Mercados españoles cerrados

Los millennials ven mermar su salud más rápido que la generación X

Según los expertos, el deterioro de la salud de la generación del milenio podría tener un fuerte impacto en el sistema de atención sanitaria de los Estados Unidos, de acuerdo con expertos.

“Los millennials están viendo un mayor deterioro en su salud que la generación anterior cuando tenían su misma edad”, dice un informe de Moody’s Analytics que analiza los datos del índice de salud Blue Cross Blue. “Sin intervención, los millennials podrían ver aumentar las tasas de mortalidad en más de un 40 % en comparación con los pertenecientes a la generación X cuando tenían la misma edad”; Pew Research define a los milénicos como estadounidenses nacidos entre 1981 y 1996.

Este deterioro conllevará una mayor demanda de tratamientos, lo que podría tener un importante impacto en los costos de la atención sanitaria.

“En el peor de los escenarios posibles, se proyecta que los costos de los tratamientos de los millennials sean un 33 % más altos que los de la experimentados por los pertenecientes a la generación X cuando tenían una edad comparable”, indicó el informe. “Si los millennials tienen una peor salud, entonces aportarán mucho menos a la economía, lo cual se traducirá en más desempleo y un crecimiento más lento de los ingresos”.

Los millennials se enferman más (Foto: BSIP / UIG a través de Getty Images).

‘No se sienten capaces de forjar una relación de confianza’

Esto en parte se debe a los distintos estilos de vida de los millennials, de acuerdo con Mark Talluto, vicepresidente de estrategia y análisis de la Blue Cross Blue Shield Association.

“Muchos millennials no ven a un médico o no tienen un médico fijo”, dijo a Yahoo Finance. “Ahí hay algunos desafíos. Podría ser un desafío relacionado con el acceso o la conveniencia”.

Continuó: “Otro desafío es que no se sienten capaces de forjar una relación de confianza con su médico y que el médico no lo ve como a un individuo con necesidades únicas. Eso también es una barrera para buscar atención médica”.

Al no buscar atención médica, los millennials se arriesgan a que sus enfermedades empeoren, lo que podría crear incrementar rápidamente la necesidad de tratamiento.

El informe destacó: “Esto hace posible que recaiga sobre nuestra ya sobrecargada infraestructura sanitaria. Estados Unidos gasta más del 18 % de su PIB en gastos relacionados con la salud, el porcentaje más alto en el mundo desarrollado. Estos costos adicionales recaerían no solo sobre los usuarios y las empresas, sino también sobre los gobiernos estatales y federal, lo que se sumaría a los gastos ya obligatorios”.

En 2017, el gasto en atención sanitaria de Estados Unidos creció un 3,9 %, alcanzando 3,5 billones de dólares, o 10, 739 dólares por persona, según los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés). Eso representó aproximadamente el 17,9 % del PIB de la nación.

Los costos de la atención sanitaria siguen en aumento (Gráfico: Moody's Analytics).

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que alrededor del 90 % de los gastos anuales en atención sanitaria “son para gente con enfermedades crónicas y mentales”.

“Los hallazgos del informe refuerzan la importancia del cuidado preventivo de la salud, no solo para los millennials, sino también para el conjunto del sistema”, dijo Talluto. “Muchas enfermedades, tanto psíquicas como conductuales, pueden tratarse con eficacia y de forma asequible si se recibe atención médica de inmediato”. 

Hallazgos ‘inquietantes’

Mientras siguen su camino hacia la enfermedad, los millennials más viejos podrían ver cómo sus ingresos disminuyen en hasta 4,500 dólares por persona hacia 2027 con el escenario hipotético más extremo, según un informe.

Los millennials representan la mayor parte de la población de Estados Unidos y la mayor parte del mercado laboral estadounidense. Una población activa más enferma significa que cada vez faltan más personas al trabajo o lo dejan por completo. Según los hallazgos de Moody’s, se prevé que la tasa de participación de la población activa disminuya durante la próxima década.

Se prevé que la participación de la población activa siga disminuyendo (Gráfico: Moody's Analytics).

“Además, incluso si trabajan, la preocupación por su salud podría hacer que sean menos productivos”, dijo el informe.

“Los hallazgos de este informe no solo son inquietantes para los millennials, sino también para empleadores, médicos y la economía estadounidense en general”, dijo Talluto. “Creemos que si damos pasos ahora para abordar la salud de los millennials y trabajar de forma colectiva con la comunidad sanitaria, se puede revertir la tendencia del deterioro de la salud de esa generación y prevenir el impacto económico”. 

Adriana Belmonte