Mercados españoles cerrados en 6 hrs 34 min

Nueva líder de la UE respalda sueño de Macron de banco climático

Ewa Krukowska
(Bloomberg) -- La líder designada para hacerse cargo de la Comisión Europea apoya la idea de crear un banco enfocado en el cambio climático, lo que impulsa una propuesta francesa que aumentaría la inversión verde en todo el continente.Ursula von der Leyen, nominada a convertirse en la próxima presidente de la Comisión, señaló que el cambio de mandato del Banco Europeo de Inversiones se encuentra entre las opciones consideradas. La Unión Europea de 28 Estados está analizando cómo reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y la junta del BEI discutirá la acción climática el 16 de julio."Hay una gran oportunidad en el desarrollo económico hacia la neutralidad climática", dijo von der Leyen al grupo liberal en el Parlamento Europeo el 10 de julio. “Si nos ocupamos primero de temas como la financiación ecológica, los bonos ecológicos, si invertimos mucho en la investigación y en las tecnologías asociadas a ella, si somos los primeros, si transformamos nuestro Banco Europeo de Inversiones en un banco climático europeo, un banco verde, seremos modelos a nivel mundial".Los comentarios no informados anteriormente subrayan la magnitud de las ambiciones de Europa de controlar los gases de efecto invernadero y alejar la economía de los combustibles fósiles. El BEI ya es el mayor prestamista para energías renovables del continente, con una inversión de 550.000 millones de euros (US$619.000 millones de dólares), y ayudó a crear una nueva clase de valores conocidos como bonos verdes.El cambio climático está subiendo en la agenda europea después de que las elecciones para el parlamento de la UE en mayo aumentaran el poder de los partidos verdes. El bloque quiere liderar la campaña mundial contra el calentamiento global y está comprometido a cumplir con el acuerdo climático de París, que tuvo un rol destacado en las campañas electorales para todos los grupos políticos.El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo del tema una de sus prioridades y pidió un "Banco Europeo del Clima para financiar la transición ecológica" antes de la votación. En un manifiesto para su movimiento Renovar Europa en marzo, preguntó: "¿[P]odremos mirar a nuestros hijos a los ojos si tampoco eliminamos nuestra deuda climática?"El BEI no tuvo un comentario oficial. Su misión actual incluye la financiación de proyectos que ayuden a alcanzar los objetivos europeos de reducción de emisiones, ahorro de energía y energías renovables. Ya está analizando cómo intensificar su acción."Nuestra intención es redirigir el trabajo del banco de manera que toda nuestra inversión sea coherente con el objetivo de lograr la ambición de París 2015", dijo el presidente del BEI, Werner Hoyer, el mes pasado. "También propondremos a nuestros accionistas nuevos objetivos ambiciosos para nuestra financiación dirigida a la reducción y la adaptación al cambio climático, objetivos coherentes con la necesidad global de aumentar la inversión de miles de millones a billones".Si bien no está claro qué se necesitaría para convertir al BEI en un "banco climático", los cambios más probables conllevarían criterios de sostenibilidad más estrictos en sus préstamos. El desafío será convencer a los Estados miembro más dependientes de los combustibles fósiles para que acepten nuevas reglas, las cuales podrían dificultar –o incluso impedir– la financiación de algunos proyectos de infraestructura de gas.El banco planea presentar sus nuevos criterios de préstamo para energía al directorio a principios de otoño, dijo un funcionario del BEI. El órgano incluye representantes de todos los países miembro de la UE y la Comisión Europea, y tomará las decisiones finales sobre el tema.Von der Leyen dijo que la UE tendrá que poner "un fuerte énfasis" en el cambio climático, redoblar sus esfuerzos para reducir las emisiones y ayudar a las empresas a financiar la transformación. El bloque tiene un objetivo vinculante de reducir las descargas de carbono en al menos 40% para 2030 y actualmente está debatiendo una estrategia a largo plazo para 2050."Ya hemos avanzado, pero creo que tenemos que ser más ambiciosos", dijo a los legisladores liberales del Parlamento Europeo. “Me comprometo plenamente con el objetivo para 2050 de ser neutral con el clima. Quiero que Europa sea el primer continente neutral con el clima y para eso tendremos que ser más ambiciosos con nuestros objetivos climáticos para 2030".Nota Original:Macron’s Dream of a Climate Bank Gets Boost From New EU LeaderReportero en la nota original: Ewa Krukowska en Brussels, ekrukowska@bloomberg.netEditores responsables de la nota original: Reed Landberg, landberg@bloomberg.net, Andrew ReiersonFor more articles like this, please visit us at bloomberg.com©2019 Bloomberg L.P.

(Bloomberg) -- La líder designada para hacerse cargo de la Comisión Europea apoya la idea de crear un banco enfocado en el cambio climático, lo que impulsa una propuesta francesa que aumentaría la inversión verde en todo el continente.

Ursula von der Leyen, nominada a convertirse en la próxima presidente de la Comisión, señaló que el cambio de mandato del Banco Europeo de Inversiones se encuentra entre las opciones consideradas. La Unión Europea de 28 Estados está analizando cómo reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y la junta del BEI discutirá la acción climática el 16 de julio.

"Hay una gran oportunidad en el desarrollo económico hacia la neutralidad climática", dijo von der Leyen al grupo liberal en el Parlamento Europeo el 10 de julio. “Si nos ocupamos primero de temas como la financiación ecológica, los bonos ecológicos, si invertimos mucho en la investigación y en las tecnologías asociadas a ella, si somos los primeros, si transformamos nuestro Banco Europeo de Inversiones en un banco climático europeo, un banco verde, seremos modelos a nivel mundial".

Los comentarios no informados anteriormente subrayan la magnitud de las ambiciones de Europa de controlar los gases de efecto invernadero y alejar la economía de los combustibles fósiles. El BEI ya es el mayor prestamista para energías renovables del continente, con una inversión de 550.000 millones de euros (US$619.000 millones de dólares), y ayudó a crear una nueva clase de valores conocidos como bonos verdes.

El cambio climático está subiendo en la agenda europea después de que las elecciones para el parlamento de la UE en mayo aumentaran el poder de los partidos verdes. El bloque quiere liderar la campaña mundial contra el calentamiento global y está comprometido a cumplir con el acuerdo climático de París, que tuvo un rol destacado en las campañas electorales para todos los grupos políticos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo del tema una de sus prioridades y pidió un "Banco Europeo del Clima para financiar la transición ecológica" antes de la votación. En un manifiesto para su movimiento Renovar Europa en marzo, preguntó: "¿[P]odremos mirar a nuestros hijos a los ojos si tampoco eliminamos nuestra deuda climática?"

El BEI no tuvo un comentario oficial. Su misión actual incluye la financiación de proyectos que ayuden a alcanzar los objetivos europeos de reducción de emisiones, ahorro de energía y energías renovables. Ya está analizando cómo intensificar su acción.

"Nuestra intención es redirigir el trabajo del banco de manera que toda nuestra inversión sea coherente con el objetivo de lograr la ambición de París 2015", dijo el presidente del BEI, Werner Hoyer, el mes pasado. "También propondremos a nuestros accionistas nuevos objetivos ambiciosos para nuestra financiación dirigida a la reducción y la adaptación al cambio climático, objetivos coherentes con la necesidad global de aumentar la inversión de miles de millones a billones".

Si bien no está claro qué se necesitaría para convertir al BEI en un "banco climático", los cambios más probables conllevarían criterios de sostenibilidad más estrictos en sus préstamos. El desafío será convencer a los Estados miembro más dependientes de los combustibles fósiles para que acepten nuevas reglas, las cuales podrían dificultar –o incluso impedir– la financiación de algunos proyectos de infraestructura de gas.

El banco planea presentar sus nuevos criterios de préstamo para energía al directorio a principios de otoño, dijo un funcionario del BEI. El órgano incluye representantes de todos los países miembro de la UE y la Comisión Europea, y tomará las decisiones finales sobre el tema.

Von der Leyen dijo que la UE tendrá que poner "un fuerte énfasis" en el cambio climático, redoblar sus esfuerzos para reducir las emisiones y ayudar a las empresas a financiar la transformación. El bloque tiene un objetivo vinculante de reducir las descargas de carbono en al menos 40% para 2030 y actualmente está debatiendo una estrategia a largo plazo para 2050.

"Ya hemos avanzado, pero creo que tenemos que ser más ambiciosos", dijo a los legisladores liberales del Parlamento Europeo. “Me comprometo plenamente con el objetivo para 2050 de ser neutral con el clima. Quiero que Europa sea el primer continente neutral con el clima y para eso tendremos que ser más ambiciosos con nuestros objetivos climáticos para 2030".

Nota Original:Macron’s Dream of a Climate Bank Gets Boost From New EU Leader

Reportero en la nota original: Ewa Krukowska en Brussels, ekrukowska@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Reed Landberg, landberg@bloomberg.net, Andrew Reierson

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2019 Bloomberg L.P.