Mercados españoles abiertos en 1 hr 24 mins
  • S&P 500

    3.963,51
    +29,59 (+0,75%)
     
  • Nasdaq

    11.082,00
    +123,45 (+1,13%)
     
  • NIKKEI 225

    27.901,01
    +326,58 (+1,18%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0578
    +0,0018 (+0,17%)
     
  • Petróleo Brent

    76,61
    +0,46 (+0,60%)
     
  • BTC-EUR

    16.271,18
    +262,47 (+1,64%)
     
  • CMC Crypto 200

    405,68
    +11,00 (+2,79%)
     
  • Oro

    1.807,60
    +6,10 (+0,34%)
     
  • HANG SENG

    19.884,67
    +434,44 (+2,23%)
     
  • Petróleo WTI

    71,95
    +0,49 (+0,69%)
     
  • EUR/GBP

    0,8621
    -0,0004 (-0,05%)
     
  • Plata

    23,41
    +0,16 (+0,68%)
     
  • IBEX 35

    8.225,20
    -65,30 (-0,79%)
     
  • FTSE 100

    7.472,17
    -17,02 (-0,23%)
     

Lobby | Sale Claver Carone del BID por la puerta trasera: ¿qué significa para Argentina?

"La Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), siguiendo la recomendación unánime del Directorio Ejecutivo, ha resuelto que el señor Mauricio Claver-Carone cesará en sus funciones como Presidente, con efecto el 26 de septiembre de 2022", fue el escueto comunicado con el que concluyó el mandato del único norteamericano que condujo el organismo financiero regional desde que fue fundado en 1959. El político republicano llegó al cargo el 12 de septiembre de 2020, impulsado por el entonces presidente Donald Trump, y fue obligado a dejarlo dos años y 16 días después.

El dirigente de origen cubanoamericano, con base electoral en la península de Florida, era muy resistido por la administración del presidente Joe Biden. Claver-Carone no cayó por eso, sino por una investigación interna donde no pudo explicar por qué le había aumentado el sueldo a su jefa de Gabinete, con quien tenía una relación sentimental.

El proceso desató una dura pulseada desde principios de año y, hasta que presentó su renuncia, contó con el activo impulso de Gustavo Béliz, que hasta julio estuvo al frente de la Secretaría de Asuntos Estratégicos. Cuando Sergio Massa juró como ministro de Economía quedó con las riendas en sus manos de los organismos multilaterales.

El extitular de la Cámara Baja puso a prueba con Claver-Carone sus redes con el Partido Republicano y también aprovechó la mala relación que tenía con su antecesor Martín Guzmán. Con su salida profundizó las críticas y frenó el desembolso de 500 millones de dólares en créditos concedidos por el directorio.

Esa actitud cambió cuando se reunió con Massa, que llegó a Washington a principios de septiembre ya calzado en el traje de jefe del Palacio de Hacienda. El republicano destrabó los giros del BID y también aceptó concederle otros 1.200 millones de dólares a la Argentina para reforzar las reservas del Banco Central. Los envíos se concretarán desde este mes hasta diciembre y forma parte de la maquinaria financiera que seguirá funcionando más allá de la salida de Claver-Carone.

BID: el voto de Massa en la investigación de Claver-Carone

En Washington pareció que Massa había resignado el apoyo argentino a la investigación contra el republicano pero sólo le advirtió que haría lo mismo que México, Brasil y Estados Unidos.

Cuando Massa juró como ministro de Economía quedó con las riendas en sus manos de los organismos multilaterales

La decisión de los gobernadores del banco fue unánime y Massa puso su voto en contra. Hay una razón de peso: el presidente Alberto Fernández detesta a Claver-Carone y no olvida que fue el funcionario que se fue a los gritos de su asunción el 10 de diciembre de 2019 en rechazo a los representantes de Nicaragua y Venezuela.

El 22, cuando el funcionario ya estaba en la cuerda floja, avanzó otro préstamo por 200 millones adicionales "para apoyar a la primera infancia e incrementar la cobertura y la calidad de instituciones y servicios públicos de cuidado y educación, dirigidos a la promoción del desarrollo de habilidades físicas, del lenguaje y comunicación, cognitivas, sociales y afectivas de niñas y niños de cero a cinco años", aunció la entidad.

Uno de los interrogantes sobre el futuro gira en torno al sucesor o sucesora del presidente despedido. La extitular de la CEPAL, Alicia Bárcena, aparece como una de las posibles elegidas. Las otras dos son competidoras. Se trata de la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y la ex vice Rebeca Grynspan Mayufis, que encabeza la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo de la ONU (UNCTAD).

De esa tríada puede salir la próxima titular del BID y la expectativa es que el banco juegue un papel más importante en la región luego de los errores cometidos por Estados Unidos en insistir con la designación de un norteamericano que se movió en forma arbitraria y llegó a dilatar el giro de prestamos ya aprobados por el directorio.

En medio de la expectativa, la Argentina se encamina a recibir casi 3.000 millones en préstamos hasta el año que viene, con una señal de continuidad que pudo sobrevivir a los momentos de furia del hombre que había elegido Trump.