Mercados españoles abiertos en 4 hrs 43 min

Los proyectos de Trump están perdiendo fuerza en la bolsa

Las acciones están apenas por debajo de sus máximos históricos. A pesar de esto, los negocios en bolsa relacionados con dos de las razones para ser optimistas sobre las que hizo más hincapié Donald Trump en su agenda ‒reforma fiscal y gasto en infraestructuras‒ ya están empezando a perder fuerza.

Donald Trump. Luis M. Alvarez (AP Photo)

En un artículo dedicado a sus clientes y publicado recientemente, los analistas de Goldman Sachs señalaban que tanto la cartera de acciones de ciertas empresas que pagan altas tasas impositivas como los beneficiarios de los proyectos infraestructurales han tenido unos rendimientos mejores debido al debilitamiento del S&P 500 en los últimos días.

Para empezar, los negocios en bolsa de las empresas relacionadas con infraestructuras se están debilitando. Recordemos que la semana pasada Trump reiteró su compromiso de gastar 1 billón de dólares en infraestructuras. Las expectativas del mercado, no obstante, han empezado a menguar.

Gráfico que muestra la evolución del optimismo sobre las empresas de infraestructuras:

Los beneficiarios de los proyectos de infraestructuras ya han comenzado a ver debilitadas sus acciones si se comparan con las del mercado en general.

A comienzos de 2016, los beneficiarios de proyectos infraestructurales ‒pensemos en las acciones de sectores como los de los materiales o los fabricantes de maquinaria de construcción‒ doblaron las apuestas en un contexto en el que tanto el Partido Democrático como el Republicano mencionaron en sus respectivas campañas la necesidad de invertir en infraestructuras. La elección de Trump hizo que inicialmente estas acciones aumentaran, pero ese entusiasmo está decayendo por la propia acción del mercado.

Tal y como señalábamos en enero, el gigante industrial Caterpillar (CAT) ya había advertido desde bien temprano que cualquier gran plan de infraestructuras podría tardar más en hacerse realidad de lo que algunos esperaban. Dijeron que los primeros efectos desencadenados por estos cambios se verían en la publicación de sus resultados en 2018.

El proyecto de reforma fiscal se está debilitando

La reforma fiscal fue percibida como la ventaja mayor y más clara para las acciones tras la victoria de Trump, pero en las últimas semanas las expectativas se han visto reducidas en los mercados.

Gráfico que muestra la evolución del optimismo sobre las empresas más beneficiadas por los recortes de impuestos:

Efectivamente, las expectativas de reforma fiscal están empezando a disminuir. Al menos así lo indica el mercado.

Recordemos que justo después de las elecciones, Goldman Sachs expuso unos simples cálculos en los que consideraba unos impuestos más bajos para las ganancias netas de las empresas. La firma escribió que por cada reducción de un 1% en los impuestos sobre sociedades en Estados Unidos, se sumaría 1,5 dólares a las ganancias de las empresas del S&P 500.

Pero ahora que Trump ocupa el cargo y ya ha comenzado la disputa con los republicanos en la Cámara, se presentan algunas dificultades en relación a los impuestos, como pueden ser el ajuste fiscal en la frontera ‒que Trump ya ha dicho que es “demasiado complicado”‒ o la discusión sobre cómo será financiada la bajada de impuestos. Esta situación está frenando el proceso de elaboración de un borrador para aprobar la ley.

No obstante, el secretario del tesoro Steven Mnuchin declaró recientemente que la administración todavía prevé tener aprobado un paquete de medidas fiscales para el 28 de julio, antes de que se produzca el receso del mes de agosto. La reforma tributaria también se ha visto envuelta en la discusión derivada de la promesa de la nueva administración de “derogar y reemplazar” el Obamacare. En este sentido, Trump dijo a fines del mes pasado que solo saldría adelante una propuesta de reforma fiscal tras avances palpables en el Congreso en materia de salud.

Algunas empresas incluidas en la cartera de Goldman Sachs que pagan impuestos altos y que se verían beneficiadas por una bajada de impuestos sobre sociedades son Under Armour (UA), Whole Foods (WFM), CVS (CVS), ConocoPhillips (COP), CME Group (CME), Charles Schwab (SCHW), Discover Financial (DFS), Visa (V), Quest Diagnostics (DGX), Arconic (ARNC), Parchex (PAYX) y Century Link (CTL).

Si consideramos que estas expectativas en declive ocurren en un momento en que el mercado en general rozaba máximos históricos la semana pasada, seguimos viendo señales de que los inversores no se aferran a las esperanzas de que la administración Trump logre aprobar por completo su agenda legislativa.

Por otro lado, el impulso de la semana pasada hacia nuevos récords históricos tras el discurso de Trump ante las dos cámaras del Congreso podría ser el disparador de un crecimiento inclinado y rápido en el precio seguido de una caída inclinada y rápida (“blow-off top”, tal y como se lo conoce en el ámbito de las finanzas). Algunos esperaban que fuera el fruto del entusiasmo producido por la recuperación de las acciones tras las elecciones.

Myles Udland
Yahoo Finance