Mercados españoles cerrados

La España olvidada: 3.400 municipios se quedan sin cajeros automáticos

España ha perdido hasta 11.000 cajeros en la última década

Al menos 11.378 cajeros automáticos han desaparecido en la última década, según datos del Banco de España. La crisis económica que vivió entre otros nuestro país, junto con el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros o la digitalización bancaria, dejan a más de 1,2 millones de españoles en riesgo de exclusión financiera al no disponer de una oficina bancaria o cajero en su lugar de residencia.

La peor parte se la lleva la España vaciada al quedarse sin dinero en efectivo, ya que en muchos pueblos solo había una oficina a la que acudir. Mientras los más jóvenes utilizan medios de pago alternativos no ocurre lo mismo con los mayores. La solución para algunos de ellos llega en forma de oficina móvil, que, en el mejor de los casos, pasa cada semana. Para otros, esperar que algún amigo o familiar les acerque al pueblo más cercano.

La España rural, la más perjudicada

Los más afectados por el recorte de oficinas y cajeros automáticos son algunos municipios ubicados en Ávila, Burgos, León, Palencia y Zamora, pero no son los únicos. En varios pueblos de Cataluña, Extremadura o Navarra es común ver a algún empleado de banca recorriendo una misma zona para que los vecinos puedan realizar sus gestiones y, sobre todo, retirar dinero para las principales compras.

Esta situación obliga a que todos los miembros de un mismo pueblo tengan contratados sus productos bancarios en la misma entidad, ya que por lo general por una misma zona solo un banco despliega sus oficinas móviles. Esto supone no poder elegir entre la amplia oferta bancaria que encontramos a día de hoy ni la posibilidad de poder optar a mejores condiciones como dejar de pagar comisiones por algunos servicios u obtener una mayor rentabilidad en los productos de ahorro.

No olvidemos que en España el medio de pago más utilizado sigue siendo el efectivo, empleado por al menos el 53% de la población, según la última encuesta periódica realizada por el Banco de España. Le sigue el pago con tarjeta de débito o crédito y otros medios de pago menos convencionales como el pago con móvil o a través de aplicaciones.

¿Cuáles son los motivos del cierre?

El cierre de oficinas y como consecuencia directa la reducción de más del 17% de los cajeros automáticos que encontrábamos en 2008 tiene que ver con la búsqueda de la rentabilidad y la digitalización por parte de los bancos. A pesar de estas cifras, España sigue siendo uno de los países con mayor número de oficinas bancarias por habitante.

El sector bancario ha tenido la necesidad de ajustar sus infraestructuras para reducir costes. El ahorro en muchos casos se invierte en adaptarse a un nuevo modelo de negocio, la banca digital. En algunos casos, se ha comprobado que es más beneficiosa, ya que un cliente digital está dispuesto a contratar más productos que el que acude a una oficina.

¿Cuáles son las principales alternativas?

Si lo que queremos es efectivo y no tenemos ningún cajero en nuestro municipio, no existe ninguna alternativa para tener dinero en metálico. La única sería el sistema de cashback muy utilizado en otros países como Estados Unidos que permite retirar efectivo en supermercados y otros establecimientos adheridos. En nuestro país ING es la única entidad que permite retirar efectivo en más de 8.000 comercios.

Si podemos prescindir del efectivo, entonces las opciones se multiplican, ya que podemos pagar con tarjeta de débito o crédito, con el móvil, reloj o a través de la app. Sin embargo, esta opción no siempre es viable, ya que el acceso a las nuevas tecnologías en la España vaciada es menor que en el resto del país y no siempre los comercios de la zona disponen de un TPV contactless o dejan pagar con tarjeta.

En España, al menos el 75% de los establecimientos cuentan con una infraestructura adecuada que nos permite pagar tanto con tarjeta como con nuestro smartphone, según el estudio El futuro de la aceptación de pagos 2018 publicado por Universalpay.