Mercados españoles cerrados en 1 hr 3 mins

La banca online, clave para seguir operando durante el confinamiento a causa del coronavirus

Usa la banca online

Según un estudio de Inmark realizado el pasado año, ING, BBVA y Sabadell son los bancos en España con un porcentaje superior de clientes activos en banca móvil. El banco naranja se desmarca notablemente del resto, con un 80% de clientes móviles, algo lógico teniendo en cuenta la naturaleza de la entidad, que se define como el primer banco 100% móvil de nuestro país. Respecto a los demás bancos mencionados, prácticamente el 50% de sus clientes emplea la operativa móvil de forma recurrente.

Estos datos revelan que para muchos de nosotros, operar a través de Internet o desde nuestro teléfono móvil no es un problema, pero todavía existen clientes que no simpatizan demasiado con las nuevas tecnologías. Este público más tradicional, que puede coincidir con los de mayor edad, son los que probablemente acudan más a las sucursales para realizar operaciones básicas que podrían hacer desde casa. Sin embargo, durante estos días de cuarentena decretados a causa del coronavirus, la propia banca ha desaconsejado acudir a las oficinas, aunque seguirán abiertas. Así que la banca online puede convertirse en nuestra mejor aliada para seguir gestionando nuestras finanzas sin poner en riesgo nuestra salud.

Artículos relacionados:

Date de alta en la banca online

Si todavía no tenemos clave para entrar en la banca electrónica de nuestra entidad, es el momento de crear una clave a través de la web del banco y empezar a operar a distancia. Aquellos clientes que tengan cuentas y/o tarjetas en bancos como el Santander, BBVA, CaixaBank, el Sabadell o Bankia, entre otros, pueden tramitar el alta de la banca online identificándose con sus datos personales y su tarjeta bancaria. De esta forma, dispondrán de sus claves de acceso y podrán realizar toda la operativa básica que permita su banco. 

La mayoría de las entidades permiten hacer un amplio número de operaciones por Internet: la consulta del saldo y los movimientos de las cuentas, transferencias de dinero a otras entidades o a otras cuentas del mismo banco, la emisión de nuevas tarjetas o la contratación de cuentas, así como la de otros productos, como préstamos, seguros o productos de inversión, entre un largo etcétera.

Habla con tu gestor a distancia

A muchos clientes les puede dar más confianza acudir a la sucursal para resolver sus dudas en persona. Pero lo cierto es que podemos consultar vía e-mail o a través de una llamada telefónica todas las dudas que nos puedan surgir y, en caso de que nuestro gestor lo especifique, acudir a una sucursal si la operativa que queremos realizar es de máxima prioridad y no es posible hacerla a distancia. 

En la mayoría de los casos, nuestro gestor nos informará y guiará sobre los pasos que debemos realizar para llevar a cabo la operativa a través de Internet que será a mediante la web del banco o de la aplicación que debemos tener descargada en nuestro teléfono móvil o tablet.

Ponte al día con tus finanzas

Es probable que hayamos recibido una notificación por parte de nuestra entidad en los últimos  meses acerca del cambio de condiciones de nuestras cuentas (varios bancos han subidos sus comisiones recientemente), pero no hayamos prestado la atención suficiente por falta de tiempo. Quizá ahora que estamos recluidos sea el momento de recuperar ese mensaje y plantearnos si cumplimos las condiciones para que no nos cobren costes. 

Si las condiciones que nos obligan a cumplir a cambio de la gratuidad de la cuenta nos parecen excesivas, siempre podemos cambiar a un banco sin comisiones. Por ejemplo, Openbank, el banco online de Banco Santander, no nos hará pagar por el mantenimiento de la cuenta o el de su tarjeta de débito y tampoco por las transferencias o las retiradas de efectivo en cajeros de Banco Santander. Y sin pedir nada a cambio.

Otra de las entidades que no nos cobrará absolutamente nada es ING. La Cuenta Nómina de ING solo requiere domiciliar ingresos de cualquier importe (siempre que se trate de una nómina, pensión o prestación por desempleo) para disfrutar de todas sus ventajas: cuenta y tarjetas asociadas gratuitas, transferencias sin coste, acceso a los descuentos del programa Shopping Naranja... Si no contamos con ingresos, el banco acepta transferencias de al menos 700 euros desde otra entidad como requisito de vinculación.

Además, si queremos cambiar de banco, podemos hacerlo sin desplazarnos a ninguna sucursal, ya que cada vez más entidades, como Openbank e ING, permiten abrir una cuenta corriente por Internet, por lo que no hará falta romper la cuarentena para cambiar de banco.