Mercados españoles abiertos en 3 hrs 27 min
  • S&P 500

    4.026,12
    -1,14 (-0,03%)
     
  • Nasdaq

    11.226,36
    -58,94 (-0,52%)
     
  • NIKKEI 225

    28.130,51
    -152,52 (-0,54%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0361
    -0,0044 (-0,42%)
     
  • Petróleo Brent

    81,28
    -2,35 (-2,81%)
     
  • BTC-EUR

    15.665,49
    -428,92 (-2,66%)
     
  • CMC Crypto 200

    380,62
    -2,03 (-0,53%)
     
  • Oro

    1.750,40
    -3,60 (-0,21%)
     
  • HANG SENG

    17.225,41
    -348,17 (-1,98%)
     
  • Petróleo WTI

    74,09
    -2,19 (-2,87%)
     
  • EUR/GBP

    0,8594
    -0,0001 (-0,02%)
     
  • Plata

    21,26
    -0,17 (-0,77%)
     
  • IBEX 35

    8.416,60
    +28,50 (+0,34%)
     
  • FTSE 100

    7.486,67
    +20,07 (+0,27%)
     

MySpace llegó a ser la red social más poderosa del mundo. ¿Por qué terminó en un colapso?

La debacle bursátil que sufrió Facebook, la mayor red social del mundo, el jueves, cuando sus acciones cayeron más del 25%, trajo a la memoria a la antecesora de la empresa de Mark Zuckerberg: MySpace.

En la primera década de este siglo, MySpace era el centro de la actividad social que emergía en la web, un impulsor de celebridades y un refugio para la mayoría de los músicos y artistas.

Fundado en 2003, un año antes que Facebook, MySpace contaba con unos 250 millones de usuarios en los Estados Unidos en su apogeo. En 2005, News Corporation, de Rupert Murdoch, pagó 580 millones de dólares para comprar la empresa matriz del sitio.

Por esa época, Myspace.com también se convirtió en el sitio web más visitado de los Estados Unidos, superando a Google. MySpace creció hasta convertirse en una fuerza formidable en el alojamiento de música, y en un momento llegó a acumular la biblioteca más grande de música digital.

Pero en abril de 2008, el advenedizo Facebook tomó la delantera. Entre ese año y 2011, MySpace perdió más de 40 millones de visitantes únicos por mes, sus cofundadores se fueron de la compañía y la gran mayoría de su personal fue despedido.

MySpace llegó a tener más tráfico que Google.
MySpace llegó a tener más tráfico que Google.

MySpace llegó a tener más tráfico que Google.

Un origen diferente

¿Cómo se agriaron las cosas tan rápido? Los críticos señalan los constantes errores administrativos y estratégicos de MySpace combinados con una aparente incapacidad para evolucionar el negocio de las redes sociales que habían ayudado a inaugurar.

Ese negocio de las redes sociales llegaría a estar cada vez más dominado por su rival Facebook, dejando a MySpace luchando por mantenerse al día. MySpace fue creado por personas de la industria del entretenimiento, no por gurús de la tecnología, por lo que no pudieron innovar al ritmo que necesitaban para competir.

Cuando Facebook apareció en escena, surgió una forma nueva y mejor de conectarse en red con sus amigos: Facebook ofrecía algo tan básico como poder ver a los amigos reales frente a los amigos anónimos.

Fundada en 2003, MySpace despegó rápidamente y News Corp. la compró en 2005 por 580 millones de dólares. En 2006, MySpace era la principal red social de los Estados Unidos. Unos años más tarde, cedería el puesto a Facebook, que abrió su sitio a todos los interesados en septiembre de 2006 y superaría a MySpace en abril de 2008.

El papel de Murdoch

Pero la adopción por parte de News Corp. tampoco ayudó mucho. Rupert Murdoch, el empresario dueño de ese grupo mediático, una vez cautivado por su nueva compra, pronto centró su atención en buscar el diario The Wall Street Journal.

El pensamiento de la vieja escuela de News Corp. y probablemente la burocracia también fueron factores en la caída de MySpace. "Tenemos que admitir que, en los últimos 3 o 4 años, cometimos algunos errores importantes", dijo Murdoch en 2009 en referencia MySpace.

Uno de los cofundadores de la red social, Chris De Wolfe, culpó al exceso de entusiasmo y la falta de ejecución de MySpace en el lado del producto por muchos de los problemas del sitio.

MySpace desató una gran cantidad de productos con errores y disfuncionales, que confundían y alienaban a los usuarios y no lograban competir con el propio progreso de Facebook.

MySpace falló en ejecutar el desarrollo del producto. No tuvieron éxito en iterar y evolucionar el producto lo suficiente, fue básicamente este montón de chatarra de mal diseño que persistió durante muchos años.

Decisiones equivocadas

A diferencia de Facebook, que comenzó a permitir que desarrolladores externos crearan aplicaciones en el sitio en 2007, MySpace se aferró a la idea de que podría crear sus propios productos durante algún tiempo.

Pasó casi un año después de que Facebook hizo el movimiento para que MySpace aceptara finalmente permitir que los desarrolladores accedieran al sitio. Por supuesto, las aplicaciones, incluidos los juegos sociales populares como Farmville, contribuyeron en gran medida al éxito de Facebook.

En 2006, las aplicaciones Web 2.0 emergentes, como YouTube, Flickr, Photobucket, estaban fuera de MySpace. La presión para impulsar los ingresos, cuando otras empresas emergentes usaban el dinero de los inversores de riesgo para crear y explorar, sofocó la posibilidad de que MySpace tuviera el respiro que necesitaba para innovar.

Los ejecutivos se centraron en tratar de aumentar las ganancias publicitarias, una misión que se intensificó cuando, en 2006, Google pagó 900 millones de dólares por un contrato publicitario de tres años que dependía del tráfico del sitio.

Cuando MySpace hizo el trato con Google, duplicó la cantidad de los anuncios en su sitio. En comparación con la oferta simplificada de Facebook, el diseño congestionado de anuncios de MySpace era una monstruosidad.

MySpace intentó reconvertirse en un centro de entretenimiento digital.
MySpace intentó reconvertirse en un centro de entretenimiento digital.

MySpace intentó reconvertirse en un centro de entretenimiento digital.

Contenido polémico

MySpace también lidiaba con un problema de imagen pública. La red había comenzado a inundarse de candidatas a celebridades escasamente vestidas, y el sitio se llenó de fotos altamente sexualizadas que empañaron la reputación del sitio, que comenzó a ser visto como como un semillero de obscenidad.

MySpace había llegado a ser considerado como un "gueto digital", mientras que Facebook era un refugio seguro para más usuarios de élite. Irónicamente, los intentos desesperados de MySpace por recuperar su éxito anterior se dieron en la forma de imitar a Facebook, un sitio del que una vez trató de diferenciarse.

Adoptó la fuente de noticias que Facebook había popularizado y pulió el sitio de una manera que también sugería que tomaba señales visuales de la página de Zuckerberg. En noviembre de 2010, el sitio se integró con Facebook Connect, llamándolo "Mashup con Facebook".

Un manotazo de ahogado

El último intento fallido de MySpace fue renombrarse a sí mismo como un centro de entretenimiento, aprovechando las fortalezas que aún tenía. Muchas bandas todavía usaban el sitio como su método principal de transmisión a los fans. El sitio ya no competiría en forma directa con Facebook y, en cambio, intentaría brindar un servicio complementario.

Pero no fue suficiente. El sitio estaba en mal estado. Los cofundadores De Wolfe y Tom Anderson lo abandonaron en 2009. El reemplazo Owen Van Natta partió menos de un año después de que asumiera el cargo.

MySpace fue comprado por Specific Media, un grupo de inversionistas que incluía a Justin Timberlake, por 35 millones de dólares, 65 millones de dólares menos que el precio de venta de News Corp., y más de 500 millones de dólares menos de lo que News Corp. había pagado.

Sobre llovido… borrado

MySpace perdió relevancia pero durante años brindaba a sus primeros usuarios un lugar donde podían revivir recuerdos de una era pasada. Pero en 2019, eso también se acabó. Una gran cantidad de datos de usuarios cargados en la red social que fue dominante antes de 2016 se perdieron para siempre.

"Como resultado de un proyecto de migración del servidor, es posible que las fotos, los videos y los archivos de audio que haya subido hace más de tres años ya no estén disponibles en o desde MySpace", dijo la empresa en una nota. "Pedimos disculpas por las molestias".

El anuncio desapareció luego y MySpace no respondió a las repetidas solicitudes de más detalles sobre el momento y el alcance de la pérdida de datos. Se estimó que hasta 53 millones de canciones de 14 millones de artistas se vieron afectadas por la pérdida de datos, pero no estaba claro qué cantidad de esa música fue cargada por los usuarios.

MySpace informó en 2013 que contaba con una biblioteca de 52 millones de canciones gracias a acuerdos con sellos discográficos y cargas de usuarios. La pérdida masiva de datos subraya un peligro moderno: a medida que entregamos cada vez más partes de nuestras vidas a las grandes empresas tecnológicas, perdemos el control de algunos de nuestros recuerdos y patrimonios más íntimos.

Las fallas como la de MySpace no son solo catástrofes personales. La información que las personas comparten en las redes sociales puede parecer mundana, pero contribuye a las historias familiares y comunitarias. Algún día, esto le sucederá a Facebook, Instagram, TikTok. No hay que confiar en las plataformas para archivar nuestros datos.