Mercados españoles abiertos en 50 mins.

Moscovici viaja a Grecia para intentar desbloquear el plan de ayuda

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, presenta las previsiones económicas de la Comisión Europea el 13 de febrero de 2017 en Bruselas

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, anunció este lunes que viajará el miércoles a Atenas para conversar con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en un intento de desbloquear al actual plan de rescate.

"Están teniendo lugar reuniones intensas y yo mismo viajaré el miércoles a Atenas, donde me reuniré con Tsipras y el ministro de Finanzas", Euclides Tsakalotos, dijo en una rueda de prensa Moscovici, durante la presentación de las previsiones económicas de invierno de la Comisión.

Tras seis años de rescates financieros concedidos a cambio de duras reformas, Grecia registra el mayor número de desempleados de la zona euro, con un 23% (cifras de octubre), y su deuda alcanza el 176,9% del PIB, unos 311.000 millones de euros.

Grecia debe abonar en julio casi 7.000 millones de euros a sus acreedores, pago al que no podrá hacer frente sin nuevos fondos de rescate previstos en el actual tercer plan de ayuda de 86.000 millones de euros aprobado en 2015.

Sin embargo, sus principales acreedores, los países de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI), no logran ponerse de acuerdo sobre la deuda y los objetivos económicos griegos, paralizando cualquier nuevo tramo de ayuda.

Para participar en el tercer plan, la institución con sede en Washington reclama a los europeos una quita sustancial de la deuda griega, algo a lo que se opone Alemania, y exige al mismo tiempo a Grecia profundizar en las reformas con subidas de impuestos y bajadas de pensiones.

"Estamos construyendo tras años de crisis lo que denomino un 'ejemplo de éxito', en el que las exitosas reformas permiten el regreso del crecimiento, de la inversión, de la confianza", subrayó Moscovici, quien urgió a evitar una nueva crisis "en un contexto de recuperación en Grecia y de incertidumbres en el mundo".

Las previsiones de invierno de la Comisión Europea estiman un crecimiento del PIB griego en 2017 del 2,7% y en 2018 del 3,1%, tras haber regresado a terreno positivo en 2016 con un 0,3%.

Sin embargo, sus pronósticos para la deuda y el desempleo siguen en niveles elevados, con un 22% y un 177,2%, respectivamente, para el presente año.

El primer ministro griego alzó el tono el sábado contra el FMI y Alemania, a los que urgió a dejar "de jugar con fuego".

Según los medios griegos, Tsipras está además dispuesto a aceptar parcialmente algunas de las demandas de los acreedores, a cambio de contrapartidas.