Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.225,00
    -92,80 (-1,12%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.636,44
    -48,84 (-1,33%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2088
    -0,0099 (-0,81%)
     
  • Petróleo Brent

    66,08
    -0,80 (-1,20%)
     
  • Oro

    1.733,00
    -42,40 (-2,39%)
     
  • BTC-EUR

    36.770,75
    -3.139,04 (-7,87%)
     
  • CMC Crypto 200

    912,88
    -20,25 (-2,17%)
     
  • DAX

    13.786,29
    -93,04 (-0,67%)
     
  • FTSE 100

    6.483,43
    -168,53 (-2,53%)
     
  • S&P 500

    3.811,15
    -18,19 (-0,48%)
     
  • Dow Jones

    30.932,37
    -469,64 (-1,50%)
     
  • Nasdaq

    13.192,35
    +72,92 (+0,56%)
     
  • Petróleo WTI

    61,66
    -1,87 (-2,94%)
     
  • EUR/GBP

    0,8667
    -0,0026 (-0,30%)
     
  • Plata

    26,70
    -0,98 (-3,56%)
     
  • NIKKEI 225

    28.966,01
    -1.202,26 (-3,99%)
     

La compañía que ofreció vacaciones ilimitadas y fue un desastre (y no por el motivo más obvio)

Imagina esta situación. Tu jefe os reúne a ti y a todos tus compañeros y os da esta noticia: "A partir de ahora, tenéis vacaciones ilimitadas". 

Se forma el típico revuelo de murmullos y se escuchan algunas preguntas del tipo: "¿Cómo? ¿Qué dice?".
Y tu jefe desarrolla la idea: "Sí, no hay límite de días. Cada uno será libre de cogerse las vacaciones que quiera, como quiera. No tendrá que reportarlo a nadie, simplemente hacerlo. Sois un equipo de gente muy responsable y tenemos la certeza y la confianza de que todo el mundo lo hará de un modo responsable. Queremos que estéis lo mejor posible en el trabajo porque así todo será mejor, en todos los sentidos". 

Perpetuamente de vacaciones (Instagram)
Perpetuamente de vacaciones (Instagram)



Esto no es parte de un experimento sociológico-laboral ni tampoco es una escena de una película de ciencia-ficción ambientada en otro planeta y protagonizada por extraterrestres. Esto es verdad y ha ocurrido ya en dos empresas diferentes (que se sepa, de momento). El primer caso se dio en la aerolínea Virgin, donde su CEO, Richard Branson, anunció el pasado otoño que sus 170 empleados podían disponer de todo el tiempo libre que gustaran.

Estos son sus argumentos: "Tratar a la gente como seres humanos, ofrecerles flexibilidad. No creo que abusen; terminarán el trabajo". De hecho, la iniciativa de Branson –que, evidentemente, fue muy comentada– sirvió de inspiración a muchas otras empresas que encontraron muy reveladora la nueva filosofía de Virgin. 

La otra fue Triggertrap, una empresa británica de fotografía, dirigida por Haje Jan Kamps. Él fue el encargado de reunir a sus trabajadores y contarles cómo funcionaba la nueva política de vacaciones. Esto es: cada uno se autogestiona sus días libres y no tiene que dar parte a nadie sobre ello. Ni a sus compañeros, ni a sus jefes directos, ni a recursos humanos.

¿Y cómo ha funcionado esto en Triggertrap? Pues fatal. ¿Por qué? Porque en contra de lo que muchos hubieran apostado, el efecto ha sido exactamente el contrario: los empleados han dejado de cogerse vacaciones. 

Las causas

¿Por qué ha salido mal? Primero, por un sentimiento muy arraigado en casi todos los seres humanos: la culpa. Los empleados de Triggertrap han confeso que se sentían mal por no ir a la oficina, aunque necesitaran un descanso. Les daba vergüenza actuar así, a libre albedrío. Segundo, porque, en vez de optar por juntar una semana de descanso, la gente tendía a cogerse demasiados días sueltos. Resultado: parecía que estaban más tiempo librando que en la oficina. Tercero, porque dejaron de recibir un informe de los días que habían gastado (algo normal si se tiene en cuenta que ya no había que llevar una cuenta) y eso les desestabilizó muchísimo. 

Haje Jan Kamps, CEO de Triggertrap
Haje Jan Kamps, CEO de Triggertrap



Resultado: empleados doblemente quemados, menos felices y menos productivos. 

Eso sí, Haje Jan Kamps sigue pensando que esto es una idea que debería funcionar en su empresa, así que ha instaurado algunas modificaciones basadas en la experiencia. A saber: 

-Se llevará un recuento de los días que ha gastado cada empleado (aunque siguen siendo ilimitados). 
-Los compañeros son responsables de animarse entre sí a cogerse días libres. Especialmente, cuando haya casos evidentes de cansancio extremo. 
-Días ilimitados de vacaciones. Solo hay que tener en cuenta un factor: que el equipo esté de acuerdo con la ausencia de uno o varios miembros. 
-Bonus para las personas que se cojan 14 días o más en cada semestre. 

La propuesta de Haje Jan Kamps es ciertamente atractiva: ganar más por trabajar menos. ¿Funcionará?