Mercados españoles cerrados

Lo último en los vuelos de primera clase, sentirse como en un Mecedes-Benz

En una clara evocación del lujo y el confort habituales de la marca Mercedes-Benz, Emirates Airways ha hecho público su nuevo concepto para la suite de primera clase de sus mejores aeronaves.

A partir de esta fecha, un grupo selecto de los Boeing 777 de la flota de larga distancia más grande del planeta les ofrecerá a los más distinguidos clientes privacidad total y altos estándares de lujo, ambos confabulados para hacer de un vuelo una experiencia inigualable.

Así es la primera clase de Emirates, inspirada en la Clase S de Mercedes-Benz.

Ha sido el mismo presidente de la compañía, Tim Clark, quien dirigió la visita guiada a esta reactualización de la primera clase durante la jornada inaugural del Salón Aeronáutico de Dubai.

Creados en colaboración con Mercedes Benz, y construidos por Rockwell Collins Inc., estos espacios incluyen pisos de madera dura, múltiples opciones de iluminación ambiental, además de los beneficios de una ventana, incluso para la suite de la cabina central, creada a partir vistas exteriores que confluyen en una ventana simulada.

Esta nueva aeronave cubrirá las rutas con destino a Bruselas y Ginebra, aunque es probable que también se sume a los vuelos que se dirigen a ciudades como Chicago o Perth, en Australia.

Se tratan de suites, como habitaciones de un hotel en miniatura, en el que la privacidad es total.

En un momento en que los viajes en primera clase se han convertido en un verdadero lujo y una rareza para el mundo aeronáutico de hoy en día, concentrado mucho más en atraer a tantos pasajeros como sea posible a un mismo avión, Emirates rechaza la idea de que el ultra lujo es un vestigio moribundo de una era más elegante, con el argumento de que sus aviones se llenan también en los asientos más caros, ya sea con destino a París, a Londres o a China.

Para redondear la oferta y cumplir con la colaboración con Mercedes Benz, en el futuro Emirates hará uso de autos de la compañía alemana en todos sus servicios de chofer premium destinados a transportar pasajeros..

La aerolínea también ha reclutado al periodista especializado en temas automotrices Jeremy Clarkson, quien aparece en un nuevo anuncio haciendo alarde de los lujosos excesos de la nueva cabina y vistiendo un esmoquin en plena pista mientras un avión de fuselaje ancho ruge sobre su cabeza.

Este nuevo diseño de Emirates está concebido para viajeros individuales, aunque hay suficiente espacio para que dos personas se reúnan en uno de los compartimentos.

La nueva suite comprende una televisión de 32 pulgadas, asientos de piel con “gravedad cero”, control del sistema de iluminación y climatización, vistas virtuales del exterior, kit de aseo personal de la marca italiana Bulgari, y auriculares de cancelación de ruido fabricados por Bowers & Wilkins, así como la garantía de una privacidad total.

Hace diez años, Singapore Airlines Ltd. fue pionera en cuanto a la entrada de suites en el A380, y Etihad Airways PJSC llevó el concepto al siguiente nivel con su diseño que incluye un servicio de mayordomo y cuartos de estar.

Este nuevo diseño de Emirates está concebido para viajeros individuales, precisó Clark, aunque hay suficiente espacio para que dos personas se reúnan en uno de los compartimentos.

En Estados Unidos, los viajes de primera clase casi han desaparecido en las rutas transcontinentales, al tiempo que no pocas aerolíneas se han centrado en mejorar la sección de cabina de precios más modestos, agregando opciones de economía premium para conducir a los pasajeros hacia asientos más caros.

Los espacios dedicados a la primera clase incluyen pisos de madera dura y múltiples opciones de iluminación ambientales.