Mercados españoles cerrados

Maybach S560 2018: Mercedes lleva su modelo insignia al siguiente nivel

Desde los salones de exposiciones de Europa hasta el deslumbrante mundo de las élites del hip-hop, en el mundo del automotor, el nombre Maybach es sinónimo de súper lujo y estatus.

Mercedes-Maybach S560 2018 (créditos: Mercedes-Benz).

A principios del siglo XXI, Maybach era una marca independiente; y si poseyeras uno, es probable que te llevaran en coche y que no condujeras tú. Ahora es una submarca de Mercedes-Benz (DAI.DE) para las ediciones de alta gama de sus coches. Podrías pensar que la última versión de su S-Class ‒el Mercedes-Maybach S560 2018‒ también precise un chófer, pero te equivocas.

Mercedes-Maybach S560 2018 (créditos: Pras Subramanian).

El nuevo S-Class

Comencemos con lo básico de este coche. La gama Mercedes S-Class de 2018 no solo actualiza su apariencia interior y exterior, sino que también introduce muchos cambios bajo el capó. Y una gran cantidad de nuevas tecnologías.

Empleando lo que Mercedes llama tecnología de asistencia a la conducción generación 4.5, este pack incluye un control de crucero adaptable que puede realizar algunos cambios de dirección y de carril de forma autónoma, así como arranque y parada mientras se encuentra en control de crucero. El automóvil básicamente es consciente de su entorno usando varios sensores de radar y ultrasónicos, lo que significa que también puede realizar seguimiento de otros coches, señales de tráfico y marcas pintadas en la carretera para mantenerse en su carril.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Mercedes-Benz).

Por supuesto, en el modelo más alto de la gama Maybach S560, están incluidas todas las características avanzadas y autónomas de seguridad.

Bajo el capó

El Maybach S560 tiene un motor 4.0 litros biturbo V8 que genera 469 CV de potencia y un par motor de 700 N-m más potente que su predecesor pero igual que un S560 normal. Los turbos instalados en el motor son únicos, similares a los diseños turbo de sus motores de carreras de F1, ya que aloja los turbos dobles en la “V” del motor, lo cual acorta el camino para bombear aire comprimido a los cilindros y, por tanto, reduce el tiempo de respuesta del turbo. El motor de 4.0 litros está acoplado a una transmisión de nueve velocidades. Las versiones que probamos nosotros también llevaban 4Matic, o tracción total.

Mercedes-Benz 4.0 litros biturbo V8 (crédito: Mercedes-Benz).

Dentro del habitáculo, uno se siente como volando en primera clase en un avión de Emirates o Etihad Airlines. Tiene acabados en madera, acolchados de cuero y costuras francesas casi por todas partes, una iluminación ambiental intensa e incluso una fragancia exclusiva (aromaterapia en tu coche).

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Mercedes-Benz).

Creo que describiría la experiencia interior como algo sacado de un anuncio de mostaza. ¿Excesivo? Se podría discutir, pero creo que eso es lo que hará Mercedes.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Pras Subramanian).

Conducción

Como pasajero, la experiencia fue refinada, elegante y, por encima de todo, lujosa. Los asientos con función de masaje son de primera clase, especialmente al usarlo con los programas del sistema, que combinan calor, masajes, música e iluminación para crear un “tratamiento” específico. Todo lo que le falta ahora al Maybach es un servicio de spa y un exprimidor de jugos para que puedas relajarte tras un largo día en la sala de reuniones de la empresa. Y no olvidemos los 13 altavoces y un equipo de sonido Burmester de 590 watts de primera calidad.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Pras Subramanian)

Pero aquí está la cosa. Entrar al asiento del conductor y ponerse al volante del Maybach no era como pilotar un enorme yate terrestre. Sí, esta es una versión extendida de un S560, pero en el ámbito deportivo, este coche demostró ofrecer una excelente experiencia de conducción. El pedal del acelerador, muy lineal, facilita la conducción del automóvil. La dirección es un poco insensible y parece contar con una ayuda generosa de la dirección asistida, pero esto es lo que se esperaría de un coche como el S560 Maybach.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Mercedes-Benz).

En la clase S, la tecnología es la reina, y en el Maybach es el golpe de gracia. La conducción inteligente Mercedes es potente y fácil de usar. El control de crucero siguió fácilmente al coche de en frente, y el asistente para mantenerse en el carril hacía que el coche tomara curvas cerradas sin salirse. En una curva más rápida hubo un incidente y perdió un poco el control pero se había disparado una advertencia al conductor.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Pras Subramanian).

Pero la posibilidad de disponer de conducción inteligente durante un flujo de tráfico intermitente, es un gran cambio para aquellos que viajan diariamente en coche. La implementación de Mercedes de su Maybach S560 es de primera categoría; solo perderás si te quedas parado en la carretera durante un período prolongado de tiempo.

Pensamientos para ir cerrando

El Mercedes-Maybach S560 es un coche refinado y, con un precio desde 168.600 dólares (180.545 dólares el que probamos), no debes esperar nada que no sea lo mejor. Dudo a la hora de decir si este coche vale su precio, pero si alguien dispone de ese dinero y de la inclinación a este tipo de coches, yo creo que es para él.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Pras Subramanian).

Pero de nuevo, lo que me impresionó realmente es que el S560 Maybach, y probablemente el S560, son coches divertidos para conducir. Así que, para aquellos compradores que quieran tener un chófer, ¿puedo sugerirles que le den un descanso y que conduzcan ustedes mismos? Podría ser la oportunidad para un fresco cambio de ritmo en sus vidas.

Mercedes-Maybach S560 2018 (crédito: Mercedes-Benz).

Video: Prueba del Maybach S560 2018 (en inglés)

Pras Subramanian