Mercados españoles abiertos en 5 hrs 9 min
  • S&P 500

    3.963,51
    +29,59 (+0,75%)
     
  • Nasdaq

    11.082,00
    +123,45 (+1,13%)
     
  • NIKKEI 225

    27.946,21
    +371,78 (+1,35%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0574
    +0,0015 (+0,14%)
     
  • Petróleo Brent

    76,64
    +0,49 (+0,64%)
     
  • BTC-EUR

    16.298,19
    +223,09 (+1,39%)
     
  • CMC Crypto 200

    406,11
    +11,42 (+2,89%)
     
  • Oro

    1.805,10
    +3,60 (+0,20%)
     
  • HANG SENG

    19.489,07
    +38,84 (+0,20%)
     
  • Petróleo WTI

    72,04
    +0,58 (+0,81%)
     
  • EUR/GBP

    0,8622
    -0,0003 (-0,04%)
     
  • Plata

    23,40
    +0,15 (+0,66%)
     
  • IBEX 35

    8.225,20
    -65,30 (-0,79%)
     
  • FTSE 100

    7.472,17
    -17,02 (-0,23%)
     

Muertes al volante, fatiga mental, enfrentamientos laborales y ETS: “secuelas” del Covid de las que nadie habla

Overworked mid-adult Caucasian businessman, resting in the car on the parking lot, after long work day
Muertes al volante, fatiga mental y ETS: las “secuelas” del Covid de las que nadie habla. Foto: Getty Images
  • Fortune ha calificado a EEUU como "un país lleno de malos comportamientos"

  • Casi 43.000 personas murieron en 2021 en la carretera, el mayor número en 16 años

  • La tasa de casos de sífilis el año pasado alcanzó su nivel más alto desde 1991

Casi al cierre de otro año entre mascarillas desechables y gel desinfectante, una cosa es segura: la pandemia transformó nuestras vidas para siempre. Los expertos llevan un buen tiempo intentando detectar, etiquetar y combatir algunos fenómenos que emergieron, como secuelas socioeconómicas de la enfermedad… y los hallazgos recientes no son muy alentadores.

A medida que se habla más en los medios sobre fenómenos como el colapso mental en espacios laborales o “burnout”, y la fatiga inflacionaria -e incluso aquella ocasionada por temor a una recesión de niveles catastróficos- la gente ahora debe aprender a lidiar con una serie de alteraciones drásticas que podrían haber llegado para quedarse.

Estados Unidos, por ejemplo, intenta regresar a la normalidad en una era pospandémica que ya ha adoptado formas muy restringidas de socializar y trabajar.

La revista Fortune lo calificó el domingo como un país “lleno de malos comportamientos” que se está “desmoronando”, a causa tanto de las guerras entre empleados y ejecutivos por la vuelta a la oficina, hasta de los altos niveles de mortalidad por consumir alcohol al volante y un auge de nuevas infecciones por ETS.

Miedo al Covid, ETS y muertes al volante

Son tiempos incómodos, y la incertidumbre sobre el futuro de la economía global no es lo único que preocupa. “Estamos en una especie de limbo en este momento”, dijo esta semana a Fortune el Dr. Michael Osterholm, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota.

Si bien el presidente Biden afirmó la semana pasada que la pandemia había terminado, los funcionarios de salud pública siguen preocupados por la posible aparición de nuevas y peligrosas variantes de Covid-19. “Tenemos muy poca experiencia con los coronavirus y cómo se desarrollan”, agregó Osterholm.

Una vez levantadas la mayoría de las restricciones de contacto, los estadounidenses se han relajado más y el resultado más notable ha sido el aumento en las enfermedades de transmisión sexual. “La gente se siente más liberada”, dijo Mike Saag, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Alabama.

Leandro Mena, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, calificó de “imperativo” prevenir las ETS, ya que la tasa de casos de sífilis el año pasado alcanzó su nivel más alto desde 1991.

Un aumento en los casos de viruela del mono destacó aún más el problema de las enfermedades transmitidas principalmente a través del sexo. La situación está “fuera de control”, dijo a la AP David Harvey, director ejecutivo de la Coalición Nacional de Directores de ETS.

También te puede interesar:

Condom in jeans pocket close up
La tasa de casos de sífilis el año pasado alcanzó su nivel más alto desde 1991. Foto: Getty Images

También fuera de control, dijo la Junta Nacional de Seguridad del Transporte esta semana, están las muertes en la carretera, actualmente en niveles de crisis, a pesar de una ligera caída en el segundo trimestre.

Casi 43.000 personas murieron el año pasado, el mayor número en 16 años, cuando los estadounidenses retomaron los viajes largos en auto después de las órdenes de quedarse en casa por la pandemia.

La agencia recomendó el martes que todos los vehículos nuevos en EEUU estén equipados con sistemas de monitoreo de alcohol en la sangre que puedan impedir que una persona intoxicada conduzca. Una parte significativa de las muertes están relacionadas con el alcohol: alrededor del 30% en 2020.

La batalla generacional en los puestos de trabajo

“¿Otra Gran Depresión? Ponme a prueba, yo ya estoy deprimido”, bromeó en uno de sus videos más populares Pasha Grozdov, famoso por sus videos en TikTok sobre cómo se siente la Generación Z sobre la posibilidad de vivir otra recesión.

Grozdov, de 25 años y residente en Nueva York, confiesa que se siente “frustrado y triste por todo”. “Primero, la pandemia: éramos tan jóvenes, tan llenos de vida. Y ahora qué, ¿una recesión económica? Ya hemos perdido dos años. No estamos aquí para esto”.

Muchos trabajadores, especialmente los de la Generación Z, exigen que se establezca un modelo de trabajo totalmente remoto, alegando que son más productivos en el hogar sin las distracciones de la oficina y los viajes diarios que consumen mucho tiempo.

Hipster teen girl school student with pink hair wearing hoodie using laptop computer sitting in bed distance elearning online learning course for exam search remote online classes in bedroom at home.
Muchos trabajadores, especialmente los de la Generación Z, exigen que se establezca un modelo de trabajo totalmente remoto. Foto: Getty Images

De hecho, gran parte de la fuerza laboral más joven solo conoce un mundo “de trabajo remoto”. Los directores ejecutivos, a menudo de la generación boomer, tienden a exigir el regreso a la oficina o directamente a las rutinas previas a la pandemia.

Mientras tanto, los enfrentamientos entre corporativos y sindicatos, como sucede con Amazon y Starbucks, aumentan la sensación de confrontación.

Una “bomba de tiempo” para la salud mental

Algunos líderes corporativos están sufriendo la “fatiga de los benefactores”, como lo describió un cazatalentos ejecutivo al Financial Times: “La sensación de querer estar de vuelta a los negocios lo antes posible”, sin tener en cuenta necesariamente el bienestar de los empleados.

Pero pasar por alto el agotamiento y la salud mental de los trabajadores podría resultar contraproducente. Si bien el trabajo remoto se convirtió en la norma durante la recesión, también desdibujó las líneas entre el hogar y la vida laboral, lo que provocó un extra de agotamiento.

También existe la “fatiga de la recesión”, la razón por la que casi un tercio de los estadounidenses que dicen que no están preparados para una recesión (31%) no están tomando medidas para salvaguardar sus finanzas, según reveló una encuesta de Bankrate en agosto.

Depressed frustrated trader tired of overwork or stressed by bankruptcy, sad shocked investor desperate about financial crisis or money loss, upset businessman having headache massaging nose bridge
Pasar por alto el agotamiento y la salud mental de los trabajadores podría resultar contraproducente. Foto: Getty Images

Y está afectando especialmente a las generaciones más jóvenes. Dos de cada 5 de los que tienen entre 18 y 25 años dicen que no están preparados para una recesión y ni siquiera están tomando medidas para poner sus finanzas en orden.

Teuila Hanson, directora de personal de LinkedIn, advirtió a principios de este año que las organizaciones deben hacer de la salud mental una prioridad principal, teniendo en cuenta que el agotamiento de los empleados alcanza “niveles históricos” y la “Gran Reorganización” (los trabajadores reconsideran no solo cómo trabajan, sino también dónde y por qué) transforma el lugar de trabajo.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud de marzo de 2022 respalda el argumento de Hanson: la prevalencia global de ansiedad y depresión aumentó en un 25% durante el primer año de la pandemia.

También te puede interesar | VIDEO: El capital de riesgo y las drogas psicodélicas