Un jubilado recibe cientos de visitas exigiendo teléfonos extraviados

Un jubilado de 59 años ha tenido que colocar un cartel en su casa con el siguiente mensaje: "Yo no tengo tu teléfono". Este señor de Las Vegas ha recibido cientos de visitas a su domicilio de personas que han perdido sus teléfonos, creyendo que están allí.

Al parecer, un error de ubicación, por parte de la empresa de teléfonos Sprint, hace que el domicilio de Wayne Dobson aparezca como localización predeterminada a la hora de buscar y encontrar los dispositivos extraviados.

Harto de recibir visitas de personas increpándole y pidiéndole sus teléfonos móviles, Dobson ha decidido colocar un cartel para avisar a todos aquellos visitantes de que él no tiene sus terminales.

[Relacionado: Un mensaje extraño en su smartphone que le pedía meter el cd en su ordenador]

La aventura comenzó en el año 2011 cuando, por primera vez, una pareja golpeó su puerta cerca de la medianoche exigiendo la entrega de su teléfono móvil. El primer pensamiento de Dobson fue: "¿De qué me están hablando?". La posterior visita de la policía no ayudó a esclarecer lo ocurrido.

Esta no fue la única vez que los dueños de los móviles llegaban a casa de Wayne Dobson con la prueba en la mano que afirmaba que su teléfono estaba en ese lugar. En un primer momento, el jubilado no pensó en el gran problema que tenía entre manos.

Tras esta pareja llegaron muchos otros visitantes como una abuela el móvil con las fotos de su nietos. Fue en el mes de diciembre cuando Dobson se dio cuenta del gran problema que tenía después de decenas de visitas.

"Es una locura", ha afirmado un experto en comunicaciones especializado en seguimiento de teléfonos móviles, John B. Minor. "Nunca había visto este tipo de cosas".

Expertos en la localización móvil creen haber encontrado la resolución al dilema. Según estos, el problema se encuentra en el software de geolocalización que traduce la señal en coordenadas geográficas.

La empresa, por su parte, se encuentra investigando los hechos. Mientras la solución llega, Dobson ha decidido trasladar su cama a un lugar ubicado más cerca de la puerta para poder responder más rápido, sobre todo los fines de semana, a todos aquellos que llamen pidiendo sus teléfonos.

Fuente: Las Vegas Review-Journal