Mercados españoles cerrados en 38 mins

Millones de estadounidenses con seguro médico del empleador siguen gastando un dineral

Mientras los estadounidenses siguen lidiando con los costos cada vez más altos de la atención médica, las investigaciones indican que un grupo considerable de personas con cobertura de un seguro médico proveniente de su empleador aun así siguen gastando mucho dinero por sus facturas médicas.

De acuerdo a Commonwealth Fund (TCF), “los aportes para las primas del plan proporcionado por el empleador y los gastos extra, como pueden ser aquellos derivados de medicamentos con receta, están absorbiendo una parte cada vez más importante de los presupuestos de las familias”.

El informe estima que unos 23,6 millones de personas cubiertas por el empleador tenían unas primas muy elevadas, gastos extra elevados o ambas cosas.

“Me resulta muy llamativo pensar que existen 24 millones de personas que están cubiertos por el empleador y que viven en hogares que gastan un gran porcentaje de sus ingresos en costos de atención médica”, le dijo a Yahoo Finance Sara Collins, vicepresidente de Commonwealth Fund. “Cuando pienso en… esos seres humanos, es bastante sorprendente […]. Algunos hogares prácticamente no gastan nada y otros gastan miles de dólares al año”.

TCF definió los aportes altos como aquellos en los que “el monto anual total que pagan por las primas del plan proporcionado por su empleador es igual o mayor al 10% de los ingresos anuales de la familia”. Se consideró que los estadounidenses pagaban altos costos extras si “el monto anual total que pagan en concepto de gastos médicos extra que no son cubiertos por su empleador… es igual o mayor al 10% de los ingresos anuales de la familia, o igual o mayor del 5% para familias que ingresan menos del 200% respecto al nivel de pobreza federal”.

Flebotomista extrayendo sangre a una mujer en Boston en 2015 (Foto: Joanne Rathe/The Boston Globe a través de Getty Images).

El informe contradice la noción ampliamente extendida de que un trabajador con un plan cubierto por su empleador gasta menos en atención médica.

“Lo que hemos visto en los últimos años es un crecimiento del porcentaje de personas que están aseguradas todo el año pero que tienen unos altos costos extra en comparación a sus ingresos e impuestos deducibles” hasta tal punto que “se considera que están infraaseguradas”, dijo Collins. “El crecimiento más alto de esa tendencia se produce entre personas que tienen planes cubiertos por el empleador”.

‘Hemos visto un crecimiento constante de las primas con el paso del tiempo’

Las primas cada vez más altas, junto al aumento de los gastos extra, están siendo impulsadas por un aumento generalizado en los costos de la atención sanitaria en Estados Unidos. Collins señaló que los ingresos de las personas no están “creciendo mucho” mientras que la tasa de crecimiento de los costos de la atención médica está creciendo más rápido que los ingresos promedio.

“Lo que es realmente importante que las personas entiendan es que el principal impulsor del aumento de las primas y del aumento de los gastos extra es la tasa de crecimiento de los costos de la atención sanitaria en la economía’, dijo Collins.

Collins agregó respecto al porcentaje que los empleados tienen que aportar para sus primas, que si bien se mantuvo relativamente estable con el tiempo, que “cuando el monto total de la prima aumenta, también aumenta la cantidad de dinero que los empleados tienen que gastar en sus primas”.

Los gastos de la atención médica han aumentado radicalmente desde 1970 (Gráfico: David Foster/Yahoo Finance).

Según Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés), en 2017, los gastos de la atención médica en Estados Unidos crecieron un 3,9% alcanzando los 3,5 billones de dólares o 10 739 dólares por persona. Eso representa aproximadamente un 17,9% del PIB nacional.

“Podemos fijarnos en los parches políticos, los cambios en los diseños de las prestaciones, otorgar subsidios a la gente para compensar sus gastos extra”, dijo Collins, “pero también debemos fijarnos en qué es lo que impulsa el aumento generalizado del costo de la atención médica con el fin de reducir la tasa de crecimiento de las primas y los costos extra”.

Disparidades ‘bastante llamativas’

El informe reveló que el gasto familiar anual promedio en aportes para primas de seguro cubierto por el empleador varió de 500 dólares a 3.400 dólares entre 2016 y 2017. Y en 11 estados, “los hogares situados en la franja del 10% que más gasta en aportes para primas pagaron 9.000 dólares o más”.

Hawái tuvo unos aportes promedio de 500 dólares en 2016-2017 para primas de seguros cubiertos por el empleador. El promedio de Dakota del Sur fue el más alto, situándose en 3.400 dólares. Los aportes promedio más altos resultaron ser los de la zona de Nueva Inglaterra, mientras que zonas como Maine, Connecticut, Nuevo Hampshire, Rhode Island y Massachusetts quedaron entre los 10 primeros.

Dakota del Sur tuvo el gasto promedio anual más alto en aportes para primas (Foto: The Commonwealth Fund).

En lo referido a los costes extra, Nebraska, Utah, Minnesota, Nuevo Hampshire y Dakota del Sur tuvieron los promedios más altos. En la parte más baja de la lista se encuentran estados como Hawái, California, Florida, Nueva York y Virginia Occidental.

Nebraska es el estado en el que más gasta en concepto de costos extra (Foto: The Commonwealth Fund).

Al combinar estas dos categorías, los estados más caros fueron Dakota del Sur, Nuevo Hampshire y Nebraska, mientras que los menos costos fueron Hawái, Nueva York y Washington D.C.

Adriana Belmonte