Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.435,56
    -7,56 (-0,22%)
     
  • Nasdaq

    11.484,69
    -31,80 (-0,28%)
     
  • NIKKEI 225

    23.639,46
    +72,42 (+0,31%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1865
    +0,0036 (+0,31%)
     
  • Petróleo Brent

    41,73
    -1,43 (-3,43%)
     
  • BTC-EUR

    10.875,15
    +1.527,76 (+16,34%)
     
  • CMC Crypto 200

    257,95
    +13,06 (+5,33%)
     
  • Oro

    1.927,70
    +12,30 (+0,64%)
     
  • HANG SENG

    24.754,42
    +184,88 (+0,75%)
     
  • Petróleo WTI

    40,00
    -1,70 (-4,25%)
     
  • EUR/GBP

    0,9019
    -0,0113 (-1,24%)
     
  • Plata

    25,18
    +0,20 (+0,80%)
     
  • IBEX 35

    6.811,50
    -115,80 (-1,67%)
     
  • FTSE 100

    5.776,50
    -112,72 (-1,91%)
     

La lucha climática de Mercadona a través de los tejados de sus supermercados

Borja González
·3 min de lectura
Mercadona Supermarket In Madrid, Spain. (Photo by Cristina Arias/Cover/Getty Images)
La fachada de un supermercado Mercadona en Madrid. (Foto: Cristina Arias/Cover/Getty Images)

Pocos aspectos se desconocen a estas alturas de la compañía de Juan Roig debido a la repercusión diaria que tiene en la vida de millones de personas. Sus nuevos productos enseguida se hacen virales y arrasan, su alcance en retail es de sobra conocido, sus reputados proveedores se disparan como empresas... Lo que pocos saben es que en ciertos supermercados Mercadona ya emprende una lucha que es de todos y lo hace a través de sus tejados.

La cadena valenciana ya está introduciendo progresivamente un modelo que aporta beneficios medioambientales en sus establecimientos. Llama la atención en que se invierta en lo que el ojo no ve, puesto que de sobra identificamos una singularidad de diseño interior al nombre de la compañía de letras verdes. Precisamente, el verde es el color predominante dentro y de él no se quiere separar tampoco fuera.

Mercadona apuesta por la sostenibilidad urbana convirtiendo sus tejados en jardines que contribuyan a la lucha contra la contaminación y favorezcan, de ese modo, la salud de los vecinos de las zonas donde se encuentran sus supermercados instalados.

Estos rincones ‘secretos’ tienen una peculiaridad que lo hacen aún más atractivos y menos perjudiciales: en ellos sólo crecen plantas autóctonas con bajas necesidades de riego, manteniendo una postura responsable en el uso eficiente de agua.

Los primeros afortunados son los habitantes de diferentes distritos de Madrid, ciudad en la que cobra más sentido aún la iniciativa si cabe. Ellos son los primeros en poder aprovecharse de las ventajas que los jardines suscitan.

Si os pica la curiosidad, las tiendas son las ubicadas en Paseo del General Martínez Campos 39, Bravo Murillos 5, Ayala 89, Asura 56 y Castellana Juan-Gris y Estocolmo 22.

En conjunto significan alrededor de 6.000 metros cuadrados de zona verde, micropulmones que ayudan a reducir el CO2. Pero no sólo los humanos se benefician de ello, también los animales. Favorecen la biodiversidad, especialmente la protección de las aves, aportándoles una fuente más de alimento y descanso. De hecho, otra cosa que muy pocos conocen de Mercadona es que trabaja junto a BirdLife en proyectos que contribuyen a la protección de las aves migratorias.

Cabe mencionar que los tejados no son los únicos protagonistas dentro de este plan de desarrollo medioambiental. Las fachadas también se irán transformando, como ya lo están algunas, en jardines verticales que cumplan funciones similares a las mencionadas, con el añadido que aíslan en términos de temperatura y contaminación acústica.

No sorprenderá esta innovación a los que conocen más de cerca los recovecos de la empresa. De hecho, Mercadona es una de las compañías españolas con más conciencia medioambiental, contando desde hace años con una política al respecto destinada a reducir el impacto de sus procesos.

El plan estrella de esta política está precisamente en sus tiendas, en las que ha conseguido con un nuevo modelo eficiente reducir el gasto energético en un 40% con respecto a una tienda tradicional. A esto hay que sumarle su compromiso con el transporte sostenible y la aplicación de los principios de la Economía Circular en la gestión de residuos, llegando a lograr una tasa del reciclado del 76% y que espera que llegue a ser del 100% para 2025.

En fin, siempre se va a poder hacer más y no nos debemos conformar con este tipo de noticias esperanzadoras. El camino que hay que normalizar y exigir es este.

VÍDEO | La bolsa española baja un 1,46% en total la última semana

Más historias que te pueden interesar: