Mercados españoles abiertos en 50 mins.

Karla Souza se adentra en un triángulo amoroso

Por BERENICE BAUTISTA

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Ángeles Mastretta alguna vez escribió "se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota". Eso es lo que más o menos le pasa a la ginecóloga Clara Barrón en la película "Todos queremos a alguien" de Catalina Aguilar Mastretta, hija de la escritora mexicana.

Tras una desilusión amorosa, Clara se dedica a apagar sus sentimientos con relaciones pasajeras, pero cuando menos se lo espera queda metida en un triángulo amoroso.

"Se ha vuelto como cínica porque todos los pacientes le confirman su forma de pensar de que el amor no funciona, el amor no vale la pena", dijo el martes la actriz Karla Souza, protagonista de la cinta, en una entrevista con The Associated Press.

Las cosas empiezan a cambiar cuando sus padres deciden casarse después de 40 años en unión libre y dos hijas, una de las cuales, la hermana mayor de Clara, ya tiene a su propio hijo.

Para evitar ser cuestionada por su soltería, Clara decide ir a la boda con un compañero de trabajo (Ben O'Toole) a quien le pide que se haga pasar por su novio; al fin y al cabo le parece guapo. Pero a la boda llega su exnovio (José María Yazpik), al que dejó para irse a trabajar con Médicos Sin Fronteras y que no ha vuelto a ver en ocho años. Clara empieza caer redondamente enamorada. de los dos.

La cinta, que se estrena el viernes en México y el 17 de febrero en Estados Unidos bajo el título de "Everybody Loves Somebody", va contra la idea de que en ese país no hay latinos exitosos o que estos solo se dedican a duros trabajos manuales: Clara es una médico mexicana radicada en Los Ángeles.

"Eso era intencional, retratar una experiencia distinta no por negar la otra sino para extender la visión que hay de la migración mexicana en Estados Unidos", dijo Aguilar Mastretta. "Sí me ha tocado que me digan 'esa doctora no existe' y no es que la realidad tenga que defender la ficción, pero mi doctora en Los Ángeles es exactamente así".

La libertad de Clara y su independencia, así como el hecho de que no espera que sus enamorados vengan a rescatarla, también es un soplo de aire fresco.

"Catalina tiene la bendición de ella crear sus proyectos y las historias que ella cuenta son sin querer queriendo del empoderamiento de la mujer, pero yo estoy aquí para decirle de la cantidad de historias que me llegan que no son así", dijo Souza. "Poco a poco voy viendo cómo a veces lastimamos tanto subconscientemente a la mujer con las historias que contamos".

La cinta además presenta una imagen de Baja California que va más allá de los bares de mala muerte de Tijuana, pues la familia Barrón tiene una casa hermosa en ese estado mexicano.

"Representar esa parte del Pacífico que tiene una belleza tan específica, un paisaje tan específico, y que es tan parte de la personalidad de esta familia, creo que fue un lujo", dijo Aguilar Mastretta. "Hay una cosa, por cursi que suene, en Ensenada, que yo sentí que regresaba a un lugar que ya me pertenecía de algún modo".

Al tratarse de una historia a ambos lados de la frontera, la cinta está hablada en inglés y español, algo que concuerda con la propia experiencia del elenco y la directora. Aguilar Mastretta vive desde hace 8 años en Los Ángeles, donde también reside Souza, mientras que Yazpik creció en Tijuana y estudiaba en San Diego.

"El clima político en el que empezamos a hacer esta película es radicalmente distinto y espero que aporte eso, un espejo de una experiencia de unos mexicanos que no hemos visto demasiado y que creo que es una experiencia compartida por millones", dijo la directora en una conferencia de prensa previa.

En algún momento la madre de Clara, interpretada por la actriz Patricia Bernal (la madre de Gael García Bernal en la vida real) le dice que el amor "no debe ser simple, pero debe ser fácil".

"Definitivamente no habría hecho la película si no hubiera compaginado un poco con su conclusión", dijo Souza, cuyos créditos incluyen el papel de Laurel Castillo en la serie "How To Get Away With Murder" y la taquillera cinta mexicana "Nosotros los Nobles".