Mercados españoles cerrados

La última puñalada a Huawei es definitivamente mortal: pierde su certificación Wifi

Huawei está pasando una temporada en el infierno. Parece la reina Cersei, de Juego de Tronos, cuando hizo el paseo de la vergüenza. Quien no haya visto la serie, nos referimos a un suplicio que tuvo que sufrir completamente desnuda, recibiendo los insultos y escupitajos de los habitantes de una ciudad. El último en vejar a la empresa china odiada por Trump ha sido la Wifi Alliance.

A partir de ahora, los aparatos de Huawei no podrán lucir el certificado Wifi en sus cajas. Pero no se trata de un simple sello: las empresas que comercialicen antenas Wifi o emisores Wifi no podrán compartir información con Huawei.

Un hombre utiliza dos smartphones al mismo tiempo fuera de una tienda Huawei en Beijing el lunes 20 de mayo de 2019. (AP Foto/Ng Han Guan)

Los móviles de Huawei que actualmente estén en el mercado podrán seguir conectándose de forma inalámbrica a Internet, pero Huawei no podrá conocer los avances que se produzcan en este campo ni podrá incluirlos en sus aparatos el día de mañana. Es decir, si en unos meses alguien inventa una antena que consigue descargas mucho más rápidas o que consume muchos menos recursos energéticos del aparato en el que esté montado, Huawei no podrá utilizar esa tecnología.

La decisión es una puñalada en toda regla, ya que tal y como destaca Gizmodo, la empresa china ha respondido asegurando “estar decepcionada ante estas decisiones” y asegura que no existe “ninguna base legal” para suspender la colaboración con Huawei. Y concluye: “Decisiones como esta darán lugar a estándares fragmentados, incluidos los estándares de información y comunicación, y solo servirán para aumentar los costes y riesgos para todas las empresas a lo largo de la cadena de valor”.

La Wifi Alliance, con sede en Texas (Estados Unidos) no es el único gran consorcio que ha dado la espalda a Huawei. La SD Association, con sede en California, también ha expulsado a la compañía de sus reuniones, dejándola así sin opciones de comercializar nuevos dispositivos compatibles con los estándares SD, como smartphones con un puerto de tarjetas microSD o portátiles con una ranura para SD. Es decir, sus aparatos no podrán tener ranuras para expandir memoria de este popular formato.

Otro de los grandes pilares tecnológicos que parece que va a dar la espalda a Huawei es la conexión inalámbrica Bluetooth. Este sistema, que permite enviar información como fotos, enlaces, canciones o música a aparatos que estén en un radio de unos pocos metros, también está pensando expulsar a la compañía china de sus reuniones, para negarle el acceso a sus avances. Esta asociación, llamada Bluetooth Special Interest Group, incluye a más de 9.000 empresas y tiene su sede en Washington.

¿Por qué está sufriendo Huawei todo este oprobio? Simplemente, porque Donald Trump emitió una recomendación para que las empresas estadounidenses dejaran de hacer negocios con ella. ¿El motivo? Que Trump considera que Huawei es una empresa de espionaje al servicio del Gobierno chino, aunque también parece que quiere debilitar a Huawei porque actualmente es la compañía que está liderando el cambio a la tecnología 5G, un Internet inalámbrico que va a revolucionar el planeta. Parece que el presidente de EE.UU. considera que una empresa china no puede ser la que ponga antenas 5G en todo el mundo.

La primera que acató la orden fue Google, que ya no dará actualizaciones de su sistema operativo Android a los móviles y tabletas Huawei. Lo mismo hizo Microsoft con su sistema operativo Windows y los ordenadores Huawei.