Mercados españoles cerrados

"Mini Mourinho" intenta salvar a Hull en la Premier

Por STEVE DOUGLAS
El técnico de Hull City, Marco Silva, observa un partido contra Liverpool el sábado, 4 de febrero de 2017, en Hull, Inglaterra. (Danny Lawson/PA via AP)

MANCHESTER, Inglaterra (AP) — Marco Silva aceptó un reto que parecía casi imposible cuando fue contratado como técnico de Hull a principios de enero.

El club del norte de Inglaterra estaba en venta, último en la tabla de posiciones en la liga Premier, y a punto de deshacerse de algunos de sus mejores jugadores. Faltaba dinero, los fanáticos estaban molestos y un plantel sin muchas figuras se había visto mermado por lesiones.

Silva, un portugués de 39 años llamado el "Mini Mourinho" en referencia a su ilustre y exitoso compatriota que ahora dirige a Manchester United, acababa de llegar al fútbol inglés y encaraba una difícil racha de partidos en tres competencias.

En su presentación como el tercer timonel de Hull en seis meses, Silva dijo que sería un "milagro" conseguir la permanencia en la liga Premier, pero pidió a los hinchas que tuviesen fe. De alguna manera, consiguió enderezar la embarcación, al igual que hizo en su primer trabajo como técnico con el club portugués Estoril, al que transformó en dos temporadas de un equipo de la segunda división al borde de la ruina a uno que disputó la Liga Europa.

Silva ha hecho maravillas en el mercado de transferencias y sobre la cancha.

Con grandes restricciones de presupuesto, se quedó sin los mediocampistas Roberto Snodgrass y Jake Livermore, ambos vendidos, pero fichó a siete jugadores, principales cesiones a préstamo o descartados de otros clubes más grandes. Por ejemplo, el delantero Oumar Niasse llegó de Everton, donde había jugado apenas cinco partidos y no había anotado un solo gol en un año; el extremo Lazar Markovic llegó de Liverpool, y Omar Elabdellaoui de Olympiakos, ambos tratando de resucitar sus carreras.

En los entrenamientos, Silva se concentró en armar un equipo ordenado. El zaguero Curtis Davies relató que el técnico se encargó de literalmente arrastrar a los jugadores hasta las posiciones donde los quería en la cancha. Se cancelaron los días libres.

Desde entonces, la diferencia ha sido extraordinaria.

Hull ha ganado sus cuatro partidos como local bajo la conducción de Silva, después de no haber ganado uno solo de sus cinco anteriores en el Estadio KCOM. Entre sus víctimas estuvieron Manchester United en la Copa de Liga y Liverpool por la liga Premier la semana pasada. Hull también empató 0-0 con United por la liga, y tuvo un buen desempeño en su revés 2-0 ante el líder Chelsea.

Hull escaló hasta el 18vo puesto en la tabla, a un punto de salir de la zona de descenso. Su visita el sábado a Arsenal parece no intimidar al plantel de Silva, quien visitó ese feudo en septiembre de 2015 por la Liga de Campeones cuando dirigía a Olympiakos, y el equipo griego se impuso 3-2.

"No hago milagros", dijo Silva. "Pero eso no es importante. Trabajo duro, quiero trabajar y que siempre tengamos nuestras metas presentes, pero siempre manteniendo los pies sobre la tierra".

Además, parece un buen momento para enfrentar a Arsenal. Como parece suceder cada año, el equipo de Arsene Wenger se empezó a desmoronar en la segunda mitad de la temporada, al sufrir derrotas consecutivas ante Watford y Swansea y caer al cuarto puesto, casi descartado de la lucha por el título.

___

CHELSEA GALOPA

¿Alguien podrá alcanzar al líder Chelsea?

Con nueve puntos de ventaja en la cima y 14 partidos pendientes, Chelsea visita a un equipo que ha ganado nueve de sus 10 partidos como local en todas las competencias.

La única derrota de Burnley en Turf Moor desde principios de octubre fue contra Manchester City.

___

LEICESTER EN APRIETOS

El campeón defensor Leicester está apenas un punto por encima de la zona de descenso luego de sufrir cuatro derrotas consecutivas.

Apenas cuatro equipos están entre el campeón y el último lugar, y el domingo enfrentan a uno de ellos, Swansea.