Mercados españoles cerrados en 4 hrs 14 min

Mi banco me abarata la hipoteca por contratar productos: ¿sale a cuenta?

Hipotecas con o sin bonificar: ¿qué sale más a cuenta?

(HelpMyCash.com) — Si vamos al banco a pedirle financiación para comprarnos una vivienda, lo más probable es que este se ofrezca a rebajar (o bonificar) el interés de nuestra futura hipoteca si aceptamos contratar varios de sus productos (seguros, tarjetas, planes de pensiones), algo que se conoce como venta combinada. Estos servicios extra, sin embargo, nos pueden costar dinero y nos obligarán a mantenernos aún más ligados a la entidad hasta que devolvamos todo el dinero. Así las cosas, el dilema está servido: ¿vale la pena aceptar esas vinculaciones adicionales a cambio de un precio más bajo o es mejor rechazarlas?

Debemos valorar si nos compensa

Para resolver esa disyuntiva, lo primero que tenemos que hacer es calcular cuánto nos costarían esos productos combinados, pues aunque algunos son gratuitos (domiciliar la nómina, por ejemplo), otros sí nos harán pagar un dinero periódicamente: las primas de los seguros, las comisiones de las tarjetas o de los planes de pensiones, etc. Si el precio de los servicios extra es más elevado que lo que nos ahorraríamos por la rebaja del interés, será mejor no firmarlos. 

También debemos valorar si ese servicio adicional que nos ofrece el banco para abaratar la hipoteca nos resulta útil o no. Un seguro de vida, por ejemplo, puede que sí nos interese si no queremos dejar deudas a nuestros herederos en caso de que muramos, mientras que si no nos gustan los planes de pensiones, no tendría sentido contratar uno para que nos rebajen el interés. 

Asimismo, es importante que nos fijemos en la penalización que se nos aplicaría en caso de no mantener contratados esos productos combinados durante todo el plazo de la hipoteca. Por lo general, en estos casos los bancos suelen subir el interés en entre 0,2 y 1,5 puntos porcentuales. Así las cosas, si creemos que no podremos cumplir las condiciones de bonificación de una oferta hipotecaria durante los 20 o 30 años que estemos pagando las cuotas, quizás será mejor acudir a otras entidades. 

Hay que comparar la oferta con la de otros bancos

Tanto si nos gusta la hipoteca bonificada de nuestro banco como si preferimos su interés sin rebajar, es aconsejable acudir también a otras entidades para ver qué nos pueden ofrecer. De este modo, tendremos más opciones sobre nuestra mesa y podremos elegir un préstamo que tenga un precio competitivo con unos productos combinados que se ajusten a nuestras necesidades.

En ese sentido, puede ser conveniente pedir financiación a entidades que ofrezcan directamente unos intereses atractivos sin pedir muchos servicios extra a cambio. Muchos bancos online que operan actualmente en España cumplen este requisito: las hipotecas de Coinc no tienen productos combinados, las de Openbank están rebajadas solo a cambio de domiciliar la nómina o cualquier otro ingreso recurrente, etc. 

Cuidado con la cuenta para pagar la hipoteca

Más allá de los productos que podamos contratar para abaratar nuestra hipoteca, debemos tener cuidado con uno que muchas veces se pasa por alto: la cuenta para pagar las cuotas. Y es que muchos bancos nos obligarán a abrirnos una de sus cuentas para ese cometido y nos cobrarán una comisión por su mantenimiento, cuyo precio puede llegar a superar los 70 euros al año. 

Existen, sin embargo, algunas maneras de evitar esa comisión: negociar su eliminación a cambio de domiciliar la nómina, acudir a bancos que directamente no la cobren… Incluso hay entidades, como Hipotecas.com, que nos permitirán pagar las cuotas desde la cuenta de cualquier otro banco sin penalizarnos. 

Artículos relacionados que te pueden interesar: