Lara (Planeta) alerta de la gravedad de mantener la crispación entre Cataluña y el resto de España

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, ha visto "muy grave" el resultado que puede tener continuar con la crispación entre Cataluña y el resto de España, y ha mostrado su intranquilidad por la situación actual de confrontación, frente a la que ha pedido diálogo a los partidos políticos.

"No quiero dar la razón a uno u otro porque nadie la tiene", ha afirmado en declaraciones a la prensa antes de ofrecer una conferencia sobre emprendeduría en el Círculo de Economía, en las que ha criticado las posturas crispadas y electoralistas de los políticos.

Ha reprochado tanto la ley Wert, que ha calificado de "inoportuna a más no poder y que no se sabe a qué viene", como la animación a la desobediencia civil de los partidos mayoritarios catalanes en respuesta a esta normativa.

COSTES INASUMIBLES

Ha expuesto que si se llega a la desobediencia civil "es muy grave" y tendrá unos costes que no se pueden asumir, especialmente en la situación actual de crisis, en la que no se deberían crear problemas añadidos e inoportunos de los que se habla mucho y demasiada gente.

"Deberían debatir todos juntos en un frenopático para ponerse de acuerdo", ha ironizado, en referencia a los políticos, y ha señalado que por el momento no ve signos suficientes para estar tranquilo; contra esto, ha pedido textualmente más diálogo y menos follón de cara a la galería.

Ha argumentado que no le preocupa si la independencia la apoya mucha gente, pero sí le preocupa la gestión del camino --hacia la independencia o la no independencia--, que en su opinión se está haciendo muy mal: "Si lo gestionamos con gritos y electoralismo --por ambas partes-- sufriremos mucho".

Ha añadido que hace cinco años ya dijo que en Cataluña hay una mayoría de gente que se siente catalana y española, pero a la vez se siente incómoda con el marco fiscal de Cataluña en España, y la situación se mantiene actualmente: "Si alguien se siente maltratado, se debe hablar porque hay el riesgo de que se vaya de casa".