Mercados españoles cerrados en 7 hrs 32 min

Los errores financieros más comunes y que debes evitar

Benjamin R. García
Ozan Kose | AFP | Getty Images.

Son maestros y bomberos, pero también ingenieros, gerentes de construcción y cocineros, entre otros oficios. Integran la clase media en Estados Unidos y en buena parte del mundo, son aquellos que proporcionan y consumen la mayor parte de los servicios que mantienen a flote la sociedad, impulsando el crecimiento económico y la inversión con cada compra que hacen.

Con un ingreso anual que va de los 42,000 a los 125,000 dólares, este sector demográfico se ha visto afectado en los últimos tiempos por el estancamiento de los salarios, el aumento de los costos, básicamente en el renglón de la vivienda y la atención a la salud. De hecho, la mayoría de las familias de clase media no tienen casi lo suficiente para pagar la universidad de sus hijos o para jubilarse a los 65 años.

Sin embargo, no se puede decir que sus problemas financieros sean el resultado directo de los problemas económicos del país y del planeta. Sin que nos deba importar rigurosamente el estado financiero del mundo, quienes nos consideramos miembros de la clase media podemos tomar medidas para ir construyendo un futuro financieramente viable, a partir de las mejores decisiones que tomemos.

Business Insider ha llamado la atención sobre algunos de los tópicos de debemos tener en cuenta

Acumular demasiada deuda

Según un estudio reciente del Federal Reserve Bank de Boston, el 65% de los usuarios de tarjetas de crédito arrastran deudas, lo que quiere decir que a la mayoría de los estadounidenses no les inquieta cargar de mes a mes con deudas e intereses, algunos por pura necesidad, pero otros por elección.

“Uno de los trucos más rápidos para que el dinero no huya de su bolsillo y para poder tomar control de sus finanzas es hacer que sus facturas de tarjeta de crédito se paguen todas automáticamente cada mes”, asegura el planificador financiero de San Diego Taylor Schulte. Con esta estrategia, se ahorrará dinero con cada compra, evitando cargos por intereses.

No disponer de un fondo de emergencia

Casi la mitad (46%) de nosotros tendría dificultades para cubrir una emergencia de apenas 400 dólares, de acuerdo con un informe de la Reserva Federal de 2016 sobre el bienestar financiero de los estadounidenses. Según ingresos, el 81% de las personas que ganan 100.000 dólares o más al año garantizaron que podrían cubrir fácilmente ese costo, mientras que sólo el 34% de los que ganan 40.000 dólares o menos al año podría hacerlo.

Cuando uno no dispone del dinero justo para cubrir emergencias -algo que inevitablemente ocurrirá- es mucho más fácil que nuestras finanzas se descontrolen o queden atrapadas en un ciclo de deuda.

Muchos asesores financieros sugieren que se mantenga un fondo de emergencia de tres a seis meses de gastos, pero en realidad cualquier cantidad que guardemos ayudará. Con algo de dinero en efectivo almacenado “fuera de la vista y fuera de la mente”, usted tendrá un amortiguador para hacerle frente a la sorpresa de facturas médicas, gastos de reparación de automóviles o de casa, u otros que no podría predecir.

No darle a su retiro un aumento cuando usted consigue uno

Si queremos garantizarnos una vejez plácida, es importante que aumentemos nuestras contribuciones de jubilación a medida que nuestros ingresos vayan creciendo. Si no lo hacemos así, nos puede tomar mucho más tiempo acumular suficiente dinero para retirarnos, considera Josh Brein, asesor financiero con sede en Seattle.

“Considere darle a su fondo de emergencia o a su ahorro para la jubilación un aumento al mismo tiempo que recibe un aumento del salario que ahora está ganando”, señala Brein.

Si estás ahorrando en un plan 401 (k) patrocinado por la empresa, es fácil configurarlo para que sea automático. Al ahorrar un porcentaje de su ingreso cada año (en lugar de una cantidad determinada en dólares), sus contribuciones para el retiro aumentarán automáticamente a medida que sus ganancias crezcan.

[[También te puede interesar: ¿Cuánto dinero hay que ahorrar para jubilarse siendo un millonario?]]

Guardar una parte de tu salario para crear un fondo de emergencia y para tu jubilación es básico, según los expertos, para no verse en un futuro sin dinero. Foto de Getty Images.

Depender enteramente de un plan 401 (k)

La conveniencia de invertir en un plan 401 (k) patrocinado por el centro laboral no puede ser subestimada, pero usar una sola cuenta para la jubilación podría no ser suficiente. No sólo podríamos quedarnos cortos en el momento en que llegue a la jubilación, sino que hay desventajas notables que vienen de haber invertido sólo en cuentas con ventajas fiscales.

Una manera ideal de redondear la inversión sería invertir lo suficiente en el 401 (k) para obtener un buen partido de empleador, pero seguidamente poner el resto en un Roth IRA. De esta manera, tendremos acceso a algún dinero libre de impuestos para el retiro y, con suerte, reduciremos la carga impositiva futura.

Retrasar los ahorros de jubilación

“Un error frecuente de la clase media es retrasar el ahorro para la jubilación, mientras que se centra en otras prioridades financieras”, asegura el asesor financiero Alex Whitehouse.

Para muchos de nosotros, es demasiado fácil creer que comenzaremos a ahorrar para la jubilación después de que hayamos pagados por los préstamos estudiantiles, comprado una casa o financiado la educación universitaria de nuestros hijos. Mientras que estos son todos unos grandes objetivos, la vida pasa, y es fácil poner los ahorros de jubilación a buen resguardo antes de que sea demasiado tarde.

Si usted es de ingresos medios, especialmente, necesita tiempo para que sus fondos de jubilación crezcan. Whitehouse recomienda ahorrar para la jubilación tan pronto como sea posible. Aprende en este video lo importante que es empezar a invertir cuanto antes.

“Una pequeña cantidad ahorrada constantemente aprovecha el interés compuesto y puede tener un impacto significativo en la jubilación -apunta Whitehouse-. Comience ahorrando el 1% de sus ingresos y gradualmente auméntelo un 1% cada año durante el mayor tiempo posible, hasta alcanzar al menos entre un 10% y un 15%”.

Por otra parte, en esta misma etapa de la vida, también hay estrategias absolutamente viables que nos ayudarían a elevar nuestros ingresos.

“Roma no se hizo en un día” -recuerdan muchos de los que conocen de inversiones. Basta paciencia y evitar algunos errores que pueden ser graves.

La primera medida está en no endeudarse. No por gusto los inversionistas le llaman el “cáncer del bolsillo”. El consejo es no gastar en cosas innecesarias que sólo dan satisfacción momentánea y que generan deudas.

Metas e inversiones

Lo otro es que lleguemos a establecer metas a largo plazo, como si queremos invertir para casarnos, comprar un auto, viajar, adquirir una casa o estudiar un doctorado. A partir de estas premisas deberíamos fije un plan de acción, que cumpliremos con disciplina.

Además, no deberíamos temer al invertir. En lugar de guardar el dinero ‘debajo del colchón’, siempre será mejor acogerse a algún plan de inversión o diversificando en renta fija.

El consejo es saber diversificar bien las inversiones, pues no hay nada más dañino que colocar todos nuestros ahorros en un mismo activo.