Mercados españoles abiertos en 3 hrs 51 min

Legisladores en EEUU piden investigar "negociaciones bursátiles sospechosas"

El senador Ron Wyden, fotografiado aquí en 2017, está entre los legisladores que quieren una investigación de información privilegiada

Legisladores demócratas instaron a las autoridades de Estados Unidos a lanzar una investigación de información privilegiada sobre "negociaciones bursátiles sospechosas" por parte de corredores de bolsa, que pueden haber actuado sabiendo de antemano comentarios del presidente Donald Trump o medidas de su gobierno.

En una carta al fiscal general Bill Barr, el jefe del FBI y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), 14 senadores expresaron su preocupación por reportes de presunta manipulación del mercado por parte de un individuo o grupo que en algunos casos equivalían a 1.000 millones de dólares por transacción, apenas antes de declaraciones de Trump o actos de su administración.

Estos reportes "sugieren que algunos pueden beneficiarse de manera injusta de un acceso privilegiado a la información no pública que mueve el mercado, potencialmente de fuentes gubernamentales y, como resultado, plantean preguntas sobre la integridad de nuestros mercados financieros y nuestras instituciones públicas", escribieron los senadores.

Entre los congresistas está Ron Wyden, el principal demócrata en el Comité de Finanzas del Senado, y la candidata presidencial de 2020 Amy Klobuchar.

Todo surgió después de que la revista Vanity Fair publicó un artículo el jueves destacando actividades de comercio electrónico "sospechoso", a veces en los minutos finales de una sesión, en los contratos de futuros del índice S&P 500.

La Bolsa Mercantil de Chicago, que supervisa el comercio de contratos de futuros de S&P, rechazó la nota como "evidentemente falsa".

Según la revista, sin embargo, en varios incidentes en los últimos meses alguien compró o vendió en corto cantidades masivas de los llamados e-minis poco antes de que Trump hiciera comentarios clave, por ejemplo, sobre las negociaciones comerciales de China, o antes de cruciales medidas tomadas por el Ejecutivo.

Los beneficios de esos intercambios fueron tan rápidos y sorprendentes que plantearon preguntas sobre si las personas detrás de los intercambios tenían información privilegiada sobre lo que Trump podría decir o hacer, informó Vanity Fair.