Mercados españoles cerrados en 2 hrs 33 min
  • IBEX 35

    8.662,60
    +183,10 (+2,16%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.180,44
    +102,18 (+2,51%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1285
    -0,0020 (-0,18%)
     
  • Petróleo Brent

    89,65
    +1,45 (+1,64%)
     
  • Oro

    1.846,70
    -5,80 (-0,31%)
     
  • BTC-EUR

    33.833,37
    +1.349,20 (+4,15%)
     
  • CMC Crypto 200

    878,06
    +57,47 (+7,00%)
     
  • DAX

    15.500,99
    +377,12 (+2,49%)
     
  • FTSE 100

    7.508,00
    +136,54 (+1,85%)
     
  • S&P 500

    4.356,45
    -53,68 (-1,22%)
     
  • Dow Jones

    34.297,73
    -66,77 (-0,19%)
     
  • Nasdaq

    13.539,29
    -315,83 (-2,28%)
     
  • Petróleo WTI

    86,98
    +1,38 (+1,61%)
     
  • EUR/GBP

    0,8349
    -0,0019 (-0,23%)
     
  • Plata

    23,99
    +0,09 (+0,37%)
     
  • NIKKEI 225

    27.011,33
    -120,01 (-0,44%)
     

Lina Morgan estaba encasillada y ella lo reconocía con orgullo

·5 min de lectura

Por Mike Medianoche.- Televisión Española volverá a encender una estrella que tristemente se apagó en el año 2015. Y es que el programa Lazos de sangre revivirá la extensa carrera de una de nuestras actrices más queridas, María de los Ángeles López Segovia, o lo que es lo mismo, Lina Morgan. Una artista que cosechó éxitos en el cine, el teatro y la televisión explotando el perfil de mujer pueblerina e ingenua, un encasillamiento que ella reconocía con orgullo y que la llevaba a compararse con los más grandes del mundo de la interpretación.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Lina Morgan nació en Madrid en el año 1936, y consiguió a base de esfuerzo y tesón ser una de nuestras más grandes vedetes. Y tenía mérito, ya que ella no poseía el físico que se esperaba de este tipo de estrellas. Sin embargo, iba sobrada de carisma y de disciplina, y logró triunfar en el género de la revista. Ella supo interpretar como pocas canciones como ‘Pichi’ y ‘La chica del 17’.

Ya fuese sobre el escenario, en televisión o en el séptimo arte, Lina Morgan solía defender papeles cómicos, que le permitiesen explotar todos sus recursos. Su forma de cruzar las piernas (“¡dónde está la otra! ¡yo traía dos!”), su forma de mirar, sus referencias a santos que tienen culto en un pueblo remoto, y sobre todo, un aire virginal que nunca se quitó de encima, por más que fuese cumpliendo años.

Quizá podía colar su virginidad cuando interpretó La tonta del bote, con más de 30 años. En este largometraje, que ya es todo un clásico en el Cine de Barrio de La 1, Lina da vida a Susana, una huérfana que hace de asistenta para la señora que la sacó del orfanato. Demostró que sabía poco de sexo en Soltera y madre en la vida, donde su ingenuidad dio paso hacia unos derroteros más dramáticos. Pero es que siguió siendo ingenua y sin mancillar en producciones como la serie de Televisión Española Hostal Royal Manzanares, que estrenó en febrero de 1996, cuando ella estaba a punto de cumplir los 60.

En la que se anunciaba como “la serie más limpia de la televisión” Lina daba vida a Reme, una mujer de pueblo que llega al a gran ciudad para trabajar en el hostal de su prima, acompañada de una gallina llamada Cristal, como la protagonista de la novela. Ella bebía los vientos por Luis, interpretado por Joaquín Kremel, aunque con tal de no quedarse sola casi termina casándose con Junior, un hombre más joven y de corto intelecto y que interpretó el periodista Pedro Rollán.

MADRID, ESPAÑA - 13 DE OCTUBRE: La actriz española Lina Morgan asiste al estreno de 'Querida Matilde' en el Teatro La Latina el 13 de octubre de 2011 en Madrid, España. (Foto de Juan Naharro Gimenez / Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 13 DE OCTUBRE: La actriz española Lina Morgan asiste al estreno de 'Querida Matilde' en el Teatro La Latina el 13 de octubre de 2011 en Madrid, España. (Foto de Juan Naharro Gimenez / Getty Images)

En ese mismo año El País le realiza una entrevista a raíz del éxito de la serie, que se convirtió en líder indiscutible de los jueves con audiencias que llegaban a los 8 millones de espectadores. La periodista Paz Álvarez le preguntaba sin tapujos si no tenía miedo de “quemarse haciendo siempre el mismo papel de mujer ingenua” y ella dijo que no, y que el personaje de Reme, tierno e inocente, le iba como un guante. “Salvando las distancias, yo hago como Charlot y como Cantinflas, que siempre hicieron los mismos personajes. Hago el personaje que le gusta a la gente. Además, creo que en televisión te quemas si lo que haces no te gusta”, respondía ella con mucha naturalidad. En la charla además insistía en que su trabajo era divertir a la gente, pero que “es complicado eso de gustar, no es fácil”.

Algunas malas lenguas consideraban que ese gusto de Lina Morgan por hacer papeles muy similares era todo fingido. Encarna Sánchez, locutora de radio conocida por azotar a diestro y siniestro, llegó a declarar de ella (atribuyendo la frase a terceras personas) que a Lina siempre le habría gustado hacer “de mujer elegante, distinguida y guapa, y no ha podido, y siempre ha tenido que hacer de cómica”.

Aquella frase iba referida a su trabajo en la serie Compuesta y sin novio, de Antena 3, una producción que costó una auténtica fortuna y en la que quizá Lina desempeñaba un papel más serio del esperado y que chocaba con sus habituales coletillas, aspavientos y movimientos de pierna. “De pronto es una mujer seria, como elegante y guapa, y eso te desconcierta, porque no es la línea de Lina. Que no vaya por ahí, porque está equivocada”, advertía la locutora, que estaba dispuesta a rectificar en el caso de que la propia Morgan le dijese que lo que ha dicho es incierto.

La comparativa con Mario Moreno y Charles Chaplin no era algo que pensase para El País. Durante años utilizó el símil de compararse con ambos.Charlot y Cantinflas crearon sus propios personajes. ¿No puedo hacer yo igual?”, preguntaba en otra ocasión. La única diferencia es que sus personajes variaban de nombre, y un día podía ser Valentina, otro Reme, y otro Trini, o Susana, según correspondiese. Hasta nos daba dos raciones de Morgan por el precio de una, ya que en muchos proyectos interpretó a dos hermanas gemelas: Vaya par de gemelas, Hermana ¿pero qué has hecho?, Una de dos.

En cualquier caso, Lina supo ganarse el respeto y la admiración del público, que disfrutaba con su comedia física, sus personajes blancos y sus chascarrillos propios de un pueblo de posguerra. Además, nos dejó un gran legado en el que demostró que, en realidad, podría hacer cualquier personaje que le diese la gana. Y prueba de ello es, por ejemplo, Una pareja… distinta, película dirigida por José María Forqué y en la que da vida a una mujer barbuda, pareja de un transformista interpretado por José Luis López Vázquez. Un largometraje adelantado a su tiempo y que dinamitó todos los roles de género.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente