Mercados españoles cerrados

Le preguntan a Bill Gates cuánto cuesta un paquete de arroz y esto es lo que pasa

Ellen DeGeneres es capaz de sentar en su sillón a cualquier invitado que se le pueda pasar por la cabeza. Así, en su último programa contó con el mismísimo Bill Gates. ¿Y qué hizo? Pues plantearle un juego divertido en el que tenía que demostrar cómo de informado está sobre el mundo real adivinando los precios de varios productos típicos de la cesta de la compra de cualquier familia. El resultado fue tal y como era de esperar.

La premisa del juego era muy sencilla. Sobre un mostrador habían colocado una serie de productos que iban desde un paquete de arroz a una bolsa de rollos de pizza congelados. No, no había un paquete de Office. Debajo colocaron un cartel con el precio tapado. Bill Gates debía aventurarse a decir cuánto creía que costaba. Después se descubría la cifra que figuraba en el panel. Y, efectivamente, el dueño de Microsoft no tiene ni idea de lo que cuesta llenar la cesta de la compra. Y eso que contó con la ayuda del público que le soplaba alguna que otra cifra.

¿Cuánto dijo que cuesta un paquete de arroz? Cinco dólares. Error. La respuesta correcta era 1 dólar. Siguiente, unas pastillas de detergente para hacer la colada. Como falló la primera por mucho, tiró por lo bajo y dijo 4 dólares. Al público le cae bien Gates, así que decidió echarle una mano y este subió su apuesta a 10 dólares. Error. 19,97 dólares era la cifra correcta. Dos productos, dos fallos clamorosos.

A ver si a la tercera… Hilo dental, 4 dólares. Pues sí, esta vez acertó, porque el real era 3,78 dólares. Se le puede dar por bueno, que es una cuestión de céntimos. Bill Gates ganó confianza con este acierto. Después de todo, como confesó, el hilo dental lo usa mucho así que era fácil para él. Se vino arriba y con el siguiente se lanzó a la piscina. 22 dólares por una bolsa de pizza rolls. ¿De qué están rellenos? ¿De trufa? ¿De caviar? El público intercedió de nuevo por él y tras unos momentos acabó bajando a 8 dólares para quedarse cerca de los 8,98 que marcaba el cartel. Pero esa no se le puede dar por buena porque contó con demasiada ayuda.

Bill Gates intentó acertar el precio de varios productos de la cesta de la compra a su paso por el programa de Ellen DeGeneres y solo acertó con uno, el hilo dentral. (Foto: REUTERS/Denis Balibouse)

Para acabar, un paquete de ‘cheese dip’. La apuesta empezó en 10 dólares pero fue bajando con la ayuda del público y de una Ellen DeGeneres que le dio la pista definitiva. Es menos de cinco. Dijo 4 y casi lo clava, porque eran 3,66 dólares. Pero esa tampoco vale. Si se hace trampas, no cuenta.

Al final, de cinco solo acertó una sin ayuda. Lo cuál, por otro lado, era de esperar. O es que alguien se imagina a uno de los hombres más ricos del mundo yendo al supermercado o haciendo la compra on line en busca de detergente para la lavadora.

En realidad, lo curioso de sus respuestas es, como señalan en Buzzfeed, que Bil Gates se piensa que todo es mucho más caro de lo que es en realidad. Claro, que, si se piensa detenidamente, su percepción del dinero no es la misma. Para él pagar 5 dólares por un paquete de arroz será poco. Porque para él esos 5 dólares serán como para el común de los mortales 5 céntimos.