Mercados españoles cerrados en 1 hr 41 mins

Niveles récord para las acciones: pero hay dos grandes problemas para los inversores

En este momento, es genial que pasen dos cosas: estar vivo (siempre es bueno) e invertir en bolsa.

Pero, un recordatorio de advertencia: no seas complaciente.

A pesar del miedo permanente de que Trump tuitee algo malo sobre la guerra comercial con China que pueda enturbiar el espíritu del mercado, las acciones han disfrutado de una racha récord desde octubre. Felicidades a los industriales y entidades financieras de mentalidad cíclica por liderar la obtención de ganancias. Los sectores cíclicos han tenido ingresos de 3.500 millones de dólares desde el 4 de octubre, señala en banco de inversiones Jefferies. Del otro lado, los tenedores de bonos seguros han visto pérdidas por valor de 1.100 millones de dólares.

Sin duda, Wall Street está viviendo un gran año. Foto: Getty Image.

La relación precio-beneficio general para el S&P 500 (^GSPC) ha aumentado a su máximo nivel desde enero de 2018 durante este impresionante tramo, señala Bank of America, a pesar de que las estimaciones de ganancias de Wall Street han caído. Felicidades a la Reserva Federal por sus tres recortes en las tasas este año para producir este aumento de la relación precio-beneficio, abriendo camino a lo que podría ser una primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China.

Pero en medio de esas buena vibraciones en Wall Street antes de las vacaciones de final de año, puede que el mercado esté olvidándose de dos riesgos negativos a corto plazo con las acciones.

El primero es un pobre crecimiento continuado de la economía estadounidense.

Se ha apostado en el mercado con la idea de que los datos económicos de Estados Unidos tocaron fondo en verano, con mayor importancia en los sectores productivos y del mercado laboral. Dado que las encuestas [sobre producción en octubre] anteriormente apuntaban a un crecimiento negativo, sin embargo, el repunte de octubre ofrece una mayor seguridad de que la economía no esté cayendo en una recesión, escribe el economista de Capital Economics U.S., Andrew Hunter.

Tranquilizante. Sin embargo, eso no significa que el crecimiento en el cuarto trimestre o en 2020 vaya a ser algo tan escandaloso que justifique unas acciones valoradas en niveles máximos de casi dos años. De hecho, Hunter piensa que la economía estadounidense se desacelerará en el cuatro trimestre respecto a la tasa del 1,9 % en el tercer trimestre.

Es esperable una desaceleración

Hunter no es el único a quién le preocupa el crecimiento económico lento pero continuo.

La gestora de carteras Erin Browne cree que el crecimiento de la economía estadounidense se ralentizará a un exiguo 1% durante los próximos trimestres.

“Parte de la desaceleración del crecimiento global se seguirá sintiendo en la economía estadounidense durante los próximos trimestres. Creemos que hay una resistencia impulsada por las noticias que hemos visto a principios de este año y hasta hace algunas semanas, dijo Browne en The First Trade de Yahoo Finance.

Y eso nos lleva al segundo problema.

La Reserva Federal ha insinuado varias veces que logró recortar las tasas de interés en el corto plazo. Y Wall Street no ha dejado pasar la señal. Actualmente, de acuerdo a CME FedWatch Tool, hay un 96,3% de probabilidades de que la Reserva Federal deje iguales las tasas en su reunión final del año el 11 de diciembre.

Browne cree probable que la Reserva Federal ya no toque más las tasas este año, pero piensa que hay posibilidades de más recortes a principios de 2020.

“La Reserva Federal está esperando y viendo qué pasa”, dice Browne.

Estupendo. El mercado, sin embargo, perderá el componente de estímulo en este tramo final de año en un momento en el que es probable que el crecimiento económico se estanque y haya una irrupción insaciable de noticias sobre el acuerdo comercial.

Así que disfruta la carrera. Ten en cuenta que nada dura para siempre.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Brian Sozzi