Mercados españoles abiertos en 6 hrs 4 min

Los empleadores se toman en serio los cursos online: ¿cómo vender lo que has aprendido en Internet?

El aprendizaje a distancia cobra fuerza e importancia para las empresas. Imagen de Fotolia

El aprendizaje en línea (online) solía generar pavor entre los empleadores pero con la irrupción de la tecnología y los cambios constantes en la forma de trabajar, desarrollar tus habilidades en Internet no solo mejorará tu cualificación sino que también despertará el interés de los empleadores.

“Hace cinco años, si yo representaba a un candidato que había estudiado en la Universidad de Athabasca, el cliente hubiera dicho ‘no tiene un título de verdad’”, comentó Louisa Benedicto, directora regional de Hays Canada, una empresa de reclutamiento. Ahora dicen: “‘Asombroso, fue capaz de mantener un trabajo a tiempo completo, capacitarse y cubrir sus necesidades durante todo ese período. Eso demuestra fortaleza de carácter’”.

Al entrar en la era de la capacitación, ya sea a través del aprendizaje online en universidades acreditadas o mediante plataformas menos formales como CourseraKhan Academy y EdX, el trabajador moderno busca un nuevo tipo de carrera, impulsada por el aprendizaje continuo.

“Los viejos tiempos en los que haber estudiado en Oxford y Cambridge ‘te aseguraban un trabajo para toda la vida’ han cambiado”, explicó Benedicto. “La gente ya no busca un empleo para toda su vida, quieren seguir en movimiento pues desean seguir aprendiendo”.

Movimiento en el mercado

Un gran voto de confianza que puso de manifiesto el valor de los cursos en línea fueron los 1,5 mil millones de dólares que LinkedIn pagó por el sitio web de aprendizaje Lynda.com. Le cambiaron el nombre a LinkedIn Learning y lo relanzaron el otoño pasado, ofreciendo cursos certificados y lecciones sobre sectores en rápida evolución como la computación en la nube.

En 2015, la computación en la nube fue una de las habilidades más codiciadas en Canadá, según reveló la lista de LinkedIn de las habilidades más demandadas.

“El año anterior esa habilidad ni siquiera formaba parte de la lista”, le confesó Kenly Walker, director principal de comunicaciones de LinkedIn Learning, a Yahoo Finanzas Canadá. “Debido a la rapidez con la que avanza la tecnología, es fundamental que los profesionales se capaciten continuamente. En la actualidad las habilidades profesionales tienen una vida útil de menos de cinco años”.

Walker afirma que los empleadores están buscando empleados que tengan diferentes habilidades. Por ejemplo, alguien que sepa tanto de optimización para los motores de búsqueda como de gestión de proyectos podría ser un candidato mucho más interesante que una persona que haya desarrollado un enfoque más especializado.

Benedicto afirmó que la industria financiera y la de tecnología de la información, en particular, ven el aprendizaje online como un activo en los candidatos.

“En realidad es un punto a favor porque mientras la persona trabaja, puede seguir capacitándose en su tiempo libre. Trabaja durante el día y estudia por las noches”, comentó. “Para nosotros es una gran ventaja representar a un cliente que además de su trabajo habitual, le saca provecho a su tiempo libre”.

Vende tus habilidades en tu currículo

A la hora de resaltar las habilidades adquiridas a través de cursos o talleres en línea es necesario tener cierto tacto, explicó Eileen Chadnick, coach ejecutiva y fundadora de Big Cheese Coaching.

Parte del ejemplo de una persona que desee presentarse para un empleo de gestión de proyectos sin haber trabajado antes en el sector y sin haber obtenido un título profesional en esta materia.

“Haber hecho un curso introductorio a la gestión de proyectos o un curso online aún más básico es ideal para ir comenzando”, indicó Chadnick. “Si lo reflejas en tu currículum vitae demostrarás tu nivel de compromiso e interés, sobre todo en los puestos que solo demandan habilidades básicas de gestión de proyectos y no es necesario contar con una titulación oficial”.

Compara el currículum vitae con las conversaciones que iniciamos cuando atravesamos una puerta: hay que utilizarlo para resaltar los cursos que estén relacionados con el puesto al que aspiramos, de manera que genere interés en los empleadores. Luego debemos utilizar la entrevista como una oportunidad para extrapolarlos al desarrollo personal. De hecho, al fin y al cabo, eso es aprender: desarrollo personal y profesional, no hacer que tu currículum sea más atractivo.

“Cualquier detalle que demuestre quien eres y esté relacionado con el trabajo al que estés aspirando, puede ayudarte”, explicó Chadnick. “Tenemos que reinventarnos constantemente para poder crear el futuro y satisfacer las necesidades venideras”.

Andrew Seale
Yahoo Finanzas, Canadá