Mercados españoles abiertos en 6 hrs 44 min
  • S&P 500

    3.963,94
    -62,18 (-1,54%)
     
  • Nasdaq

    11.049,50
    -176,86 (-1,58%)
     
  • NIKKEI 225

    27.981,94
    -180,89 (-0,64%)
     
  • EUR/USD

    1,0347
    +0,0002 (+0,02%)
     
  • Petróleo Brent

    82,77
    -0,42 (-0,50%)
     
  • BTC-EUR

    15.653,56
    -321,89 (-2,01%)
     
  • CMC Crypto 200

    379,64
    -0,65 (-0,17%)
     
  • Oro

    1.739,60
    -0,70 (-0,04%)
     
  • HANG SENG

    17.297,94
    -275,64 (-1,57%)
     
  • Petróleo WTI

    76,84
    -0,40 (-0,52%)
     
  • EUR/GBP

    0,8644
    0,0000 (0,00%)
     
  • Plata

    20,90
    -0,02 (-0,10%)
     
  • IBEX 35

    8.323,20
    -93,40 (-1,11%)
     
  • FTSE 100

    7.474,02
    -12,65 (-0,17%)
     

Lula da Silva lidera la primera vuelta, pero se enfrenta a un Jair Bolsonaro fortalecido

Lula da Silva lidera la primera vuelta, pero se enfrenta a un Jair Bolsonaro fortalecido

La primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil tuvo lugar este domingo 2 de octubre y estuvo marcada por resultados mucho más apretados de lo esperado. Luiz Inácio 'Lula' da Silva, el gran favorito de la elección, finalmente reunió el 48,4% de los votos, adelantando por 5 puntos a Jair Bolsonaro, con el 43,2%. El expresidente y el actual mandatario se enfrentarán en una segunda vuelta el 30 de octubre, cuyo resultado es imprevisible en un contexto de polarización histórica.

La tarde electoral brasileña llegó marcada por mucha incertidumbre respecto a los resultados.

Jair Bolsonaro, a quien los sondeos auguraban alrededor del 33% de votos, encabezó las elecciones una gran parte de la tarde. Fue solo al pasar el 70% de los votos escrutados, que 'Lula', el gran favorito de estas elecciones presidenciales, finalmente lo adelantó y terminó con 5 puntos adicionales. 'Lula' terminó con el 48,4% de los votos y Bolsonaro con el 43,2%.

'Lula' salió más débil de lo esperado de esta elección. Algunos alcanzaron a esperar una victoria en primera vuelta, alcanzando el mínimo de 50% de votos necesarios. Pero, los resultados, que hicieron temblar a los brasileños durante buena parte del recuento, descartaron esta posibilidad a medida que se acababan los votos por escrutar.

Bolsonaro se mantiene en la escena política a pesar de su controvertido mandato

Jair Bolsonaro llegaba debilitado a las elecciones presidenciales tras un mandato que le valió muchas críticas, especialmente por su gestión del Covid-19, que dejó cerca de 700.000 muertos en el país. Pero el ultraderechista logró una vez más mantenerse en el centro de la escena política.

Aunque la gente podía estar cansada o decepcionada tras los 4 años de Bolsonaro en el poder, el resultado de esta noche demostró que Bolsonaro todavía está lejos de haber perdido la elección y que a 'Lula' no le será fácil arrebatarle la silla presidencial.

Bolsonaro reconoció que la gente había demostrado su voluntad de cambios en el país, pero aseguró que haría todo para mostrar a los brasileños que sigue siendo la mejor opción. "Entiendo que hay una voluntad de cambio, pero ciertos cambios pueden ser para peor", dijo el mandatario tras el anuncio de los resultados.

"Tenemos una segunda vuelta por delante" y "podremos mostrarle a la población que la inflación está bajando" y que el Gobierno "no ha dejado de atender a los más pobres" mediante diversos subsidios que fueron aprobados en los últimos meses, afirmó el actual mandatario.

Una polarización extrema en el país suramericano

El escrutinio de este domingo y el resultado sorprendentemente alto de Jair Bolsonaro fue la prueba de que la población brasileña está profundamente polarizada.

Bolsonaro logró reunir un alto porcentaje de votos, lo que quiere decir que, a pesar de las críticas a su presidencia, mantiene unas bases sólidas.

Los dos hombres que llegan a la segunda vuelta tienen programas totalmente opuestos y reunieron entre ellos dos más del 90% de los votos totales, dejando a los otros 9 candidatos muy atrás.

Además, los niveles de violencia que caracterizaron la campaña electoral se saldaron con varios asesinatos, muchas amenazas de muerte y un ambiente de miedo generalizado. Solo desde enero, Brasil registró 27 casos de asesinatos y atentados contra candidatos y precandidatos.

El 24 de septiembre, en un bar de Cascavel, pequeña ciudad del estado de Ceará, un hombre mató a puñaladas a otro que se identificó como votante de 'Lula'. Al día siguiente, tras una pelea en un bar, un simpatizante de Bolsonaro también fue apuñalado en el sur del país. Son solo dos de los varios ejemplos de muerte por razones políticas que precedieron la elección de este domingo.

3 de cada 4 votantes en Brasil temen sufrir agresiones por motivos políticos y, aunque la violencia política no es nueva, alcanzó niveles récords este año. "Nos enfrentamos a una población asustada. Alrededor del 3% de los encuestados, lo que representaría 5 millones de brasileños" dijeron haber sido "víctimas de la violencia política", explicó Mônica Sodré, politóloga y directora de la Red de Acción Política para el Desarrollo Sostenible.

Como también recordó Simone Pitta, abogada de la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro, los brasileños no pudieron asistir a un verdadero debate político entre los candidatos. Muchas veces, los políticos solo se criticaban, sin enfocarse en su programa político, lo que, en una democracia, es lo que permite elegir a su candidato.

'Lula' sigue optimista sobre su victoria en segunda vuelta

El expresidente Luiz Inácio 'Lula' da Silva expresó este domingo su confianza en ganar las elecciones ante el mandatario Jair Bolsonaro en la segunda vuelta. "Vamos a ganar las elecciones. Esto es solo una prórroga", afirmó 'Lula' en un discurso tras el anuncio de los resultados.

'Lula' encabezó las elecciones de este domingo con 5 puntos de diferencia con Bolsonaro. Además, podría beneficiarse de la transferencia de votos de los partidarios de Ciro Gomez, del Partido Democrático Laborista, que logró reunir un 3% de votos. Aunque Gomes no esconde su recelo contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT), su programa se acerca más al de 'Lula'.

Lula da Silva celebra la victoria en la primera vuelta. Foto: CAIO GUATELLI/AFP via Getty Images.
Lula da Silva celebra la victoria en la primera vuelta. Foto: CAIO GUATELLI/AFP via Getty Images.

'Lula' fue apoyado al final de la jornada por varios mandatarios de izquierda de América Latina, como el presidente de Colombia, Gustavo Petro: "Felicito a 'Lula' por su victoria en primera vuelta", dijo Petro en su cuenta de Twitter.

El presidente Argentino, Alberto Fernández, también aclamó su victoria, "Felicito a mi querido 'Lula' por su triunfo en primera vuelta y hago llegar mi sincero respeto al pueblo de Brasil por su profunda expresión democrática", escribió el mandatario argentino en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Sin embargo, 'Lula' tendrá que seguir haciendo campaña durante 4 semanas en una segunda vuelta electoral en la cual es favorito pero en la que no tiene nada asegurado.

Simone Tebet, la sorpresa de la elección

La candidata que llegó en tercera posición es Simone Tebet, del Movimiento Democrático Brasileño, con un 4,1% y casi 5 millones de votos. Aunque su resultado queda muy distante del de sus adversarios 'Lula' y Bolsonaro, Tebet adelantó al laborista Ciro Gomes (3,0%), figura importante en las últimas décadas.

Ante las cámaras de televisión, Tebet se ratificó como una alternativa entre el presidente Jair Bolsonaro y el exmandatario Luiz Inácio 'Lula' da Silva, siendo, entre los tres, la única mujer y figura nueva en la escena.

Según Simone Pitta, aún falta mucha representación de mujeres en la escena política y en el Congreso, por ejemplo, y la política sigue siendo “un lugar hostil” para las mujeres.

Sin embargo, el hecho de que Brasil tuviera 4 candidatas mujeres en las presidenciales y que una de ellas quedara en tercera posición podría también ser decisivo en la segunda vuelta, en un momento de alta desaprobación de las mujeres hacia el presidente Jair Bolsonaro.