La justicia europea confirma la multa de 38 millones a E.ON por romper un precinto en una investigación

BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha confirmado este jueves que la empresa energética alemana E.ON Energie debe pagar una multa de 38 millones de euros por haber roto un precinto durante una inspección en materia de competencia llevada a cabo en 2006 por la Comisión.

La sentencia desestima el recurso de casación interpuesto por E.ON Energie y confirma el fallo en primera instancia. En particular, el Tribunal asegura que no se ha invertido indebidamente la carga de la prueba en perjuicio de E.ON ni se ha vulnerado el principio de presunción de inocencia.

El fallo precisa que "una empresa no puede impugnar el valor probatorio de un precinto invocando simplemente la posibilidad de que sea defectuoso".

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD