Mercados españoles abiertos en 8 hrs 9 min

Se desata el miedo a una segunda ola de infecciones en EEUU y Wall Street se hunde un 7%

Los estados de Estados Unidos que han comenzado a reabrir se están llevando una tremenda sorpresa: los casos de personas infectadas por coronavirus están aumentado. Las cifras así lo sugieren.

Un mes después de su reapertura, Florida reportó 8.553 nuevos casos de coronavirus esta semana, su máximo para un período de siete días. En Texas, las hospitalizaciones del martes aumentaron 6,3% a 2.056, lo más alto desde que surgió la pandemia y el tercer aumento diario consecutivo. Las hospitalizaciones en California están en su máximo desde el 13 de mayo y han subido en nueve de los últimos 10 días.

Una nueva embestida del nuevo coronavirus está plateando desafíos para los residentes y la economía en EE.UU. Las oleadas localizadas han disparado alarmas entre los expertos y también entre los inversores.

Wall Street sufre un duro golpe

La bolsa de Nueva York cayó con fuerza este jueves. El índice Dow Jones (^DJI) retrocedió casi un 7%, el S&P 500 (^GSPC) casi un 6% y el tecnológico Nasdaq (^IXIC) un 5,3%.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha tratado de calmar los nervios afirmando que Estados Unidos no puede cerrar su economía de nuevo por la pandemia y que durante el próximo mes se inyectará otro billón de dólares en fondos de rescate para ayudar a la reactivación. No lo ha logrado.

Los descensos han sido generalizados en todos los mercados de acciones internacionales. En Asia, por ejemplo, el Nikkei (^N225) japonés se dejó un 2.82%. En Europa, los descensos fueron del 4%, con España a la cabeza, con una caída del 5%.

Los miedos llegan después de que Wall Street acumule una racha alcista que se podría calificar de meteórica. El S&P 500 logró esta semana ponerse en positivo en lo que va de año recuperándose de los derrumbes históricos vividos hace solo un par de meses por el miedo al impacto económico del coronavirus. Desde los mínimos de marzo, este indicador ha subido ni más ni menos que un 45%.

Artículos relacionados:

Un ciudadano junto a la estatua del toro situada muy cerca de Wall Street, donde se encuentra la Bolsa de Nueva York, y símbolo de la fortaleza de la economía estadounidense. John Nacion/STAR MAX/IPx 2020

Más de 2 millones de infectados

Las infecciones por coronavirus en EE.UU. superaron los 2 millones, con casi 113.000 muertes en el país, según datos compilados por la Universidad Johns Hopkins. La cantidad de casos en Estados Unidos es más del doble de los informados en Brasil, el país con el segundo mayor número de infecciones.

“Está llegando una nueva ola en algunas partes del país”, asegura Eric Toner, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud. “Es pequeña y distante por ahora, pero está llegando”.

Aunque los brotes llegan semanas después de la reapertura de los estados, no está claro que estén vinculados a una mayor actividad económica. En Georgia, donde los salones de belleza, los salones de tatuajes y los gimnasios han estado operando durante un mes y medio, los números de casos se han estancado y han desconcertado a los expertos.

Después de un cierre nacional que ayudó a detener la propagación, se esperaba un aumento de la enfermedad a medida que se reducían las restricciones. La tendencia se ha observado en 22 estados en las últimas semanas, aunque para muchos los aumentos son constantes pero lentos. Debido a que los niveles generales son bajos, los brotes en entornos donde el virus se propaga fácilmente, como hogares de ancianos o plantas empacadoras de carne, podrían estar influyendo en los números de una manera descomunal.

Pero los expertos ven evidencia de una segunda ola en Arizona, Texas, Florida y California. Arizona “sobresale como problema importante”, asegura Jeffrey Morris, director de la división de bioestadística de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Otra embestida

Estados Unidos ha estado preparándose para otra ola del coronavirus, pero es probable que los brotes futuros adopten una forma diferente. Es probable que las precauciones como el distanciamiento social y el uso de máscaras, así como el comportamiento cuidadoso de las personas, tengan poder de permanencia en muchas partes del país, incluso a medida que las economías se reabran.

Sin embargo, los expertos también se están preparando para el otoño, cuando los cambios en el clima y los planes de regreso a la escuela podrían tener repercusiones perjudiciales.

“La segunda ola no va a reflejar exactamente la primera ola”, afirma Lance Waller, profesor de la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad Emory en Atlanta. “El distanciamiento funciona para amortiguar las cosas al principio, y no está volviendo exactamente a lo mismo que antes, porque ya no somos exactamente como antes”.

Daniel Lucey, miembro de Infectious Diseases Society of America, compara el nuevo paradigma del virus con un día en la playa: Estados Unidos se ha estado preparando para otra “marea alta” como la que envolvió la ciudad de Nueva York. Pero hoy es una marea baja y “las olas siempre están llegando”.

Artículos relacionados:


Artículo elaborado con información de Bloomberg.