Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.190,70
    +86,10 (+1,06%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.527,79
    +16,85 (+0,48%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1959
    +0,0046 (+0,38%)
     
  • Petróleo Brent

    47,98
    -0,63 (-1,30%)
     
  • Oro

    1.783,50
    -22,00 (-1,22%)
     
  • BTC-EUR

    14.035,40
    -377,15 (-2,62%)
     
  • CMC Crypto 200

    328,26
    -9,24 (-2,74%)
     
  • DAX

    13.335,68
    +49,11 (+0,37%)
     
  • FTSE 100

    6.373,84
    +10,91 (+0,17%)
     
  • S&P 500

    3.636,83
    +7,18 (+0,20%)
     
  • Dow Jones

    29.897,28
    +24,81 (+0,08%)
     
  • Nasdaq

    12.195,61
    +101,21 (+0,84%)
     
  • Petróleo WTI

    45,33
    -0,38 (-0,83%)
     
  • EUR/GBP

    0,8985
    +0,0069 (+0,77%)
     
  • Plata

    22,70
    -0,74 (-3,16%)
     
  • NIKKEI 225

    26.644,71
    +107,40 (+0,40%)
     

Esta campaña manda “a Mamarland” a todos los pesados que opinan sobre la maternidad ajena

Fernando Gonzalo
·2 min de lectura

No pasa un solo día sin que todos y cada uno de nosotros recibamos alguna opinión no solicitada: opinar es gratis, suele carecer de consecuencias y, quizá por eso, hay personas que no ponen ningún filtro.

Uno de los ámbitos donde habría que ser prudente antes de meter las narices es la maternidad y, sin embargo, esta es objeto de todo tipo de comentarios de terceros. Ahora, una campaña invita a las madres a mandar a todos los opinadores “a Mamarland”.

La mayoría de las mujeres que deciden ser madres se ven sometidas a una enorme presión. Cada una vive la maternidad a su manera, pero todas se encuentran con algo en común: opiniones por todas partes, críticas, consejos de personas que ni siquiera tienen hijos... Todo esto, lejos de ayudar, contribuye a aumentar sus inseguridades y agrava el agotamiento que conlleva la crianza.

La marca de lencería Black Limba ha lanzado una campaña en la que anima a todas las madres a decir “basta”. Para ello, han “creado” un lugar especial donde remitir a todos los pesados que no paran de opinar: que se vayan un poquito a Mamarland. Además del evidente juego de palabras, la campaña ilustra con sentido del humor este lugar ficticio en el que todos los objetos tienen forma de seno.

La campaña es obra de la agencia Madresanta y se ha presentado con motivo del lanzamiento de la primera colección de lencería de maternidad de Black Limba. Una colección, según describe la marca, “libre de opiniones, para que las mamás y futuras mamás os sigáis sintiendo cómodas y sexys en vuestra nueva figura”.

Además de este vídeo, la campaña contará con varias piezas cortas para redes sociales en las que se tocarán temas que suelen suscitar polémica, como el debate entre biberón y amamantamiento o el de las madres que necesitan desconectar y mantener una vida propia al margen de su progenie. En una época en la que el sano e irónico concepto de “malas madres” está ya bastante extendido, no cabe duda de que esta campaña arrancará más de una sonrisa cómplice a la audiencia.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Más historias que te pueden interesar: