Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.400,40
    +20,40 (+0,24%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.776,81
    +19,76 (+0,53%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0267
    -0,0058 (-0,56%)
     
  • Petróleo Brent

    98,06
    -1,54 (-1,55%)
     
  • Oro

    1.815,30
    +8,10 (+0,45%)
     
  • BTC-EUR

    23.412,83
    -529,87 (-2,21%)
     
  • CMC Crypto 200

    570,67
    -0,61 (-0,11%)
     
  • DAX

    13.795,85
    +101,34 (+0,74%)
     
  • FTSE 100

    7.500,89
    +34,98 (+0,47%)
     
  • S&P 500

    4.254,86
    +47,59 (+1,13%)
     
  • Dow Jones

    33.621,52
    +284,85 (+0,85%)
     
  • Nasdaq

    12.964,95
    +185,04 (+1,45%)
     
  • Petróleo WTI

    92,25
    -2,09 (-2,22%)
     
  • EUR/GBP

    0,8454
    -0,0004 (-0,05%)
     
  • Plata

    20,70
    +0,35 (+1,72%)
     
  • NIKKEI 225

    28.546,98
    +727,65 (+2,62%)
     

Johnson renuncia a Gobierno británico tras meses de escándalos

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

(Bloomberg) -- Boris Johnson dijo que dejará el cargo de primer ministro del Reino Unido, dando fin a tres años tempestuosos de Gobierno empañados por una sucesión de escándalos que culminaron con la rebelión de su propio gabinete y un grupo de parlamentarios.

Johnson, de 58 años, se doblegó ante lo inevitable después de la renuncia masiva de miembros de su Gobierno, incluido el ministro de Hacienda, Rishi Sunak, mientras que un número creciente de parlamentarios conservadores lanzaban lapidarios ataques públicos contra su juicio, liderazgo y lealtad a la verdad.

“Claramente, ahora la voluntad del Partido Conservador parlamentario es que debe haber un nuevo líder del partido y, por lo tanto, un nuevo primer ministro”, dijo Johnson en un breve comunicado frente al número 10 de Downing Street, culpando al “instinto de rebaño” en Westminster por su partida.

Dijo que el cronograma para la elección del liderazgo se anunciará la próxima semana y que servirá junto a su gabinete hasta que se establezca un nuevo líder del Partido Conservador.

Deja a una nación sumida en la incertidumbre política y económica, y que aún muestra las tensiones de la salida del Reino Unido de la Unión Europea —un triunfo singular, aunque profundamente divisivo— mientras enfrenta una inflación creciente, una recesión potencial y la amenaza de una acción industrial generalizada. Los conservadores van detrás del Partido Laborista en las encuestas, y su pasada reputación de corrupción revivió bajo el mandato de Johnson.

Funcionarios dijeron anteriormente que Johnson quiere permanecer como primer ministro provisorio hasta octubre. Ya sea que su partido le permita o no permanecer en el cargo tanto tiempo, los posibles sucesores ya se están alineando. Entre ellos se incluye a la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss; a la ministra de Comercio, Penny Mordaun; al secretario de Defensa, Ben Wallace; al nuevo canciller, Nadhim Zahawi; así como a Sunak y al exministro de Salud, Sajid Javid, quienes renunciaron al gabinete el martes. Es probable que el número aumente.

La posición de Johnson se volvió insostenible el miércoles después de un intenso día en Westminster, en el que fue confrontado por parlamentarios conservadores y le pidieron su renuncia en la Cámara de los Comunes, sumado a que una delegación de ministros del gabinete se dirigió a Downing Street para decirle que su tiempo se había acabado. Para el jueves, cuando incluso sus nuevos nombramientos le pedían que se fuera, Johnson admitió la derrota.

Es un final humillante para una carrera política que incluyó su aplastante victoria electoral en diciembre de 2019 con la promesa de “terminar con el brexit”. Ese fue el punto culminante para un primer ministro que idolatraba al líder británico de los tiempos de guerra, Winston Churchill, cuyo mandato se vio fatalmente socavado por escándalos constantes que erosionaron la reputación de probidad de Downing Street.

Las preocupaciones sobre el liderazgo de Johnson habían estado creciendo durante semanas y el 6 de junio sobrevivió por poco a un voto de confianza entre los parlamentarios conservadores.

Quienquiera que lo reemplace, heredará una economía golpeada por una crisis del costo de vida a medida que la inflación se acelera al máximo en cuatro décadas.

El malestar entre los trabajadores ya se está avivando a medida que el personal ferroviario, los trabajadores postales, los maestros y los abogados litigantes declaran huelgas o debaten sobre cómo hacerlo, lo que genera paralelismos con la década de 1970 y la combinación de precios descontrolados y paros laborales de la época.

El nuevo líder también tendrá que reparar un partido fracturado que luce cansado después de 12 años en el poder y que sufrió mientras la Administración de Johnson se tambaleaba de una crisis a otra. Y tendrán que enmendar las relaciones con la UE que se han visto tensas hasta casi el punto de ruptura por las amenazas de Johnson de incumplir el acuerdo de brexit que negoció.

Su sucesor deberá encontrar formas de obtener un apoyo similar del “Muro Rojo”, especialmente debido a que Johnson luchó por cumplir su promesa de campaña de “subir el nivel” de la economía británica. También tendrán que recuperar la confianza de los conservadores tradicionales de las zonas rurales y del sur que abandonaron el partido en masa a favor de los demócratas liberales en tres elecciones especiales en poco más de un año.

La buena noticia para el nuevo residente del número 10 de Downing Street es que no habrá elecciones generales hasta 2025.

Los éxitos de Johnson incluyen el despliegue rápido de una vacuna contra el coronavirus, la vacuna AstraZeneca desarrollada en el Reino Unido. También ganó elogios por el apoyo militar y financiero de Gran Bretaña a Ucrania mientras lucha contra Rusia, lo que le valió elogios del presidente Volodímir Zelenski.

No obstante, a final de cuentas, la sensación de escándalo prevaleció sobre todo lo demás.

Los malos resultados en las votaciones locales de mayo, seguidos de dolorosas derrotas en dos elecciones especiales en junio, ofrecieron evidencia a sus partidarios más acérrimos de que Johnson estaba pasando de ser un ganador de votos a un pasivo electoral.

Nota Original:

Boris Johnson Quits After Months of Scandals Hammer UK Tories

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.