Mercados españoles abiertos en 1 hr 12 mins

La peor oferta del INEM: un empleo por 100 euros brutos al mes y en turnos

Jaime  Quirós.- Puede parecer surrealista, pero es real. El SOIB, Servei d’Ocupació de les Illes Balers, el antiguo Inem por sus siglas en catalán, ofrece un puesto de trabajo en el puerto de Ibiza por 100 euros brutos al mes. Quien acepte dicho empleo solo deberá trabajar una hora al día, pero sólo una y en un horario nada atractivo: de tres a cuatro de la madrugada tres días a la semana y de seis a siete de la mañana los otros tres. El SOIB asegura que no se trata de un error de tipografía, y que el sueldo real del anuncio son 100 euros. El trabajo -por lo que ha trascendido- es en el puerto, pero  del anunciante se sabe poco.

Las funciones a realizar, según reza el anuncio, son de “control, contaje y clasificación de mercancía“. Si alguien presenta su candidatura para el puesto, deberá tener muy en cuenta lo que tarda en llegar y volver a casa y los gastos que ese desplazamiento le genera. La tarifa más barata del autobús urbano en la isla es de 1,6 euros y de ir al trabajo en coche no hablamos.

Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, con bastante razón. Primero porque consideran que las funciones del puesto no están claras (se alude a vigilancia y otras responsabilidades); y en segundo lugar porque, teniendo en cuenta que el salario mínimo (SMI) para 2018 es de 735,90 euros mensuales, por esta hora de trabajo su perceptor apenas cobrará 92 euros mensuales.

No es la primera vez que la isla se ve envuelta en situaciones polémicas por razones de salario. Poco antes del verano la prensa daba cuenta de la escalada de precios en Ibiza (314 euros por noche de media) sólo por detrás de la señorial San Sebastián (332 euros).  Con ello, la isla pitiusa se sitúa prácticamente dos veces y media por encima de lo que se paga de media por el alquiler vacacional en Europa.

[También de interés: La oferta de empleo perfecta: tener a punto la isla de un multimillonario en el Caribe ]

Turistas con sus maletas en el puerto de Ibiza (Foto: AFP Relax)

Evidentemente, una cosa es ir a Ibiza de vacaciones y otra buscar allí un empleo. Y si no, que se lo pregunten a los mileuristas, expulsados de la isla por la especulación, o a los camareros tan imprescindibles para que ese turismo chic funcione. En los últimos dos años el precio de los alquileres ha obligado a cientos de trabajadores a renunciar a un puesto de trabajo.

La Plataforma de Afectados por los Alquileres de Ibiza, que agrupa ya al 6% de la población de la isla, se ha quejado en reiteradas ocasiones de que los alquileres para todo el año han desaparecido y los de temporada son impagables.

Policías, médicos y funcionarios son sólo algunos de los colectivos que, mientras tratan de salir de la isla a un destino más asequible, se ven obligados a pedir ayuda a familiares y amigos para pagar alquileres que rondan de media los 1.600 euros al mes.

Ibiza ha sido una isla afortunada durante estos últimos años de crisis económica. Ha pasado por encima y algunos han sabido aprovecharse. El problema es que hoy se ha puesto casi imposible vivir en la isla. Y con estos mimbres, no se puede hacer ninguna cesta. ¿Quién quiere trabajar en Ibiza?

IDNet Noticias

laotracaradelamoneda