó que Levine violó una orden de mordaza en el caso cuando habló con The Post sobre su situación. Ahora debe entregar los 2.555 dólares que había recaudado en GoFundMe para sufragar los honorarios de su abogado y pagar las facturas legales del médico.

Y el litigio apenas ha comenzado.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

¿Son realmente fiables las reseñas de productos en Amazon?

Lo que hay detrás de las opiniones de hoteles y restaurantes en Internet: ¿son realmente fiables?