Mercados españoles cerrados

Muji, la poderosa compañía japonesa que no tiene marca

Vista del interior de una tienda de Muji en París, Francia. REUTERS/Jacky Naegelen/File Photo

Su nombre lo dice todo. MUJI es la abreviatura de Mujirushi Ryohin, que quiere decir “artículos de calidad sin marca”.

Esta compañía japonesa fundada en 1980 tiene una singularidad: su amplia gama de productos de buena calidad, como artículos del hogar, ropa y alimentos, no tiene marca. Y eso, en el mundo en el que vivimos, más que singular, es raro.

Pero en Japón todo es posible, y MUJI se ha impuesto como una de las empresas de mayor pegada en el consumidor. Su éxito está basado en tres principios básicos: una buena selección de los materiales, la racionalización de los procesos, y la simplificación del empaquetado.

Nacida de la idea de racionalizar al máximo el proceso de fabricación, el resultado son productos simples, baratos y de buena calidad.

MUJI produce y comercializa desde decorados para casas, lámparas de varios modelos, colchones, papelería y ropa deportiva, hasta cojines cervicales hinchables para quienes viajan en avión, antifaces para dormir en ellos, o neceseres para viajeros.

“Los productos de MUJI -explica la empresa-, desarrollados a partir de un proceso de fabricación extremadamente racional, son concisos, sin embargo, no tienen un estilo minimalista. Es decir, son como recipientes vacíos. Simplicidad y vacuidad brindan la universalidad definitiva, cubriendo los sentimientos y pensamientos de todas las personas”.

Tienda de Muji en París. REUTERS/Jacky Naegelen/File Photo

Nueva área de negocio

Hace apenas un mes, MUJI anunciaba la apertura de una nueva tienda de comestibles, como parte de su entrada en el mundo de la alimentación. Sobre una extensión de 100 metros cuadrados, este mercado de nuevo tipo ofrece una selección de productos de alta gama, así como futas y vegetales.

De manera que, además de comprar ropa, objetos decorativos y productos de belleza, ahora en MUJI se pueden hacer las compras del hogar, básicamente si se trata de té, salsas, bebidas, granos, hierbas aromáticas y sobre todo frutas y hortalizas de la temporada.

Expansión internacional

En estos momentos, MUJI es la compañía japonesa que más franquicias tiene en el mundo, con un total de 700 establecimientos ofertando cosas para el hogar, el trabajo o el ocio.

Satoru Matsuzaki, el presidente de Ryohin Keikaku, la casa matriz de Muji, declaró a la Nikkei Asian Review que la cadena esperaba acelerar su expansión en el sur y el sudeste asiático después de haberse concentrado cierto tiempo en el este del continente, sobre todo en China (donde dispone de más de 200 tiendas), Hong Kong, Taiwán y Corea del Sur. También hay proyectos de ampliación hacia la India y el Medio Oriente.

Modelo de casa diseñado por Muji en Kamakura, Japón. Foto de Digital Trends.

Construcción

Pero no todo se queda en las ofertas de ropa, artículos del hogar y alimentos. MUJI también ha ideado y empezado a comercializar hasta un tipo de casas, exactamente viviendas prefabricadas y de pequeño formato pensadas para las grandes ciudades, pero también para el campo.

Nada más disponer del terreno, el modelo Muji Hut propone un contacto asequible con la naturaleza. Se trata exactamente de una cabaña prefabricada de madera con una superficie de 9 metros cuadros interiores y perfectamente habilitados y 3 m2 de fachada. Envuelta en contrachapado de ciprés nipón sin tratar, esta casa resulta resistente, pero a la vez adaptable a las necesidades y gustos de los futuros dueños.

Su fachada ideada a partir de la técnica nipona “Shou Sugi Ban”, que alarga la vida de la madera, logra que sea resistente al fuego, a los insectos y a los cambios climatológicos. Por último, unas puertas correderas de vidrio enmarcan el frontal de esta pequeña vivienda.

Construida sobre una base de hormigón que la resguarda contra la humedad del suelo, esta cabaña puede montarse sobre cualquier terreno en pocas horas.

Por último, ya es noticia que Muji ha decidido lanzarse a la hostelería. La compañía nipona pondrá en marcha en 2019 su primer hotel, exactamente en el distrito de Ginza, en la misma ciudad de Tokio.

Justo dentro de ese hotel, la mega empresa abrirá su mayor tienda del mundo, con una superficie de 3.300 metros cuadrados, tomando para sí tres plantas del edificio, a partir de la décima planta.