Lego amplía su presencia en el mundo digital para seguir creciendo

BILLUND, Dinamarca, 07 (Reuters/EP)

El fabricante danés de juguetes Lego ampliará su presencia en el mundo digital, con más juegos videojuegos y alianzas con franquicias de películas populares, a medida que lucha por crecer en un mercado en declive, ha confirmado a Reuters su presidente ejecutivo.

Jorgen Vig Knudstorp ha comentado que el crecimiento de las ventas de sus característicos juegos de construcción de plásticos probablemente se ralentizará en los próximos años a medida que vaya pasando factura la crisis en su principal mercado, el europeo.

Sin embargo, se ha mostrado optimista de que el tercer mayor fabricante mundial de materiales de juguetes funcionaría mejor que el mercado de juguetes en general, impulsado por la creciente demanda en Asia, además de su empeño por combinar el mundo del juego físico y virtual.

"Mi propósito es continuar reinventando Lego", ha afirmado Knudstorp en una entrevista en su llamativa oficina, rodeado de cajas de Lego, juegos de construcción y juguetes. "Sumarse a la revolución digital y sacarle provecho es vital", ha explicado, añadiendo que pasa una media de dos horas a la semana jugando con Lego.

El mercado mundial de juguetes cayó aproximadamente un 4 por ciento en la primera mitad del año, según estima Lego, afectado por una frágil economía mundial y una creciente competencia de los juegos digitales, ya sean en ordenadores, teléfonos móviles, 'tablets' o consolas.

Lego ha ido en contra de la tendencia convirtiendo la amenaza en ventaja, aliándose con franquicias mundiales de películas como Star Wars, Harry Potter e Indiana Jones en acuerdos que incluyen juegos informáticos.

La compañía también ha apostado por los dispositivos móviles con iniciativas como su aplicación "Life of George", que desafía a los jugadores a realizar una construcción Lego en una cantidad de tiempo y les permite competir con sus amigos.

La clave es usar el mundo digital para alentar el juego con el producto real, porque algo que no es negociable para Knudstorp es la devoción de Lego por sus ladrillos de plástico. "Confío en que podamos continuar haciendo juguetes físicos", ha manifestado.

Lego, con unos 10.000 trabajadores en todo el mundo, creció en ingresos un 17 por ciento, hasta 18.700 millones de coronas suecas (unos 2.550 millones de euros) el año pasado, mientras que el beneficio antes de impuestos aumentó un 13 por ciento, a 5.540 millones de coronas.

El grupo Lego fue fundado en 1932 por Ole Kirk Kristiansen y ha pasado de padres a hijos, siendo ahora propiedad de Kjeld Kirk Kristiansen, nieto del fundador. Knudstorp asumió el cargo de presidente ejecutivo de manos de Kjeld Kirk Kristiansen en el 2004.

Sus productos cuestan desde unos dos euros una caja de bloques de construcción sencillos a unos 400 por una caja con 3.152 componentes que pueden ser ensamblados en forma de nave espacial.

Asia es en la actualidad su mercado de crecimiento más rápido, con aproximadamente el 50 por ciento anual. Como resultado, Lego está estudiando establecer varias fábricas en la región para ampliar su producción actual en Dinamarca, la República Checa, Hungría y México.

"Usamos nuestra fortaleza financiera para invertir en nuestro propio desarrollo, en personal, fábricas e innovación", ha manifestado Knudstorp. Las adquisiciones, sin embargo, no forman parte del plan. "Nunca hemos hecho una adquisición y no tenemos planes de hacer ninguna", ha explicado. "Somos todo sobre Lego, Lego y Lego".